Portada

Número 5

Julio 2016

Sri Lanka

Sri Lanka

Bendecida por la naturaleza

La ola más temida del mundo

Aventura

Londres quiere ser Manhattan

Tendencias

Bailando en las calles de La Habana

Cultura

Sumario

Magazine

Sumario

Sumario

Número 5

Sri Lanka

Bendecida por la naturaleza

Conoce qué templos budistas, playas de ensueño y ciudades coloniales esconde la exhuberante naturaleza de la ‘isla resplandeciente’.

Malik j. Fernando

“El té de Ceilán ha sido la savia de Sri Lanka”

Para encontrar un guía de Sri Lanka buscamos en sus famosas plantaciones de té de Ceilán. Malik Fernando es un pionero del turismo del té. Ha creado Ceylan Tea Trails, una cadena de pequeños alojamientos de lujo en los históricos edificios de las plantaciones.

Aventura

La ola más temida del mundo

Entrar en el tubo de Teahupoo es un sueño para cualquier surfista. Salir erguido de esta ola tahitiana ya es otra cosa.

Tendencias

Londres quiere ser Manhattan

Desde las cúpulas de las catedrales hasta los imponentes rascacielos, el ‘skyline’ de Londres es conocido en el mundo entero. ¿Qué es lo próximo que le espera al paisaje londinense?

Gastronomía

El ‘bouquet’ de Burdeos

Celebramos la nueva excusa para dejarse seducir por el ‘charme’ de Burdeos.‘La Cité du Vin’, una maravilla arquitectónica que ofrece un merecido homenaje al vino de estas tierras.

Playas

‘Crazy in love’ en Hvar

Le hace la competencia a Ibiza y Saint-Tropez y hasta Beyoncé busca inspiración en sus costas. El destino de moda está en Croacia y huele a lavanda.

Cultura

Bailando en las calles de La Habana

Las ciudades son sus personas. Y para el fotógrafo Omar Z. Robles, son sus bailarines. Les fotografía realizando piruetas en un callejón o un paso de cebra de Nueva York o La Habana.

Top 6a

Los mejores jardines botánicos del mundo

Además de su labor científica y divulgativa, estos espacios verdes son un placer para la vista.

Travelbeats

Aquí te esperan los hoteles y restaurantes de moda, las galerías más rompedoras, nuevas aperturas y los lugares más ‘it’ del planeta.

Bazar

¿Te vas de viaje? Antes de cerrar la maleta, asegúrate de que no se te han olvidado nuestros imprescindibles.  

Equipo

El Contenido de la presente publicación digital (www.passenger6a.com) ha sido proporcionado por CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK S.L., con domicilio en C/ Santiago Bernabeu, 10, 3º - B, Madrid 28036 y CIF B-82065137 (en adelante, “TRAVELVIEW”). 

TRAVELVIEW es el titular de todo el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada.

TRAVELVIEW ha elaborado el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada, a título meramente informativo, siendo responsables los Usuarios de informarse y cumplir con los requisitos necesarios para realizar cualquier viaje (en cuanto a pasaporte, visado, vacunas, etc.).

TUI Spain S.L.U, sociedad domiciliada en la Calle Mesena, 22, 2º Derecha, 28033 – Madrid (España), es el cesionario en exclusiva de dicho Contenido.

Por ello, solamente se encuentra permitida la visualización y carga para uso personal y no comercial del Contenido de la publicación digital. En ningún caso, los Usuarios podrán transferir dicho Contenido a terceras personas o entidades. Igualmente, se encuentra expresamente prohibido copiar, distribuir, modificar, reproducir, trasmitir, publicar, ceder o vender el Contenido alojado en la publicación digital, así como crear nuevos productos o servicios derivados del Contenido de la publicación digital.\n

El Contenido de la presente publicación digital (www.passenger6a.com) ha sido proporcionado por CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK S.L., con domicilio en C/ Santiago Bernabeu, 10, 3º - B, Madrid 28036 y CIF B-82065137 (en adelante, “TRAVELVIEW”). TRAVELVIEW es el titular de todo el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada. TRAVELVIEW ha elaborado el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada, a título meramente informativo, siendo responsables los Usuarios de informarse y cumplir con los requisitos necesarios para realizar cualquier viaje (en cuanto a pasaporte, visado, vacunas, etc.). TUI Spain S.L.U, sociedad domiciliada en la Calle Mesena, 22, 2º Derecha, 28033 – Madrid (España), es el cesionario en exclusiva de dicho Contenido. Por ello, solamente se encuentra permitida la visualización y carga para uso personal y no comercial del Contenido de la publicación digital. En ningún caso, los Usuarios podrán transferir dicho Contenido a terceras personas o entidades. Igualmente, se encuentra expresamente prohibido copiar, distribuir, modificar, reproducir, trasmitir, publicar, ceder o vender el Contenido alojado en la publicación digital, así como crear nuevos productos o servicios derivados del Contenido de la publicación digital.

Javier García

Director Editorial

Jorge Martín

CMO

Pablo Olmos Adamowich

Director Creativo

Carmen Ovalle

Redactora Jefa

Lucía Martín

Redactora

Guadalupe Rodríguez

Redactora

Amanda Franco

Redactora

Erika González

Redactora

Elena Arranz

Redactora

Patricia Gardeu

Redactora

Alejandra Abad

Redactora

Carmen Domenech

Directora de Cuentas

Clara Gil

Directora de Cuentas

Nuria Cabot

Directora de Marketing

Ana García

Directora de Estrategia Internacional

Aurelio Cabra

Community Manager

José António Alves

Editor de Contenidos Internacionales

Cova García

Diseñadora

Álvaro Calleja

Director Técnico

Santiago García

Director de Desarrollo

Roberto González

Programador

Sergio Cieza

Programador

Natalia García

Programadora

Carlos Luján

Editor Gráfico

Beatriz Iznaola

Ejecutiva de cuentas

Laura García

Ejecutiva de cuentas

Reportaje - Bali

Magazine

Destino

Sri Lanka

Bendecida por la naturaleza

Texto

Guadalupe Rodríguez/Guillermo Cantero

Kreativa Visual

Kreativa Visual

Conoce qué templos budistas, playas de ensueño y ciudades coloniales esconde la exuberante naturaleza de la ‘isla resplandeciente’.\n

N

ada más llegar a Colombo, la capital, decidimos romper la barrera del picante. No se nos durmió la boca, como nos sucedió camino a la ciudad de Kandy, pero nuestra primera incursión en la cocina local fue suficiente para entender por qué las calles de Sri Lanka huelen a especias. La canela, la vainilla, y sobre todo el té, son las verdaderas joyas de esta ‘isla resplandeciente’ en forma de lágrima situada en el oceáno Índico. La plaga de hongos que terminó con sus plantaciones de café a mediados del siglo XIX fue el comienzo de la producción de té en Sri Lanka. El té que aquí se produce es conocido en todo el mundo como té de Ceilán, el nombre con el que los ingleses bautizaron a la isla en 1796.\n

El té que aquí se produce es conocido en todo el mundo como té de Ceilán.

El té marcó la topografía de la isla. Los elefantes autóctonos se utilizaron para deforestar más de 200.000 hectáreas de terreno donde cultivar las plantas de té importadas de China. Las plantaciones se concentran, sobre todo, en las colinas del centro de la isla, en Nuwara Eliya, donde el fresco y húmedo clima es más propicio. La mermada población de elefantes vive ahora en los numerosos parques naturales, como los de Yala y Udawalawe. Conviven allí con monos, búfalos, serpientes, ciervos, aves, leopardos y hasta dragones de Komodo. No es difícil ver a estos gigantescos lagartos bañarse en los ríos junto a las carreteras.\n

\n

El tren es una buena opción para recorrer las plantaciones de té. Aunque podemos tardar cuatro horas en hacer 100 km. También las vías del ferrocarril se utilizan para desplazarse a pie. Nosotros utilizamos el tren varias veces. Entre ellas, para llegar a la costa. En Galle, Unawatuna, Welligama y Matara, al sur de la isla, encontramos playas donde los turistas hacen surf, bucean o contratan embarcaciones para avistar ballenas. Los pescadores lanzan sus redes subidos en zancos al amanecer y atardecer. Tras ayudarles a recoger las redes, les compramos uno de los peces recién pescados. Lo cenamos allí mismo, acompañado por arroz y fideos, preparado por los propios pescadores. Cerca de Matara se encuentra el faro de Dondra. Es el punto más meridional de la isla y desde lo alto se obtiene una buena vista de la zona. Otro destino de playa, donde se agrupa un gran número de resorts e instalaciones deportivas, es Bentota, cerca de Colombo. Al este de Sri Lanka, Arugam Bay, Triconmalee y Pigeon Island son el objetivo de los aficionados al buceo y al surf.\n

\n

\n

\n

\n

\n

Donde apunta la moda

Del Soho madrileño hablan las guías de viaje cuando se refieren a Chueca. La terraza del hotel Room Mate Oscar al lado de Gran Vía, el mercado de abastos orgánico El Huerto de Lucas y el obrador ecológico La Magdalena de Proust son tres motivos suficientes para que nadie ose disputarle el trono de barrio más cosmopolita.  \n

\n

\n

\n

Cinco siglos de tradición budista

La población de Sri Lanka es una mezcla de razas y culturas de origen mayoritariamente tamil, procedente del sureste de la India. El 90% de los habitantes son budistas. Por ello, se encuentran repartidos por todo el país cientos de templos budistas, donde se depositan ofrendas, muy agradecidas por los monos. Algunos tan curiosos como el templo de Tissa Dagoba, construido hace 1.800 años junto a un lago. En él se veneraba un desaparecido diente de Buda. La influencia de las creencias budistas es visible también en el número de niños monjes y en las escuelas que nos encontramos. \n

Además del tren, el transporte más común de la isla, y no solo para distancias cortas, es el tuk tuk. Estos triciclos motorizados sortean el bullicioso tráfico de la capital, donde los pitidos de los coches son parte de su melodía diaria. Eso sí, antes de alquilar uno, es imprescindible regatear. Como también lo es para comprar un zumo de papaya, mango o de cualquiera de las fragantes frutas que se encuentran en los abigarrados mercados, como el de Pettah en Colombo. En este mercado, solo apto para intrépidos, la amabilidad de la gente contrasta con el ritmo frenético de la vida en la capital.\n

Al igual que en Colombo, el pasado colonial de la isla, regida por portugueses, holandeses e ingleses durante varios siglos, ha dejado su huella en la arquitectura de otras ciudades como Kandy, Dambulla o Polonnaruva. La influencia occidental convive con los templos budistas. Uno de los más destacados es el Templo de Oro de Dambulla, un conjunto religioso erigido en el interior de cuevas con 153 estatuas de Buda.

No muy lejos de allí, decidimos visitar el que es el vestigio arqueológico más espectacular. Las ruinas del antiguo palacio de Sigiriya, construido en el siglo V, se encuentran al pie y en la cima de la una roca de 370 metros de altura formada por el endurecimiento de la lava de una erupción volcánica. Pero quisimos hacerlo de otra forma. Elegimos ver Sigiriya desde Pidurangala, la montaña que se alza enfrente. La subida es una mezcla de escalada, evitando rocas sueltas y saltos de agua, e interminables escaleras. Sin duda, ver cómo Sigiriya nace de la jungla y parece esconderse en las nubes es una de las sensaciones más impactantes del viaje.

Los que no tienen miedo a las ascensiones visitan también otra de las joyas naturales de Sri Lanka, el Pico de Adán, una montaña en forma de cono de 2.200 metros de altitud. El camino está iluminado para facilitar el ascenso, que se realiza por la noche. Además de una vista inigualable de los alrededores, la recompensa de subir miles de escalones durante tres horas, es ver la huella en piedra dejada por, según cada creencia, Adán, Shiva o Buda. Presenciar el amanecer desde lo alto es una vista muy apreciada. Aunque no llegue a vislumbrar el acantilado del vecino Parque Nacional Llanuras de Horton conocido como ‘el fin del mundo’. Quizás tengan razón las leyendas y Adán pisó realmente este país. La vista de este bosque nuboso nos ha parecido el paraíso.\n

Té de Ceilán

El clima cálido y húmedo de Sri Lanka permite que las plantaciones de té produzcan durante todo el año tanto té negro como verde y el apreciado blanco. La mayor de las plantaciones se encuentran en las montañas del centro y el sur del país, a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar. Pero también se localizan plantaciones, de variedades de té indias, en las llanuras costeras. Los tés más apreciados de Ceilán son el Nuwara Eliya, Uva Highlands y Dimbula. La recogida y manufactura a mano del té es una forma de vida para muchas familias de la isla.\n

\n

Los que no tienen miedo a las ascensiones visitan también otra de las joyas naturales de Sri Lanka, el Pico de Adán, una montaña en forma de cono de 2.200 metros de altitud. El camino está iluminado para facilitar el ascenso, que se realiza por la noche. Además de una vista inigualable de los alrededores, la recompensa de subir miles de escalones durante tres horas, es ver la huella en piedra dejada por, según cada creencia, Adán, Shiva o Buda. Presenciar el amanecer desde lo alto es una vista muy apreciada. Aunque no llegue a vislumbrar el acantilado del vecino Parque Nacional Llanuras de Horton conocido como ‘el fin del mundo’. Quizás tengan razón las leyendas y Adán pisó realmente este país. La vista de este bosque nuboso nos ha parecido el paraíso.\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

Inquietud cultural

El arte está en la calle, y bajo ella. Las lámparas diseñadas por Ingo Maurer iluminan algunas de las estaciones de metro más llamativas de la ciudad y la subterránea corriente cultural alternativa. Jordi Orts guía a los turistas por los palacios, pero también por la ciudad los barrios más animados, donde señala la calle donde vivió Freddie Mercury, el líder del grupo Queen. “En los ochenta, Munich vivió una especie de movida alrededor del estudio de grabación Musikland. Vinieron a grabar los artistas más importantes. Pero al caer el muro los creadores se trasladaron a Berlín, donde las propiedades eran más baratas”, explica”.

La inquietud cultural no se ha mudado. Antiguas instalaciones industriales como Import Export, Muffatwerk o Kultfabrik acogen ahora una programación polifacética de conciertos de diferentes estilos, mercadillos, obras de teatro, exposiciones, recitales de poesía... Todo tiene cabida. Hasta una ola artificial en un canal del río Isar para que los amantes del surf se entretengan durante los domingos invernales. Niels Jäger lo resume así: “La ciudad ha cambiado mucho en los últimos años. Munich está ahora preparada para abandonar la convencionalidad”.\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

En Turquía tienen una palabra para definir esos momentos en los que uno se dedica a sí mismo: ‘keyif’.

\n

\n

Entrevista - Cok Ratih

Magazine

Entrevista

“El té de Ceilán ha sido la savia de Sri Lanka”

PASAJERO DEL MES

MALIK J. FERNANDO

Para encontrar un guía de Sri Lanka buscamos en sus famosas plantaciones de té de Ceilán. Malik Fernando es un pionero del turismo del té. Ha creado Ceylan Tea Trails, una cadena de pequeños alojamientos de lujo en los históricos edificios de las plantaciones.\n

¿Cómo fue para usted crecer en una familia dedicada al té? ¿Se planteó dedicarse a otra profesión?\n

Crecer en una familia que tiene té corriendo por sus venas ha sido, como mínimo, interesante. Mi padre Merril, que tiene 85 años, es el catador de té en activo más veterano del mundo, hasta donde yo conozco. Es la única profesión que he considerado seguir y espero que mis hijos también.\n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

\n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

En un artículo publicado en Monocle en 2014 escribiste que “Madrid está experimentando una extensa transformación”. Cómo ha cambiado la ciudad?\n

Si pienso en cómo era cuando vine la primera vez, en 2005 o 2006, ha cambiado completamente. La crisis hizo que la gente se parara a pensar e hiciera cosas nuevas. Muchas personas que no encontraban trabajo decidieron abrir su propio negocio y dedicarse a lo que les gustaba. Creo que esto se nota por toda la ciudad.

Por ejemplo, Kike Keller, uno de los dueños del lugar donde estamos, trabajaba en el mundo de cine y decidió abrir este asombroso estudio, que también es una sala de exposiciones y un bar, para vender los muebles que diseña. Hay muchos lugares así por toda la ciudad. Ha habido una explosión de energía creativa.\n

 ¿Cuál es el mayor atractivo de Madrid? \n

Creo que es el hecho de que nadie es realmente de Madrid, por lo que todos los que viven aquí acogen bien a cualquier sin importarles su aspecto o de donde sea. Quizás sea porque hay pocos ‘gatos’, como se conoce a los madrileños de tercera generación. Esto te ayuda a integrarte. Puedes haber vivido aquí solo durante seis meses y considerarte un madrileño, sin que nadie te lo eche en cara. Además, aunque es la tercera ciudad más grande de Europa, sigue siendo como un pueblo.  
 \n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

Su empresa tiene un hotel en la plantación. ¿Existe un turismo del té?\n

El turismo de té es muy importante. Nosotros, con Ceylan Tea Trails, hemos sido pioneros. Abrimos las haciendas a turistas de todo el mundo que quieren conocer el ‘País del Té’, y alojarse en una plantación en lugar de en un hotel. Pueden conocer a la gente, aprender sobre el proceso del té, dar paseos en bici... es algo único. En 2004 reacondicionamos como alojamientos de lujo cuatro de los bungalows de dos plantas originales de la plantación británica. En 2016 inauguramos Dunkeld, un bungalow de los años 20, que hemos convertido en un hotel de lujo de 26 habitaciones. Pertenece a la prestigiosa cadena French Relais and Chateaux Asociation.\n

¿Qué lugares relacionados con la historia o la producción de té recomienda visitar?\n

Recomendaría explorar las cuatro zonas de Sri Lanka donde se produce té: la costa del sur; Ratnapura, famosa por sus piedras preciosas; las montañas del centro, donde está Tea Trails; y Nuwara Eliya, la zona de producción de mayor altura, a 1.200 metros de altitud. Alrededor de Colombo también existen varios salones de té muy de moda donde suelen ir los jóvenes. La subasta del té se celebra los martes y los miércoles. Es bastante espectacular, pero es necesario un permiso especial. También se pueden visitar las fábricas de té, como la de Dilmah. Probar el té en los salones y con la gastronomía de Sri Lanka, conocer su proceso de fabricación y dónde se cultiva son algunas de las experiencias relacionadas con el té que un turista puede disfrutar.\n

¿Es un país con una riqueza natural especialmente rica?\n

La naturaleza ha sido amable con nosotros. Lo importante es que el país no ha cambiado mucho y permanece inmaculado a la vez que acogedor. Diría que es un país muy bello, con tantas zonas de valor ecológico, desde el ‘País del Té’ a las playas de la costa este y las mejores, las playas tropicales del sur. En el centro están las ruinas de las antiguas ciudades y los parques nacionales donde encuentras leones, elefantes... Realmente estamos bendecidos por la naturaleza.\n

¿Qué importancia tiene la industria del té en Sri Lanka?\n

El té es algo único en Sri Lanka. Ha sido la savia de este país. Ha sido esencial en su desarrollo. Es la industria que creó verdadera riqueza, los bancos, las aseguradoras, los puertos marítimos para el transporte... Fue la primera hasta los últimos 15 o 20 años, cuando se han desarrollado otras industrias, principalmente la textil. Cuatro millones de personas dependen del té para su subsistencia, lo que supone el 20% de la población del país.\n

¿Por qué el té de la isla es tan apreciado?\n

Debido al clima. Los monzones del Sudoeste y del Noreste son los que conceden las importantes características al té. Como sucede con el vino, el ‘terroir’ marca el té: de una plantación a otra cambia dramáticamente el sabor y el estilo. ¿Por qué es tan único? Debido a su sabor singular, ácido y dulce. El té en otros países se caracteriza por su color, cuerpo o fuerza, pero el sabor único del té de Ceilán es muy difícil de imitar. Por eso es tan famoso. Lo seguimos llamando con el que fue el nombre del país hasta 1972, porque es así como se ha promocionado en todo el mundo desde los años 20.\n

¿Cómo es el proceso de producción y manufactura del té?\n

Es un proceso muy artesanal. Utilizamos maquinaria de cien años de antigüedad pero, sobre todo, trabajo manual. Primero se recogen a mano las hojas de cada campo cada cinco o siete días, pero solo las últimas que han crecido en lo alto de la planta. Luego se elimina la humedad con aire caliente durante doce horas. Después, se enrollan para que comience su fermentación. El proceso termina secándolas hasta obtener la textura que todo el mundo conoce. Por último, se clasifica según el tamaño de las hojas y luego se empaqueta y envía a todo el mundo. En total, el proceso dura unas 20 horas.
 \n

Madrid dispone de una gran variedad de lugares para comer. ¿Qué te gusta más?\n

Prefiero ir a casas de comida casera donde ofrecen auténticas tapas bien hechas sin muchas pretensiones. Me gusta llevarles a estos lugares porque solo los puedes encontrar aquí.\n

\n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Cuál es su ideal de hacer ‘keyif’?\n

¡Yo misma soy ‘keyif’! Mi percepción de la vida es muy de comer y descubrir nuevos sabores… Me gusta coger el ferry entre los continentes y alimentar a las gaviotas, que son un gran símbolo de esta ciudad. Me gusta ir a las terrazas de los edificios en la zona de Taksim y Beyoglu y disfrutar de una copa, como en el club 360. Pero también visitar la península histórica, porque es donde el misterio y la historia se encuentran. O ir a las Islas del Príncipe, porque son una parte única de Estambul.\n

¿Te gusta también la zona de las tiendas de lujo y los edificios señoriales?\n

Lo que me gusta de Madrid es que cada barrio tiene su propia personalidad. También me gusta el tradicional carácter castizo que puedes encontrar en Chamberí o Barrio de Salamanca.  \n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

\n

\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

Estamos en el Southbank Centre, uno de los centros culturales más activos del país. Hoy vibra más que nunca. Esta noche se entregan aquí los premios BAFTA y la ciudad respira elegancia y el glamour. El ambiente es similar al festival de Cannes, donde estuvo Kiren Jogi en 2008 para asistir a la proyección de ‘Veiled Existence’. En ella interpretaba a una mujer india que se mudada a Gran Bretaña. En la vida real tomó el camino inverso: cambió Inglaterra por Bollywood. Debutó en la mayor industria cinematográfica del mundo con ‘Ghajini’ (2008), la versión hindi del ‘Memento’ de Nolan. Se convirtió en la película más taquillera del año en la India. Desde entonces, sus rodajes la han llevado hasta Estambul, Bangkok, Singapur o París.\n

Desde la terraza del Southbank Centre vemos el Big Ben, el London Eye y el Parlamento. Kiren nos cuenta que por las tardes este ‘roof garden’ se llena de gente guapa bebiendo mojitos en el césped. No es el típico ‘afterwork’ londinense, más conocido por las pintas en el pub que por sus ‘rooftops’, pero aquí todo es posible. Londres tiene muchas caras. Kiren Jogi también. Es actriz, directora, productora y guionista. Actualmente se encuentra inmersa en una serie de televisión que transcurre paralela a su vida: una actriz inglesa de origen indio que dirige una productora bollywoodiense en Inglaterra. “Es un poco autobiográfica, pero yo no estoy tan loca como ella” explica riéndose.

La fusión entre ambos mundos ha marcado su carrera. Su productora Indian London Film Company también bebe de este mix de culturas. “Es la unión perfecta entre Oriente y Occidente, en un matrimonio que ningún padre podría rechazar” anuncian, atrevidos, en su carta de presentación. Para Kiren Jogi, Londres sería la versión polígama de este enlace. “Aquí se fusiona Oriente, con Occidente, América, India, Europa, China… es como el laboratorio del mundo”. Para conocer este Londres multicultural, lo tiene claro: “Viaja. Dedica un día a conocer la periferia. Allí encontrarás pequeñas ciudades y comunidades de gente venida de todas partes. Conocerás una ciudad del mundo”.  \n

Este es el aspecto que más le fascina de la capital inglesa. “Londres como ciudad inspira a cualquier persona creativa. Hay gente de todas partes y mucha energía en el espacio. Desde los monumentos y lugares turísticos, su arquitectura o sus teatros, hasta un pequeño café en un callejón lateral”. La perspectiva que tiene a su espalda le da la razón. A la izquierda, el Londres clásico y monumental, el que fascina a turistas de todas las nacionalidades. A la derecha, el sofisticado, el de las galerías de arte y los rascacielos de diseño. La ponemos en un aprieto y le pedimos que elija un plano que capte la esencia de este Londres efervescente y cambiante. “South Bank creo que describe por completo la ciudad: el ambiente cosmopolita y lo tradicional, la cultura, la vitalidad… Aquí tienes el National Theatre, el Parlamento y sitios turísticos. Todo en el mismo sitio”.\n

“Otro lugar que hay que ver es la catedral, bellísima, en la que se dice que hay una huella del diablo”, recomienda el tenor. La leyenda cuenta que el diablo se enfadó al ser engañado por el arquitecto, que le prometió construir una iglesia sin ventanas si no se entrometía en las obras. “Quizás es cierto”, bromea.

Paolo Fanale completa su recorrido por los atractivos de Munich con una recomendación gastronómica: “Todo el que venga debe comer un pretzel y beberse una cerveza. Son los mejores del mundo”. Reconoce que mantener una disciplina física es muy importante en su trabajo. Pero no puede decir que no a una buena cerveza. ¿Otro pacto con el diablo?  \n

Woody Allen también eligió la orilla sur del Támesis para su ‘Match Point’ y la actriz Katrina Kaif incluso paseó descalza por el Millenium Bridge en ‘Namastey London’. Londres es el escenario escogido por miles de películas cada año. Desde clásicos como Notting Hill o Bridget Jones a la última de Gerard Butler y Morgan Freeman, ‘Objetivo: Londres’. Y no solo triunfa en Hollywood. La capital inglesa es el destino favorito de los directores de Bollywood en Europa. Para Kiren, las razones son obvias. “Cuando ruedas una película en Londres, especialmente en las de Bollywood, es siempre sobre el amor. La ciudad tiene ese sabor a nuevo y refrescante, a enamorarse”.

Lo suyo con Londres es un romance a largo plazo. Vivió aquí durante los meses que duró la obra ‘Anita y yo’, en el Theatre Royal Stratford East. “Formar parte de algo así en el corazón del hogar del teatro fue una experiencia fantástica. Londres siempre ha sido ‘ese lugar’. En el momento en que entras en el metro, todo gira en torno al teatro. Todo está lleno de pósters de las obras que hay en cartel, desde producciones pequeñas a montajes a gran escala”. También en el West End, por donde paseamos después de la entrevista. El sol no nos da tregua, pero a Kiren no se le borra la sonrisa. “No hace tanto calor como en Bombay”, dice mientras sorbe un café con hielo.

Todavía viaja a menudo a la ciudad india, pero mientras está aquí, siempre puede acudir a Southall. “Es como la mini-India de Londres”. Cuando le preguntamos por el restaurante indio más auténtico confiesa entre risas que todavía no ha encontrado ninguno (a pesar de que en Gran Bretaña hay más de 9.000 restaurantes indios, dos por cada restaurante chino). Pero nos da una pista: la calle Broadway, en Southall. “Si bajas andando por esa calle, puedes probar jalebis, un dulce típico de la India, y conseguir todo el sabor de Bombay, Delhi o Punjab”. Para una persona creativa como Kiren, la comida también es fuente de inspiración. “Todo lo que se cruza en mi camino me inspira”. Y más en Londres.\n

\n

\n

\n

¿Es un país con una riqueza natural especialmente rica?\n

La naturaleza ha sido amable con nosotros. Lo importante es que el país no ha cambiado mucho y permanece inmaculado a la vez que acogedor. Diría que es un país muy bello, con tantas zonas de valor ecológico, desde el ‘País del Té’ a las playas de la costa este y las mejores, las playas tropicales del sur. En el centro están las ruinas de las antiguas ciudades y los parques nacionales donde encuentras leones, elefantes... Realmente estamos bendecidos por la naturaleza.\n

¿Cómo es la gente de Sri Lanka?\n

Los turistas están de acuerdo en que es un hermoso país, pero lo más importante es el carácter amistoso de la gente. Creo que es su característica más destacada.\n

¿Qué le recomendaría a un visitante de otro país que viene por primera vez?\n

Sri Lanka es como seis países en uno. La zona que habría que visitar primero es el Triángulo de la Cultura alrededor de Sigiriya y las ruinas de las antiguas ciudades. Después, el ‘País del Té’ y las playas del Sur. Estas tres zonas son obligadas. Si tienen más tiempo, las playas de la costa este.\n

¿Cómo es la gastronomía de Sri Lanka?\n

Nuestra cocina es muy picante, pero diferente de la India y no tan conocida. El plato más característico es el ‘pot sambola’, una receta muy especiada con coco, cúrcuma, canela y nuez moscada. También hay una gran variedad de panes (‘rotis’), crepes (‘appa’) y curries vegetales. Es una deliciosa sorpresa para las personas que nos visitan por primera vez.\n

¿Qué plato maridarías con una taza de té?\n

Para el clásico té de Ceilán elegiría un ‘kottu roti’, una mezcla de tortillas con vegetales, pollo y especias. Es un clásico de la comida callejera nocturna. La astringencia del té limpia el paladar en cada bocado. Es una combinación perfecta.\n

RESERVA LAS HISTORIAS DE PASSENGER6A

Reserva

las historias de Passenger6A

Aventura

Magazine

Aventura

La ola más temida del mundo

Entrar en el tubo de Teahupoo es un sueño para cualquier surfista. Salir erguido de esta ola tahitiana ya es otra cosa.

 \n

E

s el paseo de la fama para un surfista. La izquierda más arriesgada, un atractivo irresistible para los más osados y experimentados. Pocos se atreven a enfilar Teahupoo, menos consiguen salir de pie; su potencia y velocidad la convierten en la ola más difícil del mundo.


 \n

Entre dos y cinco millones de años se calcula su origen, pero si nos basamos en su descubrimiento es apenas un bebé. Howard y Deb Limbert, una pareja de espeleólogos británicos, organizan una expedición a Vietnam en 1990. Trece viajes se suceden desde entonces culminando en 2009, cuando se realiza la primera expedición a Son Doong. No la hubieran sacado de su letargo de no ser por Ho Khanh, un granjero local que cazó durante años en la zona y se escondió por casualidad en las cueva para protegerse de la lluvia. Aún así, Son Doong es esquiva, hacen falta tres expediciones con ayuda de Ho Khanh para encontrarla. Los bosques y la densa vegetación la convierten en una fortaleza casi inexpugnable.\n

Foto: Brian Bieldman

Las islas que conforman Tahití son las cumbres emergidas de antiguos volcanes, por eso la profundidad del océano es ya kilométrica cerca de la orilla.

\n

“¿Cómo íbamos a surfear eso? ¡Era una locura!”. La leyenda del surf Dylan Longbottom estaba presente aquel 27 de agosto de 2011 en Tahití durante el Campeonato del Mundo de Surf (WSL). Aquel día se levantaron las olas más altas que se han visto en Teahupoo, alcanzando 10 metros, el doble de lo habitual. La Marina Nacional Francesa había asignado a la zona código rojo doble; estaba prohibido, bajo amenaza de arresto, entrar en el agua. La ola llegaba con furia.\n

\n

Aquí sobrevive el ‘tow-in surf’

Hace una década que el ‘tow-in surf’ pasó de moda. En esta modalidad, motos de agua, ‘jet skis’ o incluso helicópteros remolcan al surfista hasta la entrada de la ola, dándole un impulso que le permite efectuar maniobras más espectaculares. Pero en Teahupoo, dado su ímpetu, sigue siendo un ‘must’.\n

Las hermanas pequeñas de Son Doong

El Parque Nacional Phong Nha-Kẻ Bàng, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, alberga en sus 85.000 hectáreas otras cuevas que merecen una visita como Phong Nha y Thien Duong. Estas cuentan con pasarelas de madera acondicionadas para el turista.\n

© Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

‘Cuidado con el dinosaurio’ o ‘la Mano del Perro’ son los nombres de algunas áreas de la cueva.

\n

La galería mide unos 90 metros de ancho y está a casi 240 metros de altura. Incluso se aprecian las nubes en el techo.

Un paisaje que parece de otro mundo pero que tiene una explicación terrenal. La erosión del agua del río sobre la piedra caliza provocó que el techo se derrumbara creando gigantescos tragaluces y dando lugar a una frondosa vegetación con su propio microclima. Uno de sus fenómenos más curiosos son las llamadas ‘perlas de las cavernas’, formadas por las capas de calcita que el agua ha dejado en la arena. Están presentes en otras cuevas, pero su tamaño suele ser el de una canica. En Son Doong llegan a convertirse en esferas casi perfectas del tamaño de pelotas de tenis.

Con el fin de preservar la integridad de la cueva, el gobierno vietnamita restringe el acceso y solo permite la visita de unas 200 personas al año. Oxalis Adventure Tours ofrece a los turistas aventureros la posibilidad de embarcarse en una expedición. 3000 dólares es lo que cuesta plantar el pie en territorio virgen y convertirse en un punto diminuto de la cueva más grande del mundo.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

Además de su propia jungla, Son Doong cuenta también con un río.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

En Son Doong hay espacio suficiente como para albergar una manzana de edificios de 40 pisos.

\n

Su potencia y velocidad la convierten en la ola más difícil del mundo

El récord lo tiene el irlandés Thomas Maguire, quien completó la carrera en 3 horas, 36 minutos y 10 segundos.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

\n

\n

\n

\n

Para algunos de los participantes en el campeonato esa expectativa de peligro no hizo más que provocar sus ganas de cabalgarla, aunque el miedo estaba presente. “Era aterrador, podíamos morir ahí”, aseguraba Longbottom. A pesar de los temores y desoyendo las instrucciones de las autoridades, él y otros cuantos intrépidos se echaron a la mar.

“Surfear esa ola y salir de ella es una experiencia que ningún dinero puede pagar”, confesaría el surfista una vez terminada una jornada que quedó grabada en la historia del surf. Lo que ocurrió allí fue tan épico que todavía se habla de ello y dio lugar al documental, “Código rojo”.

Pipeline (Hawái) y Mavericks (California) son otras olas célebres, pero ninguna es comparable a Teahupoo, por su peligrosidad y forma. Su nombre significa “muro de calaveras” y proviene de un antiguo rey tahitiano temido por su afición a coleccionar cabezas. Teahupoo nace cerca del canal de Havae, 70 kilómetros al sureste de Papeete, la capital de Tahití. Allí, 700 metros mar adentro, rompe sobre un arrecife de coral con forma de media luna que vigila de cerca a los surfistas que lo sobrevuelan.


 \n

Foto: Brian Bieldman

Los surfistas pueden pasarse hasta tres horas en el agua esperando a que llegue su turno para enfilar la ola.

\n

Foto: Brian Bieldman

Unas 20.000 personas practican surf en aguas polinesias cada año.

\n

Uno de los elegidos

El fotógrafo Ryan Deboodt, especializado en reportajes de aventura y viajes, sobre todo en la zona de Vietnam, ha captado algunas de las mejores y más espectaculares imágenes de Son Doong con ayuda de un dron. \n

Biografía

Walter Astrada es un fotógrafo argentino, ganador de 3 premios World Press Photo. Lleva toda la vida viajando por trabajo. Ha cubierto noticias, incluyendo países en conflicto, y realizado reportajes sobre derechos humanos por todo el mundo: Guatemala, Bielorrusia, República Democrática del Congo… Ahora viaja por placer. Y para aprender.  \n

La profundidad del océano pasa bruscamente de 45 metros a 1,5, lo que provoca una virulenta ola que tiene casi más tubo que pared, y cuyo recorrido va desde los 50 a los 150 metros. De hecho, la peculiar anatomía de esta ola, por ser un tubo de principio a fin, no permite maniobras, así que en competición sólo puntúa el tubo. 

Teahupoo se convierte en un ‘show’; durante la temporada, alrededor de ella se forma un ejército de embarcaciones, tablas, motos de agua, e incluso chiringuitos improvisados sobre las aguas. Es una batalla naval en la que se lucha por encontrar y mantener la mejor posición: los surfistas esperan sobre sus tablas el momento de entrar en la batalla y conquistar la cresta de la ola; los cámaras y fotógrafos se acercan al máximo para disparar los mejores planos; los turistas admiran emocionados, desde una balsa al pie de la ola.

Desde esa posición privilegiada observan a los desafortunados surfistas que no consiguen mantener el equilibrio y caen, padeciendo la violencia de la ola y la amenaza del arrecife bajo el agua. Cuando hay suerte, se extasían con los ‘riders’ que logran deslizarse sobre el agua hasta el final del tubo y aparecer de pie, con la sonrisa de quien ha cumplido un sueño y ha conquistado la ola más extrema de todos los océanos.\n

El lugar mas solitario sobre el hielo

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

Foto: Brian Bieldman

En Tahití se surfea todo el año pero la temporada más idónea va de abril a septiembre.

\n

Tahití, cuna del surf

En 1788 James Morrison, desertor del célebre buque HMS Bounty, escribía sorprendido sobre los tahitianos: “toman una plancha (…) y nadan hasta el nacimiento del oleaje, aguardan la formación de una ola, (…) y, acostándose sobre la plancha, se colocan en la cresta (…) y avanzan con ella con una rapidez extraordinaria”.


 \n

Dices que Internet y los aviones han “encogido” el planeta. ¿Por qué?

Puedes hacer la vuelta al mundo sin moverte, lo tienes todo en tu ordenador. Yo tardé cinco meses y medio de Barcelona a Vladivostok, en Rusia. En avión son unas diez horas. Para mí es como un tubo que te teletransporta. Te desplazas, pero no tienes la sensación de estar viajando. En diez horas de diferencia puede haber un cambio de 40 grados. Viajando por tierra, el cambio es mucho más paulatino. Por ejemplo, en este viaje, nunca he tenido jet lag, y he cambiado varias veces de huso horario.

Gracias a que este mundo es más pequeño y a Internet, muchos podemos seguirte y ‘acompañarte’ a través de tu web.

Los viajes hay que compartirlos. La web es como un diario visual. Antes contaba historias a través de imágenes, ahora también escribo. A veces es difícil contar algunas cosas con una foto. Por ejemplo, el olor de la India. Por eso escribí un post. Además, vendo las fotos que voy haciendo. Es una especie de ‘crowdfunding’. Si a la gente le gusta lo que estoy haciendo, pueden colaborar para que continúe mi viaje  \n

\n

Biografía

Walter Astrada es un fotógrafo argentino, ganador de 3 premios World Press Photo. Lleva toda la vida viajando por trabajo. Ha cubierto noticias, incluyendo países en conflicto, y realizado reportajes sobre derechos humanos por todo el mundo: Guatemala, Bielorrusia, República Democrática del Congo… Ahora viaja por placer. Y para aprender.

 \n

Foto: Walter Astrada

Un grupo de peregrinos llegan al templo de Lalita Ghat, construido en el siglo XIX por el Rey de Nepal.

\n

Foto: Walter Astrada

En el puerto de Kadıköy, en Estambul, además de pescado, los vendedores ambulantes ofrecen maíz y castañas a los viandantes.

\n

Foto: Walter Astrada

Turquía fue una de las paradas favoritas de su viaje. Pasó casi un mes recorriendo el país.

\n

Foto: Walter Astrada

La Georgian Military Road recorre los aproximadamente 200 kilómetros que separan la capital de Georgia de Vladikavkaz, en Rusia.

\n

Foto: Walter Astrada

Durante el mes de noviembre se celebra la feria de camellos de Pushkar. Es la feria de ganado más grande de Asia.

\n

Foto: Walter Astrada

“No tenia nada de experiencia haciendo off road, así que he ido aprendiendo a medida que avanzo. Ahora ya voy tomando los diferentes tipos de caminos con mucha mas confianza.”

\n

Tendencias

Magazine

Tendencias

Londres quiere ser Manhattan

Desde las cúpulas de las catedrales hasta los imponentes rascacielos, el ‘skyline’ de Londres es conocido en el mundo entero. ¿Qué es lo próximo que le espera al paisaje londinense?\n

La City ha sustituido a Canary Wharf como el hogar de los rascacielos londinenses.

\n

Proteger las mejores vistas

Los arquitectos no tienen completa libertad, como descubrieron los diseñadores del Cheesegrater. El edificio es triangular para que no ocultara la cúpula de San Pablo del paisaje. También garantiza que las vistas de San Pablo desde la colina del Parlamento en Hampstead, y desde Hampton Court Palace, a más de 16 kilómetros, permanezcan intactas.\n

E

l Gran Incendio de Londres arrasó la ciudad hace 350 años. Las imágenes de aquel fatídico 1666 muestran cuánto ha cambiado la ciudad. Igual de sorprendentes resultan las fotografias de su horizonte tomadas hace solo un par de décadas. En los últimos años, gracias al aumento de las inversiones extranjeras y un nuevo sentimiento de arrogancia, Londres ha abandonado su reticencia inglesa y ha imitado los gustos de Manhattan y Hong Kong aprendiendo a amar los rascacielos.

En su libro ‘Context and the Genius of Place’, publicado en 2015, el arquitecto Eric Parry asegura que “una orgía de edificios altos transformará y, sin duda, desbordará Londres”. El ‘skyline’ ha cambiado drásticamente durante los últimos años, ya que los arquitectos modernos se suman a Christopher Wren (famoso por sus trabajos de reconstrucción de las iglesias de Londres tras el Gran Incendio) y dejan su huella en la capital. Mientras que los edificios de Sir Christopher fueron diseñados para la gloria de Dios, las maravillas modernas se consagran al dios Codicia, pues casi todos ellos se encuentran en la City, el corazón financiero de Londres.\n

Fue el 30 St. Mary Axe, también conocido como The Gherkin (El pepinillo), el que comenzó esta nueva era de rascacielos. Diseñado por Norman Foster, se eleva 180 metros por encima de las calles de la City. A diferencia de los edificios del pasado, que se conformaban con ser altos, es su forma lo que destaca al curvarse hacia el exterior y al estrecharse otra vez en la cima, como una bala gigante.\n

Foto: Eric Parry Architects

El 1 Undershaft será el edificio más alto de la City.

\n

Foto: Eric Parry Architects

Eric Parry cree que construir hacia arriba devolverá ‘la calle’ a los ciudadanos.

\n

El arquitecto Renzo Piano se inspiró en los chapiteles de las iglesias que predominaban hace tiempo en Londres.


 \n

Ningún edificio en la City puede superar los 305 metros de altura.

\n

Al lado del Gherkin se encuentran dos edificios que también rompieron esquemas. El Walkie Talkie (20 Fenchurch Street), de 160 metros, parece que fuera a derrumbarse, con su gigantesca mole inestable de metal pulido y cristal. Aunque ganó de forma infame el Carbuncle Cup en 2015, concedido por Building Design al peor diseño de Reino Unido, ocupa un lugar privilegiado en el horizonte londinense. De la misma forma lo hace el Cheesegrater (The Leadenhall Building), la obra de arte triangular de los arquitectos Rogers, Stirk, Harbor and Partners. Situado justo al lado de la catedral de San Pablo, sus 48 pisos están ocupados por oficinas, la solución ideal en una ciudad donde construir en las afueras no es una opción.

Al otro lado del Támesis surge The Shard como un intimidante rascacielos angular diseñado por Renzo Piano, ganador del Premio Pritzker. Con 309 metros, es el edificio más alto de Gran Bretaña.

Esta carrera para vencer a Manhattan en su propio juego no terminará pronto. Se espera que aparezcan decenas de estos gigantes en los próximos años, entre los que se encuentra la aportación del propio Eric Parry. Con 295 metros de altura, 1 Undershaft será el edificio más alto de la Square Mile. Según los diseños de Parry, tendrá un vestíbulo elevado a 12 metros del suelo, que dejará libre la acera y creará un nuevo espacio público: una reinvención eficaz del distrito financiero.

¿Saciará esta última oleada de nuevos edificios la sed londinense por los rascacielos, o continuará la orgía de construcciones? Ya se dieron cuenta los neoyorquinos al decir: “no se puede construir más tierra”, así que parece que el emblemático horizonte londinense seguirá teniendo éxito.\n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Otros lugares imprescindibles para el viajero melómano son el teatro que acoge el Grand Ole Opry cada semana, donde tocaron vacas sagradas, desde Porter Wagoner a Dolly Parton. El propio Bluebird Café, un local de 20 escasas mesas y ambiente intimo, que muchos artistas eligen para presentar por primera vez sus canciones. O la United Record Pressing, la fábrica de discos más grande del país, abierta desde 1949, donde eligieron personalmente el color de sus vinilos The Beatles, Bob Dylan o Miles Davis.\n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Foto: Joe Carillo

Uno de los múltiples locales de conciertos es el Whiskey Bent Saloon.

\n

Entorno adverso

El dj londinense Ali B, que estuvo en AfrikaBurn en 2011, define el festival como "la mejor fiesta en la Tierra". La premisa es simple: una ciudad temporal dedicada a cualquier expresión artística que puedas imaginar –y las que no, también–. Triunfan disfraces, ‘performances’ y vehículos 'mutantes' para moverse por el campamento. La organización únicamente provee de hielo a los participantes, el resto de necesidades (comida, bebida, cama) depende de cada 'burner'. No hay vendedores, tampoco patrocinadores. Fue creado por una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es coordinar este evento una vez al año. Para esta décima edición se han puesto a la venta unas 11.000 entradas. El campamento temporal se volverá a instalar en torno a una figura central que arde como final de fiesta. AfrikaBurn es resultado de la expresión artística de una comunidad de voluntarios. Sin reglas, pero con once mandamientos. Entre ellos: participación, intercambio de regalos y respeto al medio ambiente, lo que supone no dejar ningún residuo para que el desierto vuelva a ser eso, desierto. \n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos a ritmos de rock, pop, jazz, blues, country e incluso gospel.

“Una orgía de edificios altos transformará y, sin duda, desbordará Londres”

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Mesas y taburetes privilegiados

Los oficinistas y los banqueros no son los únicos que pueden disfrutar de las vistas desde lo alto. Los nuevos rascacielos también han de tener espacios públicos. El Sky Garden, en la cima del Walkie Talkie, y la plataforma de observación The View from the Shard están entre los lugares más de moda de Londres.\n

Gastronomía

Magazine

Gastronomía

El ‘bouquet’ de Burdeos

Celebramos la nueva excusa para dejarse seducir por el ‘charme’ de Burdeos.‘La Cité du Vin’, una maravilla arquitectónica que ofrece un merecido homenaje al vino de estas tierras.\n

Veinte años le ha costado a Burdeos renovar su imagen para convertirse en una de las ciudades más bellas de Francia. “El tiempo también pinta” escribió el pintor Francisco de Goya, que pasó allí su última época. Los años han trascurrido a favor de la ciudad, que ha vuelto sobre sus pasos para renovar un casco antiguo, el ‘Puerto de la Luna’, el más grande de Europa, con una extensión de 1.810 hectáreas, casi la mitad de la superficie de la ciudad. Sus rasgos urbanísticos no han experimentado ninguna ruptura estilística desde hace dos siglos. Por eso fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2007.\n

Foto: Alvaro German Vilela / Shutterstock.com

\n

El eco de ciudad portuaria resuena por todos los rincones. Es obligatorio aventurarse por las calles de adoquines y recorrer la orilla del río Garona hasta llegar a la Plaza de la Bolsa. Allí sorprende el ‘Espejo de Agua’, una gigantesca piscina de nebulización de granito de 3.450 metros cuadrados, que muestra el reflejo de los edificios entre agua y niebla. Un lugar encantador nacido en el año 2006, que demuestra que aquí se vive, pero ante todo se disfruta.\n

La ciudad ha rejuvenecido y lo celebra con la inauguración de ‘La Cité du Vin’

La afición de los bordeleses por pasear está inevitablemente unida a la cultura del vino. Cinco de sus denominaciones están entre las más prestigiosas del mundo. Barrios singulares como Saint-Pierre y Saint-Michel invitan a los viajeros a caminar y disfrutar de una copa de ‘vin rouge’ al amparo de la historia de edificios que van desde el medievo hasta el s.XVIII. Pero la oferta se reinventa: arte contemporáneo en el museo CAPC, dulces canelés de vainilla para cualquier momento, y neo-bistros como ‘Jean-Mi’, donde sirven bandejas de marisco con música jazz de fondo. En el barrio de Chartrons, la calle Notre Dame se llena de anticuarios. Objetos retro de la vendimia y piezas escandinavas ‘vintage’ se mezclan con galerías de arte y tiendas bohemias. En ‘Cabanes & Chateaux’ se aúna el espíritu de esta mezcla salvaje: piezas de barcos, taxidermia y muebles industriales.\n

Foto: Anaka/ La Cité du Vin/ XTU arquitects

Sala polisensorial en La Cité du Vin

\n

Foto: Vincent Bengold

Cada segundo se venden 22 botellas de Burdeos en el mundo.

\n

La ciudad ha rejuvenecido y lo celebra con la inauguración de ‘La Cité du Vin’, la ciudad del vino. A los pies del río Garona se levanta este espacio único a medio camino entre museo y parque temático, obra de los arquitectos Anouk Legendre y Nicolas Desmazières de la agencia XTU. Un edificio con “un alma curva” que gira permanentemente y se enrolla alrededor de los diferentes espacios en que se distribuyen sus 14.000 metros cuadrados. Su atrevida forma evoca la redondez del vino en la copa y la brillante estructura exterior cambia de color según el tono de luz que recibe en las diversas horas del día. Dentro, exposiciones, eventos y degustaciones. Una invitación a un viaje a través de las distintas edades del vino. Más de 9.000 botellas procedentes del mundo entero formarán parte de su biblioteca.\n

Castillos y viñedos, un placer necesario

En Burdeos hay seis rutas del vino. Château Pape Clément y Château Haut-Bacalan abren sus bodegas para visitas seguidas de una cata en las excursiones organizadas por la Oficina de Turismo. La Route des Châteaux se pueden recorrer en coche, en bici o en barco.\n

Cuando el vapor de agua se detiene, ‘el Espejo de Agua’ permite ver el reflejo de las nubes a tus pies.

\n

En la cumbre del edificio está el mirador panorámico ‘Le belvédère’, cuyo techo está decorado con una gigantesca lámpara compuesta por miles de botellas de vidrio. Ofrece catas y un restaurante con platos de la gastronomía de todo el mundo. Desde allí se puede disfrutar de una vista 360º de los interminables campos de viñedos.Tantos sabores, tantas experiencias, tanto futuro, y todo unido en un solo lugar. “La Cité du Vin será mi Guggenheim”, sentencia Alain Juppé, alcalde de Burdeos.

No es casualidad que en 2015 los franceses eligieran Burdeos como su ciudad favorita, ‘avec la permission’ de París.\n

Foto: Anaka/ La Cité du Vin/ XTU arquitects

El bar de ‘Le belvédère’ ofrece una cata de veinte vinos diferentes cada día.

\n

‘Savoir vivre’ entre estrellas michelín

Burdeos se llena de caras famosas en los fogones. En Le Pressoir d' Argent, el chef Gordon Ramsay pone su toque personal a la cocina clásica francesa. Imprescindibles también los platos de Tanguy Laviale en Garopapilles, consagrado como promesa por los premios de la revista francesa de gastronomía Gault&Millau en su edición de 2016.\n

Foto: http://himalayajourney.com/

Barkhor es el principal barrio de Lhasa. Está compuesto por pequeñas calles llenas de puestos callejeros y la plaza de Jokhang, donde se encuentra el templo.

\n

Foto: Anaka/ La Cité du Vin/ XTU arquitects

La sala polisensorial, única en su género, mezcla vídeo, sonido y olores, mientras se saborea una copa de vino.

\n

\n

\n

\n

Playas

Magazine

Playas

‘Crazy in love’ en Hvar

Le hace la competencia a Ibiza y Saint-Tropez y hasta Beyoncé busca inspiración en sus costas. El destino de moda está en Croacia y huele a lavanda.\n

N

ombrar Ciudadana de Honor a la hija de Beyoncé funciona mejor que cualquier estrategia de marketing para atraer turismo. El alcalde de Hvar lo sabe y por eso concedió el reconocimiento a la pequeña Blue Ivy cuando aún no había cumplido ni un año. La relación entre la isla y la niña empezó incluso antes de que naciera. La diva del R&B publicó un vídeo en sus redes sociales en el que descubría una hiedra azul mientras paseaba por los alrededores de Hvar. “Creo que es Blue Ivy, lo que sería bastante apropiado”.\n

Meses después, daba a luz a su hija, a la que bautizó con el nombre de la planta. Los ojos del mundo se posaron entonces sobre la vegetación de la isla croata, la más larga del Adriático. Encontraron campos de lavanda y romero, pinares y olivos. Un paisaje mediterráneo ideal en plena costa dálmata.\n

La competencia del ‘blue ivy’

La lavanda es el símbolo de la isla, mucho antes de que Beyoncé se cruzara con la hiedra azul. La tradición comenzó en Velo Grablje, un pueblecito cercano a Hvar, donde cada año se celebra el Festival de la lavanda a finales de junio. La hierba aromática protagoniza talleres, exposiciones y conciertos.\n

Los primeros pobladores de la isla de Hvar fueron griegos. Llegaron en el año 384 a. C

Su belleza natural tiene una explicación: es la ciudad de Croacia que más horas de sol recibe. Y la que más estrellas. ‘Queen Bey’ no es la única que elige la capital de la isla de Hvar para veranear. El primero fue el emperador de Austria, Francisco José I, en el año 1875. Le han seguido Orson Welles, George Clooney, Ellen DeGeneres y hasta tres James Bonds. Aunque en su puerto atracan carísimos yates, no ha perdido su aire medieval. La huella de la República de Venecia, que gobernó la ciudad varias veces a lo largo de cinco siglos, está muy presente en sus calles de piedra. Su influencia es especialmente notable en la plaza de San Esteban, donde se encuentra la catedral, de estilo renacentista veneciano, la Torre del Reloj y la Logia. También está el teatro municipal, construido en 1612, “el más antiguo de Europa”, presumen los locales.

Los alrededores atraen a tantos visitantes como la ciudad. Para comprender porqué hay que subir hasta la Fortaleza Española (Fortica Španjola). Desde lo alto de esta estructura del s. XVI se obtiene una perspectiva única del mar Adriático y el archipiélago de Pakleni, un conjunto de islas recubiertas por un manto verde de bosque conocidas por sus playas nudistas. Naturaleza y cultura se complementan con calas de agua cristalina como Uvala Skozanje y fiestas hasta el amanecer, una sabia combinación que ha conquistado a artistas de Hollywood, jóvenes europeos y parejas de recién casados. Una Ibiza ‘relax’ que lleva su glamour con discreción.\n

Foto: andras_csontos / Shutterstock.com

La catedral de San Esteban se construyó sobre un antiguo monasterio benedictino entre los siglos XVI y XVIII

\n

Hvar más allá de Hvar

Además de su capital, la isla de Hvar posee rincones interesantes, como Stari Grad, la ciudad más antigua de Croacia. Su llanura, conocida como Ager de Faros, es Patrimonio de la Humanidad. También merece una visita Vbroska, conocida como “la pequeña Venecia”.\n

Carpe Diem Beach es la versión veraniega del club más famoso de la ciudad, Carpe Diem. Además de música non-stop ofrece pistas de fútbol y voleibol, spa y comida gourmet en la bahía de Stipanska. Para disfrutar de sus 2.500 metros cuadrados de ocio, hay que coger un barco-taxi. Hula Hula Hvar es otro de los favoritos para bailar después (o durante) un día de playa. El ‘beach club’ abre a las 9:00 y tiene servicio de alquiler de barcos, hamacas y pista de baile, todo a pie de playa. Está a tan solo cinco minutos del hotel Amfora, puro lujo, con una piscina de cascadas artificiales. Otras opciones ‘cinco estrellas’ son el Adriana Hvar Spa Hotel, con vistas al centro histórico, o Riva Yacht Harbour, que regala dos botellas de ‘prosecco’ y chocolate negro a sus huéspedes. Aquí se puede dormir acompañado de James Dean y Audrey Hepburn, cuyos rostros decoran las habitaciones. Un toque ‘chic’ que le sienta bien a Hvar, tan ‘flawless’ como Beyoncé.\n

La carnicería que no vende carne

The Vegetarian Butcher en Ámsterdam es un sueño hecho realidad para muchos vegetarianos. Desde hamburguesas a tiras de bacon ahumado o atún. Aquí podrás encontrar cualquier sustitutivo de la carne que imagines con un sabor increíble.\n

Beyoncé y Jay-Z son dos de los clientes V.I.P que han pasado por el exclusivo Hula Hula Hvar

\n

Aunque en su puerto atracan carísimos yates, no ha perdido su aire medieval.

También llamada la ‘playa celestial’, Lucisca se caracteriza por sus aguas cristalinas rodeadas de pinos

\n

Cultura

magazine

Cultura

Bailando en las calles de La Habana

Las ciudades son sus personas. Y para el fotógrafo Omar Z. Robles, son sus bailarines. Les fotografía realizando piruetas en un callejón o un paso de cebra de Nueva York o La Habana.\n

“Soy muy mal turista. Durante los dos años que estuve viviendo en París, pasé por delante de la torre Eiffel y seguí caminando. Los países son sus personas, no sus monumentos”, defiende el fotógrafo Omar Z. Robles. “Me interesa reflejar al ser humano, más las personas en lugares que los lugares con personas”.

Su intención es romper la normalidad de lo cotidiano con una realidad alternativa. Para ello, coloca en un escenario habitual una persona extraordinaria, un bailarín. El resultado es un realismo mágico fotográfico.\n

Lo que ha llevado a Robles a fotografiar bailarines en las calles de diferentes ciudades del mundo ha sido el mimo

Este artista puertorriqueño juega con el aire con la misma elegancia que lo hiciera Richard Avedon, el famoso fotógrafo de moda de las revistas ‘Harper’s Bazaar’ y ‘Vogue’.\n

Foto: Omar Z Robles | Official Fujifilm X-Photographer

Las similitudes entre la gente de Cuba y su Puerto Rico natal hicieron a Omar Z. Robles sentirse muy cómodo.

\n

Foto: Omar Z Robles | Official Fujifilm X-Photographer

Más de 200.000 personas siguen en instagram la cuenta @omarzrobles

\n

Próximos proyectos

Omar Z. Robles retrató a grupos de ‘parkour’ en Chicago antes de centrarse en bailarines, a quienes ha fotografiado en Nueva York, San Juan de Puerto Rico, Seattle, Guatemala y La Habana. Su mirada se encuentra ahora enfocada en México e India, los dos países a los que le gustaría viajar pronto.\n

Pero, en lugar de la moda, lo que ha llevado a Robles a fotografiar bailarines en las calles de diferentes ciudades del mundo ha sido el mimo. Estudió este arte escénica en L’École Internationale de Mimodrame de Paris Marcel Marceau y después se licenció en Comunicación y Artes Visuales en Puerto Rico. Cuando comenzó a trabajar como fotoperiodista, echaba de menos la expresión corporal, por lo que decidió autorretratarse en diferentes posturas en las calles de Nueva York antes de decidir que los modelos fueran otros. “Creo que mis fotografías reflejan generalmente la crudeza de la fotografía documental o callejera combinada con la gracia y la pose de los bailarines”, ha asegurado.
Al igual que los bailarines consiguen que sus piruetas parezcan fáciles y no el resultado de años domando su propio cuerpo, Omar Z. Robles logra los instantes decisivos que buscaba Cartier-Bresson en la interacción entre un bailarín, generalmente en el aire, con un perro, una anciana, un rayo de luz o un chaparrón. “Generalmente quedamos en la esquina de una calle, comenzamos a caminar y nos paramos cuando un lugar me llama la atención por su luz o su color”, explica el fotógrafo sobre el proceso de producción de sus instantáneas. “Le doy al bailarín una consigna, un pie sobre el movimiento e improvisamos. Es un trabajo rápido, a veces aprovechando una pausa en el tráfico por un semáforo en rojo, sin iluminación extra”.\n

Foto: Omar Z Robles | Official Fujifilm X-Photographer

Las calles de Habana Vieja han sido el escenario de las poses de los bailarines.

\n

Foto: Carlos Luján

En el Centro de Interpretación de Alcalá de Henares hay una reproducción de la pila bautismal del dramaturgo.

\n

El actor trotamundos

Este año ha cambiado las calles de Harlem, donde vive, por los paisajes de La Habana. Cuba es reconocida internacionalmente por el talento y la técnica de sus bailarines, por lo que era uno de sus sueños poder trabajar allí. Contactó a través de Instagram con el bailarín Javier Rojas y este convenció a sus compañeros del Ballet Nacional de Cuba para participar en este trabajo.

La diferencia entre su experiencia cubana y otros lugares ha estado en la reacción de la gente. “Cuando nos veía en la calle, se acercaba curiosa, hacía preguntas y cooperaba. En Nueva York, a la gente le molesta que interrumpas su paso. La diferencia es que la existencia diaria es más jovial, más relajada. Me ha asombrado la calidad del ser humano y el espíritu de comunidad que he visto en La Habana frente al aislamiento de la gente en otras sociedades”, reflexiona. En este caso, en los tres vértices de movimiento, luz y gente que conforman la técnica de sus fotografías, ha prevalecido la gente.\n

En una foto de Omar Z. Robles, un hombre mayor montado en una bicicleta está fotografiando a una bailarina en medio de la calle con una pequeña cámara. Pero no es casualidad. Es Bill Cunningham, quien fotografió para The New York Times durante 50 años la moda que se encontraba en la calle antes de las ‘bloggers’.\n

‘Street photography’

Él quería que la gente le recordara. Es por eso que rodó sus películas de una forma tan perfeccionista

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

El cineasta se casó cuatro veces y tres de sus hijos han trabajado también en el cine.

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Alex Fradkin

\n

Top 6A

MAGAZINE

TOP 6A

Los mejores jardines botánicos del mundo

Además de su labor científica y divulgativa, estos espacios verdes son un placer para la vista.

Adelaide Botanic Garden (Adelaida, Australia)

50 hectáreas que combinan a la perfección jardines y arquitectura. Las estrellas del botánico son las rosas –tiene más de 2.500– y el Conservatorio del Bicentenario.

Singapore Botanic Gardens (Singapur)

Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2015, su colección de orquídeas supera las 3.000 especies, pero el rincón más representativo de sus 82 hectáreas es el paseo que atraviesa una selva pluvial.

Kew Gardens (Londres)

Al sur de Londres, los jardines botánicos de Kew fueron nombrados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2003. Sus seis invernaderos albergan plantas de todo el mundo y una importante colección de semillas.

NongNooch Tropical Botanical Garden (Pattaya, Tailandia)

Jardín francés, jardín italiano, jardín flotante... Este rincón verde de Pattaya tiene múltiples caras, y todas sorprendentes. Creado en 1980 sobre un campo de frutales, es tan extenso que se puede recorrer en bicicleta... ¡o en elefante!

Jardim Botânico de Madeira (Funchal, Madeira)

Con una superficie de 35.000 metros cuadrados, el jardín botánico de Funchal alberga más de 2.000 plantas exóticas y se ha convertido en un referente en la conservación de especies en peligro de extinción.

The Butchart Gardens (Isla de Vancouver, Canadá)

Entre los distintos espacios de Butchart Garden el más llamativo –y colorido– es Sunken Garden (en la foto). Aunque tampoco desmerecen una visita el jardín de las rosas, el japonés o el mediterráneo.

Foto ©Botanic Gardens of South Australia

Foto:Asif Islam / Shutterstock.com

Foto: © Nongnooch Tropical Garden

Un oasis en la ciudad

Allí donde viven las orquídeas

De paseo junto al Támesis

Jardín de jardines

Mosaico de plantas

Todos los colores de la naturaleza

Travelfancy

Magazine

Travelbeats

Travelfancy

\n

Foto: Keflux via VisualHunt / CC BY-NC-ND

\n

Un festival por y para David Lynch

Mientras los fans de 'Twin Peaks' cuentan los meses para el regreso de la serie (primavera de 2017), pueden calmar sus ansias de David Lynch con el Festival of Disruption. Organizado por el guionista y director, se celebra los días 8 y 9 de octubre en el Ace Hotel de Los Ángeles. Ha sido creado a su medida: conciertos exposiciones de arte, 'performances'... Y charlas con Frank Gehry, Mel Brooks o los protagonistas de su filme 'Blue velvet', Kyle Maclachlan y Laura Dern. Además, se proyectará una versión revisada de la película y algunos cortos de la colección privada del director. Solo para muy fans.


 \n

\n

Superhéroes entre murallas medievales

Gran festival de ‘fumetti', o lo que es lo mismo, Lucca Comics & Games. Es el reclamo de Lucca y no solo para frikis. En torno al cómic se implican todos los vecinos de este pueblecito de la Toscana italiana, cuya plaza, si se mira desde el cielo, es completamente redonda. Lucca aúna arte, historia y, al llegar octubre, historietas. ‘La ciudad de las 100 torres y las 100 iglesias’ se viste de superhéroe y abre sus puertas a un público que anhela escapar de la realidad por unos días. Traspasadas sus murallas medievales, aún intactas, Lucca es una mezcla de Pokemón y un Súper Mario Bros que no caduca. La próxima cita es del 15 de octubre al 1 de noviembre. Entonces, este pueblo medieval se transformará en "el lugar en el que todos pueden, por un día, convertirse en héroes".\n

\n

Perugia para adictos al chocolate

"Y una cosa estaba totalmente clara: la vida jamás había sido tan dulce". Cada octubre, Charlie sería feliz en Perugia. La próxima edición del Eurochocolate se celebra del 14 al 23 de octubre. Entonces, toda la ciudad olerá a cacao (y no de manera metafórico). La capital de Umbría, en Italia, dedica este mes a la venta de chocolate: de pimienta, pistacho, naranja... La ciudad se llena de personajes como el hombre del hacha, que talla un trozo de chocolate gigante. El bloque sale disparado en pedacitos, para disfrute de quien los atrape. El que va cayendo al suelo de la plataforma se va repartiendo también entre el público. Después se puede avanzar entre montañas de kit kat, bombones Baci gigantes, salchichones de chocolate y foundes con fruta.
 \n

\n

Un crucero llamado Deseo

340 parejas podrán disfrutar del primer crucero sexual de la historia, ‘Venice Foreplay’, de Desire Cruise. Además de las comodidades que ofrece cualquier crucero, este particular viaje incluye otros ‘extras’, como salas de juegos eróticos, talleres para parejas, fiestas en la piscina y zonas nudistas. ¿El único requisito? Embarcar en pareja. Una vez a bordo, se puede jugar con otras parejas o solo mirar, la participación es libre. Entre tanto, los pasajeros podrán visitar Bolonia, Split, Dubrovnik, Zadar y Koper, ciudades incluidas en esta ruta que partirá desde Venecia el 26 de septiembre de 2017. Tendrán que aprovechar para hacer fotos allí, porque dentro del crucero está completamente prohibido.
 \n

\n

Comida callejera con estrella

No hace falta empeñarse para poder vivir una experiencia de estrella Michelin, al menos en Singapur. Con más de 35 años de experiencia en los fogones, el chef Chan Hon Meng ha visto como su modesto local, el Hong Kong Soya Sauce, ha sido galardonado con uno de estos prestigiosos reconocimientos gastronómicos.
Allí se pueden degustar fideos picantes y arroces variados premiados con una estrella Michelin por menos de dos euros. Un precio poco habitual entre los restaurantes con esta distinción, lo que provoca largas colas en su puesto de Chinatown.
 \n

Foto: Mark Pickthall

\n

La alfombra de luces del desierto

“Como la semilla dormida en el desierto, florecería en el crepúsculo al suave ritmo de la luz bajo un flameante cielo estrellado”. Es la idea que Bruce Munro ha desarrollado durante una década y que culmina con la instalación ‘Field of Light’ en el lugar que inspiró al artista, el monolito Uluru (Ayers Rock), en el desierto de Australia. 50.000 esferas lumínicas para recrear un sentimiento íntimo y efímero que podrán visitarse de hasta el 31 de marzo de 2017.\n

Markthal Rotterdam

\n

Comida de diseño

El Markthal Rotterdam, el mercado gastronómico cubierto más grande de Holanda, es el sueño de cualquier ‘foodie’, pero también de un arquitecto. Los puestos de comida se distribuyen bajo el arco de un edificio de viviendas multicolor. Integra como ningún otro espacio diferentes funciones y supone un auténtico espectáculo por su forma, altura y colorido interior. \n

Foto: Courtesy Messner Mountain Museum

\n

Un museo a 2.275 metros

En julio se inauguró la última pieza del Messner Mountain Museum, un proyecto del alpinista Reinhold Messner. Fue el primero en conquistar sin oxígeno los picos más importantes del mundo y este museo, dividido en seis espacios, es su 15º. MMM Corones se incrusta en el paisaje del Tirol del Sur para contar la historia del montañismo… desde la montaña.\n

Lo último

Magazine

Bazar

Libreta Field Notes Expedition

“Virtualmente indestructibles” es lo que asegura la marca Field Notes sobre su libreta Expedition. Elaborada con papel sintético, resiste el agua, las balas y el ácido. Perfecta para aventureros. Y para James Bond.\n

Foto: www.steamlineluggage.com

Maleta Steamline The Correspondent

Los viajes con estilo no son cosa del pasado. La utilidad no está reñida con la estética. La serie Mint Green, hecha a mano en tablero de fibra con adornos en cuero, es perfecta para amantes del ‘vintage’ más elegante.\n

Bañador Panos Emporio

Famosos y deportistas se rinden a estos bañadores, diseñados por el sueco de origen griego Panos Papadopoulos, que incopora cremalleras y botones para recoger la tela cuando se está tomando el sol.\n

Mochila y bolso This is ground

Estas mochilas y bolsos de viaje en piel de distintos colores no solo permiten guardar todo lo necesario para un fin de semana y mantener organizados nuestros aparatos tecnológicos, también son las primeras con la opción de integrar WiFi.


 \n

Colección Amphibiox Geox

Botas inspiradas en el ‘trekking’ de suela hiperligera y superficie de resistente piel impermeable para los que consideran las escapadas urbanas como una larga travesía de montaña.\n





0 %