Portada

Número 2

Abril 2016

Munich

Paolo Fanale

"Vivo del arte"

La carrera del Polo Norte

Aventura

La mejor fiesta de la tierra

Weekenders

Donde Dios puso el Oeste

Vacaciones

Sumario

Sumario

Número 2

Munich

Emoción por el arte

Una sobredosis artística te espera en la capital bávara. Síguenos al corazón de la cultura y el arte en Europa.

Paolo Fanale

"Vivo del arte"

El tenor italiano Paolo Fanale se baja del escenario del Teatro de la Ópera de Munich para acompañarnos en un recorrido por el arte y la cultura de la ciudad alemana.

Aventura

La carrera del Polo Norte

A 30 grados bajo cero hasta el sudor se congela. La Maratón del Polo Norte, la carrera más septentrional del mundo, no se lo pone fácil a los ‘runners’.

Weekenders

La mejor fiesta de la tierra

Una vez al año, en mitad del desierto sudafricano, se monta una ciudad efímera dedicada al arte en la que la única premisa es divertirse. En AfrikaBurn no hay reglas.

Tú y yo

‘Road trip’ por el techo del mundo

Para recorrer juntos la carretera de la Amistad hace falta ser mucho más que amigos. Une la capital del Tíbet con Katmandú y su altura media es de 4.000 metros.

Vacaciones

Donde Dios puso el Oeste

Utah y Arizona comparten Monument Valley, pero este siempre pertenecerá a John Ford, que a pesar de no tener el gatillo más rápido del Oeste, lo conquisto de todos modos.

Cultura

Cervantes, el más deseado de España

Se cumplen 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes. En Castilla-La Mancha dejó su huella, pero Madrid, Sevilla y Barcelona siguen hablando por él.

Top 6a

Iglesias que colgaron los hábitos

Bares, restaurantes e iniciativas artísticas se suben a los altares. Estas iglesias abandonadas resucitan para convertirse en templos de modernidad.

Travelfancy

Habitaciones para navegar

Alojarse en un hotel flotante ya no signfica dormir en un camarote. Las habitaciones catamarán diseñadas por la compañía de yates Salt & Water’s son verdaderos bungalows flotantes con su propia cubierta.

The Latest

Infinity Pillow Huzi

Una almohada circular que permite infinitas formas de colocársela. Está hecha a mano, con Tejido Bamboo y relleno de Thinsulate de 3M™ para resultar cómoda y suave.

Equipo

El Contenido de la presente publicación digital (www.passenger6a.com) ha sido proporcionado por CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK S.L., con domicilio en C/ Santiago Bernabeu, 10, 3º - B, Madrid 28036 y CIF B-82065137 (en adelante, “TRAVELVIEW”). 

TRAVELVIEW es el titular de todo el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada.

TRAVELVIEW ha elaborado el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada, a título meramente informativo, siendo responsables los Usuarios de informarse y cumplir con los requisitos necesarios para realizar cualquier viaje (en cuanto a pasaporte, visado, vacunas, etc.).

TUI Spain S.L.U, sociedad domiciliada en la Calle Mesena, 22, 2º Derecha, 28033 – Madrid (España), es el cesionario en exclusiva de dicho Contenido.

Por ello, solamente se encuentra permitida la visualización y carga para uso personal y no comercial del Contenido de la publicación digital. En ningún caso, los Usuarios podrán transferir dicho Contenido a terceras personas o entidades. Igualmente, se encuentra expresamente prohibido copiar, distribuir, modificar, reproducir, trasmitir, publicar, ceder o vender el Contenido alojado en la publicación digital, así como crear nuevos productos o servicios derivados del Contenido de la publicación digital.\n

El Contenido de la presente publicación digital (www.passenger6a.com) ha sido proporcionado por CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK S.L., con domicilio en C/ Santiago Bernabeu, 10, 3º - B, Madrid 28036 y CIF B-82065137 (en adelante, “TRAVELVIEW”). TRAVELVIEW es el titular de todo el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada. TRAVELVIEW ha elaborado el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada, a título meramente informativo, siendo responsables los Usuarios de informarse y cumplir con los requisitos necesarios para realizar cualquier viaje (en cuanto a pasaporte, visado, vacunas, etc.). TUI Spain S.L.U, sociedad domiciliada en la Calle Mesena, 22, 2º Derecha, 28033 – Madrid (España), es el cesionario en exclusiva de dicho Contenido. Por ello, solamente se encuentra permitida la visualización y carga para uso personal y no comercial del Contenido de la publicación digital. En ningún caso, los Usuarios podrán transferir dicho Contenido a terceras personas o entidades. Igualmente, se encuentra expresamente prohibido copiar, distribuir, modificar, reproducir, trasmitir, publicar, ceder o vender el Contenido alojado en la publicación digital, así como crear nuevos productos o servicios derivados del Contenido de la publicación digital.

Javier García

Director Editorial

Jorge Martín

CMO

Pablo Olmos Adamowich

Director Creativo

Carmen Ovalle

Redactora Jefa

Lucía Martín

Redactora

Guadalupe Rodríguez

Redactora

Amanda Franco

Redactora

Erika González

Redactora

Elena Arranz

Redactora

Laura Fortuño

Colaboradora

Guillermo Reparaz

Colaborador

Carmen Domenech

Directora de Cuentas

Clara Gil

Directora de Cuentas

Nuria Cabot

Directora de Marketing

Ana García

Directora de Estrategia Internacional

Aurelio Cabra

Community Manager

José António Alves

Editor de Contenidos Internacionales

Cova García

Diseñadora

Álvaro Calleja

Director Técnico

Santiago García

Director de Desarrollo

Roberto González

Programador

Sergio Cieza

Programador

Natalia García

Programadora

Carlos Luján

Editor Gráfico

Patricia Gardeu

Redactora

Laura García

Auxiliar de cuentas

Reportaje - Munich

Munich

Emoción por el arte

Texto

Guadalupe Rodríguez

Carlos Luján

Juan Rayos

Una sobredosis artística te espera en la capital bávara. Síguenos al corazón de la cultura y el arte en Europa.\n

E

s una paradoja que Munich solo se asocie con cerveza. Por cada 17.500 habitantes existe un museo, y una editorial cada 5.600 personas. “Munich es una ciudad relativamente pequeña, pero la selección de restaurantes, clubs, boutiques y museos, es tremenda”, asegura el empresario Niels Jäger antes de que visitemos el hotel y bar The Flushing Meadows, una de sus últimas iniciativas. Situado en un edificio industrial reconvertido del animado y creativo barrio de Glockenbach, es uno de los lugares de moda de la ciudad. Al igual que Goldene Bar, en el museo Haus der Kunst. El arte está de moda.\n

Las cúpulas verdes de las torres de la catedral definen el ‘skyline’ de Múnich.

Como Jäger destaca, la tercera ciudad más poblada de Alemania reúne 80 museos. Reabierto en 2013, Lenbachhaus es uno de los más destacados. El arquitecto Norman Foster firmó la ampliación del palacete del pintor Franz von Lenbach donde se exponen las obras más conocidas del grupo Der blaue reiter (El jinete azul). Este movimiento artístico se originó en la ciudad a principios del siglo XIX, en torno a Kandinsky y Franz Marc, deseosos de romper con las enseñanzas de la Academia de Arte de Munich en la que estudiaban.\n

\n

La capital del estado de Baviera atesora además 170 obras del estadounidense Cy Twombly en el Museo Brandhorst. La colección privada de Udo y Annete Brandhorst tiene un envoltorio de lujo en el llamativo edificio diseñado por Sauerbruch Hutton en el barrio de Maxvorstadt. En la zona, conocida como Kunstareal (Distrito del Arte), abundan también los restaurantes, sobre todo en las calles Türkenstrasse y Theresienstrasse. El origen del nombre se debe la cercanía de galerías y escuelas de arte, museos como Alte Pinakothek, Neue Pinakothek y la colección de arte antiguo (griego, romano y egipcio) repartida en varios edificios neoclásicos en torno a Königsplatz. El centro de arte contemporáneo más grande de Alemania también se halla aquí. La colección permanente de la Pinakothek der Moderne incluye una selección de objetos icónicos en la historia del diseño industrial, de automóviles a muebles o electrodomésticos.\n

\n

\n

\n

\n

\n

Donde apunta la moda

Del Soho madrileño hablan las guías de viaje cuando se refieren a Chueca. La terraza del hotel Room Mate Oscar al lado de Gran Vía, el mercado de abastos orgánico El Huerto de Lucas y el obrador ecológico La Magdalena de Proust son tres motivos suficientes para que nadie ose disputarle el trono de barrio más cosmopolita.  \n

\n

\n

\n

Oktoberfest

La cerveza es considerada oficialmente comida en Baviera. Existen aproximadamente unos 60 ‘beer garten’, o cervecerías al aire libre, que sirven cerveza de las marcas locales Augustiner Bräu, Hofbräu, Löwenbräu, Hacker-Pschorr Bräu, Spaten-Franziskaner Bräu, y Paulaner Brauerei. Estas marcas se reparten también las carpas que se instalan durante el Festival anual Oktoberfest. Seis millones de personas visitan la ciudad durante estas fechas. Aunque durante todo el año se puede disfrutar del ambiente festivo en cervecerías como Hofbräu Haus. Para acompañar la bebida, lo más típico son las salchichas blancas (‘weißwurst’) con mostaza dulce y pretzels, panes salados con forma de lazo.\n

Aunque no se puede hablar de diseño de automóviles sin mencionar el Museo BMW. La muestra de la marca automovilística expone desde prototipos hasta sus modelos históricos. La experiencia de la marca de lujo se completa en el cercano BMW Welt, firmado por el estudio COOP HIMMELB(L)AU. Dedicado a atender al cliente, el llamativo edificio de cristal permite probar los últimos modelos comercializados y disfrutar de un restaurante con dos estrellas Michelin, Esszimmer. El complejo BMW se sitúa en la zona de Olympiapark, sede de los Juegos Olímpicos de 1972. Cerca también de Allianz Arena, otro mucho para muchos. No porque el llamativo edificio fuera diseñado por los arquitectos Jaques Herzog y Pierre de Meuron, sino porque es el estadio del F.C. Bayern.\n

Mecenas reales y empresariales

La riqueza museística de la ciudad comienza con la dinastía de los Wittelsbach, que gobernó el ducado y, durante un siglo, reino de Baviera. Su principal legado en la ciudad son los palacios-museo Residenz y Nymphenburg, así como el parque ubano Englischen Garten. También son responsables de innumerables edificios inspirados en el arte de Roma y Grecia, que dan a la ciudad un empaque clásico y señorial. Las fortunas industriales y las grandes empresas tomaron el relevo legando a la ciudad importantes colecciones de arte y subvencionando alguno de sus museos para que los muniqueses puedan entrar gratis un día a la semana. “Se dice que Munich es industrial y rica frente a una Berlín pobre pero sexy. Es cierto que Munich es más clásica, pero tiene el encanto de la modernidad”, reconoce Jordi Orts. Periodista y guía turístico, pertenece al 22% de extranjeros que viven en una ciudad con solo un 4% de porcentaje de desempleo.

La mayoritaria religión católica también define a la ciudad. En lugar de rascacielos, son las torres neogóticas del Ayuntamiento, las cúpulas verdes de las torres de la catedral y la torre de la iglesia de San Pedro, la más antigua de la ciudad, las que definen el ‘skyline’ de Munich. En la pequeña iglesia de San Juan Nepomuceno, o Asamkirche, entran tanto turistas que admiran su decoración rococó como muniqueses que se sientan a orar en silencio.\n

‘Bella’ Italia

Munich se encuentra tan solo a 275 km de distancia de Italia. Es conocida popularmente como la ciudad italiana más al norte. No solo por la importante comunidad italiana que vive en la ciudad. Los muniqueses están tan acostumbrados a viajar allí también que no es extraño que hablen y entiendan el italiano. Los casi mil restaurantes de cocina italiana que conviven en la ciudad bávara contribuyen también a esta fascinación compartida.\n

\n

Amor por la música

La devoción por el arte también se refleja en la calle. Los habitantes de la ciudad no dudaron en financiar durante 20 años la reconstrucción del edificio de la Ópera Estatal de Baviera, destruido durante la Segunda Guerra Mundial. El Teatro, que fue dirigido por Richard Wagner, es el más prestigioso de Alemania y uno de los más reconocidos en el mundo por la calidad de su programación.

“Existe una gran tradición de amor por la música clásica en Bavaria”, afirma Thiemo Brüll, director del departamento de música de los grandes almacenes Ludwig Beck. La tienda de Marienplatz ofrece el surtido más amplio de CD y DVD de este estilo de música del mundo. Guarda al menos una copia de cada título editado. “Hay un clima de aprecio por la música en Munich. Vienen a tocar los artistas más importantes, en las calles encuentras también músicos y en la tienda intentamos fomentar el contacto personal con los artistas con pequeños recitales”, añade. Ryan Inglis es uno de estos músicos. Profesor de música en Gran Bretaña, acude por temporadas a Munich, donde encadena conciertos en clubes con grabaciones y concursos. Nos lo encontramos en Hofgarten, el parque del museo Residenz. Cuando no está actuando, toca allí con otra cantante holandesa amante del country y de Janis Joplin.\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

Inquietud cultural

El arte está en la calle, y bajo ella. Las lámparas diseñadas por Ingo Maurer iluminan algunas de las estaciones de metro más llamativas de la ciudad y la subterránea corriente cultural alternativa. Jordi Orts guía a los turistas por los palacios, pero también por la ciudad los barrios más animados, donde señala la calle donde vivió Freddie Mercury, el líder del grupo Queen. “En los ochenta, Munich vivió una especie de movida alrededor del estudio de grabación Musikland. Vinieron a grabar los artistas más importantes. Pero al caer el muro los creadores se trasladaron a Berlín, donde las propiedades eran más baratas”, explica”.

La inquietud cultural no se ha mudado. Antiguas instalaciones industriales como Import Export, Muffatwerk o Kultfabrik acogen ahora una programación polifacética de conciertos de diferentes estilos, mercadillos, obras de teatro, exposiciones, recitales de poesía... Todo tiene cabida. Hasta una ola artificial en un canal del río Isar para que los amantes del surf se entretengan durante los domingos invernales. Niels Jäger lo resume así: “La ciudad ha cambiado mucho en los últimos años. Munich está ahora preparada para abandonar la convencionalidad”.\n

\n

\n

\n

Entrevista - Paolo Fanale

“Vivo del arte”

PASAJERO DEL MES

Paolo Fanale

El tenor italiano Paolo Fanale se baja del escenario del Teatro de la Ópera de Munich para acompañarnos en un recorrido por el arte y la cultura de la ciudad alemana.\n

¿Desde cuándo vives en Madrid?\n

Me mudé a Madrid hace cuatro años, pero 8 o 9 años antes vine aquí a aprender español durante seis meses y me quedé durante un año y medio. Ansiaba tanto volver, echaba de menos a la gente y el ambiente de la ciudad, que regresé en 2011 con una beca para trabajar en la revista Monocle.\n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

\n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

En un artículo publicado en Monocle en 2014 escribiste que “Madrid está experimentando una extensa transformación”. Cómo ha cambiado la ciudad?\n

Si pienso en cómo era cuando vine la primera vez, en 2005 o 2006, ha cambiado completamente. La crisis hizo que la gente se parara a pensar e hiciera cosas nuevas. Muchas personas que no encontraban trabajo decidieron abrir su propio negocio y dedicarse a lo que les gustaba. Creo que esto se nota por toda la ciudad.

Por ejemplo, Kike Keller, uno de los dueños del lugar donde estamos, trabajaba en el mundo de cine y decidió abrir este asombroso estudio, que también es una sala de exposiciones y un bar, para vender los muebles que diseña. Hay muchos lugares así por toda la ciudad. Ha habido una explosión de energía creativa.\n

 ¿Cuál es el mayor atractivo de Madrid? \n

Creo que es el hecho de que nadie es realmente de Madrid, por lo que todos los que viven aquí acogen bien a cualquier sin importarles su aspecto o de donde sea. Quizás sea porque hay pocos ‘gatos’, como se conoce a los madrileños de tercera generación. Esto te ayuda a integrarte. Puedes haber vivido aquí solo durante seis meses y considerarte un madrileño, sin que nadie te lo eche en cara. Además, aunque es la tercera ciudad más grande de Europa, sigue siendo como un pueblo.  
 \n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Dónde llevas a tus visitantes?  \n

Suelo llevarles a lugares que realmente muestren la personalidad de la ciudad. Si vamos a comer algo, les llevo a una tasca llamada Celso y Manolo. Hacen buena y sencilla comida tradicional en un espacio muy auténtico. También al restaurante Sala de Despiece, que es más sofisticado, pero con muy buena comida también. Y si quiero que conozcan un poco más el carácter excéntrico de los madrileños les llevo a Microteatro, un espacio teatral increíble abierto en una antigua carnicería.\n

¿Qué lugares son imprescindibles?\n

Hay que ver los museos de El Prado y el Reina Sofía, pero también hay buenas exposiciones en Centro Centro. El Matadero también es obligatorio. Está también un maravillosamente conservado Cine Doré, sede de la Filmoteca Española. También hay que ir a los mercados gastronómicos. Todo el mundo que visita Madrid suele ir al de San Miguel, pero yo prefiero llevarles a los de San Antón o Antón Martín. Platea o San Ildefonso también ofrecen experiencias gastronómicas auténticas.\n

¿Cuál es el mayor atractivo de Madrid?  \n

Creo que es el hecho de que nadie es realmente de Madrid, por lo que todos los que viven aquí acogen bien a cualquiera sin importarles su aspecto o de donde sea. Quizás sea porque hay pocos ‘gatos’, como se conoce a los madrileños de tercera generación. Esto te ayuda a integrarte. Puedes haber vivido aquí solo durante seis meses y considerarte un madrileño, sin que nadie te lo eche en cara. Además, aunque es la tercera ciudad más grande de Europa, sigue siendo como un pueblo.  \n

En un artículo publicado en Monocle en 2014 escribiste que “Madrid está experimentando una extensa transformación”. ¿Cómo ha cambiado la ciudad?\n

Si pienso en cómo era cuando vine la primera vez, en 2005 o 2006, ha cambiado completamente. La crisis hizo que la gente se parara a pensar e hiciera cosas nuevas. Muchas personas que no encontraban trabajo decidieron abrir su propio negocio y dedicarse a lo que les gustaba. Creo que esto se nota por toda la ciudad.

Por ejemplo, KikeKeller, uno de los dueños del lugar dónde estamos, trabajaba en el mundo de cine y decidió abrir este asombroso estudio, que también es una sala de exposiciones y un bar, para vender los muebles que diseña. Hay muchos lugares así por toda la ciudad. Ha habido una explosión de energía creativa.\n

¿Dónde vives y por qué zonas te mueves habitualmente?  \n

Vivo en el barrio de Conde Duque. Es céntrico, pero bastante tranquilo, con bonitas tiendas, bares, cafés y plazas. Suelo salir por allí, pero también por Malasaña. También me gusta el Barrio de las Letras, donde solía vivir, e intento ir a Lavapiés siempre que puedo porque es una zona en constante cambio.\n

Madrid dispone de una gran variedad de lugares para comer. ¿Qué te gusta más?\n

Prefiero ir a casas de comida casera donde ofrecen auténticas tapas bien hechas sin muchas pretensiones. Me gusta llevarles a estos lugares porque solo los puedes encontrar aquí.\n

\n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Te gusta también la zona de las tiendas de lujo y los edificios señoriales?\n

Lo que me gusta de Madrid es que cada barrio tiene su propia personalidad. También me gusta el tradicional carácter castizo que puedes encontrar en Chamberí o Barrio de Salamanca.  \n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

\n

\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

Los ensayos generales de la Ópera de París no suelen revolucionar las redes sociales. Pero un joven tenor italiano lo hizo sin pretenderlo al cantar ‘Stabat Mater’, de Rossini, con una camiseta ajustada que dejaba a la vista un tatuaje. “Un dios del Estadio con una voz divina” es como fue calificado Paolo Fanale después de que el vídeo de su actuación fuera un éxito en Youtube. Ejemplo de la renovación que vive la Ópera en todo el mundo, le entrevistamos en Munich, donde participa en la representación de ‘Così fan tutte’, de Mozart, con la Ópera Estatal de Baviera.  \n

Al igual que la ciudad, Paolo Fanale combina clasicismo y modernidad: “Munich es una mezcla perfecta entre modernidad e historia. Yo me reconozco en ella porque me siento muy moderno, pero mi trabajo es histórico, a la vez que actual. Munich es una ciudad tranquila, segura, bonita... podría decir que perfecta”.

Especializado en papeles de tenor lírico ligero y lírico puro, el deseo de su padre de que estudiara piano marcó su destino al permitirle descubrir la ópera. Su debut con 25 años en 2007 en Palermo fue el primer paso de una carrera que ha continuado en el Metropolitan de Nueva York, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, o la Ópera de Helsinki. Fanale reconoce que es un momento delicado el que vive la Ópera actualmente, de renovación del teatro, pero en el que se siguen realizando grandes proyectos y surgen grandes artistas. “Yo soy fan de Roberto Alagna. Es un cantante al que amo mucho, también porque procede de mi tierra, Sicilia”.

Esta meteórica carrera tiene un peaje. El año pasado solo estuvo en su hogar, en Marsala, un mes en todo el año. “Soy un cantante de ópera. Trabajo en el teatro. Gracias a este trabajo tengo la oportunidad de viajar mucho. La única pega es estar lejos de mi familia. Es el precio a pagar”, reconoce. Una familia que incluye un bebé de escasos meses, su segunda hija.\n

Cada obra exige de media entre diez días y tres semanas de estancia en otra ciudad, entre ensayos y representaciones, más conciertos u otros compromisos profesionales. “Las horas en el teatro son muchas, pero no puedo esconder el ansia de saber que está dentro de mí y robo tiempo al tiempo. Cuando estoy en una ciudad como la bella Munich trato de conocer su cultura y costumbres, porque vivo del arte”, asegura.

“Esta ciudad ofrece mucho. La primera vez que vine pensé: ¡Mama mía! Es una ciudad increíble. Cuando estoy aquí, y tengo la oportunidad, asisto a un concierto o un ballet. Todos los días hay arte. El amante de la música clásica también debe visitar el centro comercial Ludwig Beck, en Marienplatz. Es un lugar divino”.

“Munich está llena de historia y de arte”, insiste Paolo Fanale. Aunque no puede evitar bromear con su agente de prensa, también siciliano, con la rivalidad entre los dos equipos de fútbol de la isla italiana, reconoce que no es aficionado. Los coches, en cambio, son otro tema. “Hipertecnológico y centelleante” es como describe el Museo BMW, que recorre la historia de la marca desde que fabricaba motores y aviones hasta los coches que ahora se comercializan. Fiel a la dicotomía entre modernidad y clasicismo, no duda en defender un segundo después al palacio real y museo Residenz como “uno de los palacios más bellos de Europa”. Y comenta arrobado los detalles decorativos del teatro de la ópera que una vez dirigió Richard Strauss y donde se estrenaron óperas de Richard Wagner. “Un lugar que me fascina es Lenbachhaus, residencia de un pintor y galería de arte con obras desde el siglo XIX hasta la época contemporánea”, añade.  \n

“Otro lugar que hay que ver es la catedral, bellísima, en la que se dice que hay una huella del diablo”, recomienda el tenor. La leyenda cuenta que el diablo se enfadó al ser engañado por el arquitecto, que le prometió construir una iglesia sin ventanas si no se entrometía en las obras. “Quizás es cierto”, bromea.

Paolo Fanale completa su recorrido por los atractivos de Munich con una recomendación gastronómica: “Todo el que venga debe comer un pretzel y beberse una cerveza. Son los mejores del mundo”. Reconoce que mantener una disciplina física es muy importante en su trabajo. Pero no puede decir que no a una buena cerveza. ¿Otro pacto con el diablo?  \n

“Otro lugar que hay que ver es la catedral, bellísima, en la que se dice que hay una huella del diablo”, recomienda el tenor. La leyenda cuenta que el diablo se enfadó al ser engañado por el arquitecto, que le prometió construir una iglesia sin ventanas si no se entrometía en las obras. “Quizás es cierto”, bromea.

Paolo Fanale completa su recorrido por los atractivos de Munich con una recomendación gastronómica: “Todo el que venga debe comer un pretzel y beberse una cerveza. Son los mejores del mundo”. Reconoce que mantener una disciplina física es muy importante en su trabajo. Pero no puede decir que no a una buena cerveza. ¿Otro pacto con el diablo?  \n

\n

RESERVA LAS HISTORIAS DE PASSENGER6A

Reserva

las historias de Passenger6A

Aventura

Aventura

La carrera del Polo Norte

A 30 grados bajo cero hasta el sudor se congela. La Maratón del Polo Norte, la carrera más septentrional del mundo, no se lo pone fácil a los ‘runners’. \n

A

l fin el Polo! El premio de tres siglos, mi sueño y ambición durante 23 años. Mío al fin..." Fue lo que escribió en su diario de viaje el explorador estadounidense Robert Peary, quién se obsesionó con ser el primer hombre en pisar el Polo Norte, el congelador del planeta. Su hazaña, cumplida supuestamente en 1909, se vio enturbiada por su archienemigo Frederick Cook, que afirmó haberlo conseguido un año antes. \n

Entre dos y cinco millones de años se calcula su origen, pero si nos basamos en su descubrimiento es apenas un bebé. Howard y Deb Limbert, una pareja de espeleólogos británicos, organizan una expedición a Vietnam en 1990. Trece viajes se suceden desde entonces culminando en 2009, cuando se realiza la primera expedición a Son Doong. No la hubieran sacado de su letargo de no ser por Ho Khanh, un granjero local que cazó durante años en la zona y se escondió por casualidad en las cueva para protegerse de la lluvia. Aún así, Son Doong es esquiva, hacen falta tres expediciones con ayuda de Ho Khanh para encontrarla. Los bosques y la densa vegetación la convierten en una fortaleza casi inexpugnable.\n

Foto: North Pole Marathon / Copyright, North Pole Marathon

El récord lo tiene el irlandés Thomas Maguire, quien completó la carrera en 3 horas, 36 minutos y 10 segundos.

\n

Alcanzar los 90º latitud norte sigue siendo hoy el objetivo de la Maratón del Polo Norte, la carrera más fría del mundo. La primera se produjo en 2002, cuando Richard Donovan, actual director de la carrera, cubrió la distancia en solitario. 42,195 kilómetros disputados sobre agua congelada, con una corteza de hielo que alcanza metro y medio de grosor y que se desplaza a una velocidad de doce kilómetros al día. Es lo único que separa a los corredores de los 4.000 metros de profundidad del océano Ártico. “Lo bueno, afirma Donovan, es que “no hay que preocuparse por el trafico”.
 \n

\n

Uno de los elegidos

El fotógrafo Ryan Deboodt, especializado en reportajes de aventura y viajes, sobre todo en la zona de Vietnam, ha captado algunas de las mejores y más espectaculares imágenes de Son Doong con ayuda de un dron.\n

Las hermanas pequeñas de Son Doong

El Parque Nacional Phong Nha-Kẻ Bàng, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, alberga en sus 85.000 hectáreas otras cuevas que merecen una visita como Phong Nha y Thien Duong. Estas cuentan con pasarelas de madera acondicionadas para el turista.\n

© Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

‘Cuidado con el dinosaurio’ o ‘la Mano del Perro’ son los nombres de algunas áreas de la cueva.

\n

La galería mide unos 90 metros de ancho y está a casi 240 metros de altura. Incluso se aprecian las nubes en el techo.

Un paisaje que parece de otro mundo pero que tiene una explicación terrenal. La erosión del agua del río sobre la piedra caliza provocó que el techo se derrumbara creando gigantescos tragaluces y dando lugar a una frondosa vegetación con su propio microclima. Uno de sus fenómenos más curiosos son las llamadas ‘perlas de las cavernas’, formadas por las capas de calcita que el agua ha dejado en la arena. Están presentes en otras cuevas, pero su tamaño suele ser el de una canica. En Son Doong llegan a convertirse en esferas casi perfectas del tamaño de pelotas de tenis.

Con el fin de preservar la integridad de la cueva, el gobierno vietnamita restringe el acceso y solo permite la visita de unas 200 personas al año. Oxalis Adventure Tours ofrece a los turistas aventureros la posibilidad de embarcarse en una expedición. 3000 dólares es lo que cuesta plantar el pie en territorio virgen y convertirse en un punto diminuto de la cueva más grande del mundo.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

Además de su propia jungla, Son Doong cuenta también con un río.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

En Son Doong hay espacio suficiente como para albergar una manzana de edificios de 40 pisos.

\n

42,195 kilómetros disputados sobre agua congelada, con una corteza de hielo que alcanza metro y medio de grosor y que se desplaza a una velocidad de doce kilómetros al día.

El récord lo tiene el irlandés Thomas Maguire, quien completó la carrera en 3 horas, 36 minutos y 10 segundos.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

\n

\n

\n

\n

La aventura (y aclimatación) comienza en abril en el archipiélago de Svalbard (Noruega), cuya población de osos supera a la de personas. Si la climatología acompaña, los ‘runners’ vuelan en un Antonov ruso hasta una de las zonas más remotas del mundo, la base polar Barneo, que se construye por un periodo de tres semanas cerca del Polo Norte geográfico. Solo media docena de tiendas de campaña dan otro color a la resplandeciente llanura blanca. Desde que los corredores ponen un pie en el hielo toca encomendarse al dios del ‘buen tiempo’ para que de comienzo. Y puede ser en cualquier momento, la luz diurna permanece 24 horas en esta época del año.

“Es una carrera solo para los que tienen agallas”, reconoce Donovan. Lo que no impide que atraiga a todo tipo de valientes. Desde atletas y corredores de ultramaratón hasta una abuela de 66 años de Gales.\n

Foto: North Pole Marathon / Copyright, North Pole Marathon

Es reconocida oficiamente como la maratón más al norte del planeta.

\n

Foto: North Pole Marathon / Copyright, North Pole Marathon

Generalmente, la preparación física lleva de 15 a 20 semanas.

\n

Uno de los elegidos

El fotógrafo Ryan Deboodt, especializado en reportajes de aventura y viajes, sobre todo en la zona de Vietnam, ha captado algunas de las mejores y más espectaculares imágenes de Son Doong con ayuda de un dron. \n

Ese frío objeto de deseo

Desde hace años, cinco países son los que se disputan la posesión de las inmensas riquezas del Ártico. Estados Unidos con Alaska, Dinamarca a través de Groenlandia, Noruega, Rusia y Canadá.\n

Cuarenta y tres participantes de todos los continentes y veintiún países estuvieron representados en la maratón de 2015, en la que se registró una sensación térmica de -41ºC. El checo Petr Vabrousek conquistó el mar de hielo y se hizo con el triunfo en cuatro horas, 22 minutos y 24 segundos. Aquí el enemigo evidente es el frío extremo y la sensación térmica puede alcanzar los -60º C. Por eso, algunos corredores como el español Fernando González, optan por entrenar en el interior de plantas frigoríficas industriales. Irónicamente, el principal problema a tan baja temperatura es que el sudor se congela y se produce sofocación por exceso de ropa. Otro de los desafíos es el terreno, engañosamente llano y plagado de grietas, bloques de hielo amontonados y nieve blanda. Esto obliga a usar raquetas de nieve en algunos tramos para estabilizar la pisada. \n

El lugar mas solitario sobre el hielo

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

Foto: North Pole Marathon / Copyright, North Pole Marathon

La inscripción para la maratón de 2017 ya está abierta. Su precio es de 13.800 €.

\n

El lugar mas solitario sobre el hielo

Es el llamado Polo Norte de Inaccesibilidad, el lugar más difícil de alcanzar. Se sitúa en el centro del Océano Ártico y representa el punto más alejado de cualquier trozo de tierra, a unos 450 kilómetros del Polo Norte geográfico. Una expedición británica tiene previsto alcanzarlo en 2016.\n

Weekenders

La mejor fiesta de la tierra

Una vez al año, en mitad del desierto sudafricano, se monta una ciudad efímera dedicada al arte en la que la única premisa es divertirse. En AfrikaBurn no hay reglas.\n

Foto: ©Shanna Jones

AfrikaBurn tiene un espíritu aperturista, sin restricciones.

\n

Diez años de AfrikaBurn

Cada año AfrikaBurn se articula en torno a un tema central. En esta edición es X, como número romano que indica el diez y como la letra que representa un resultado desconocido. Un homenaje a la décima edición del festival, reflejo del pasado y de lo que está por venir. \n

M

ás de 16.000 kilómetros separan los desiertos de Tankwa Karoo National Park (Sudáfrica) y Nevada Black Rock (Estados Unidos). ¿Qué une a estas dos regiones tan lejanas? Lo primero, su clima semi-desértico. Lo segundo, son escenario de dos de los festivales más 'salvajes' del planeta: Burning Man (el original) y AfrikaBurn (versión sudafricana). Una vez al año, miles de personas acuden a estas ciudades temporales en mitad de la 'nada' para dar rienda suelta a su creatividad y para pasarlo bien. Muy bien.

Todo comenzó en una playa de San Francisco en 1986 cuando un grupo de amigos se reunió para celebrar el solsticio de verano. Como final de fiesta, quemaron una figura de un hombre hecha de madera. Así nacía Burning Man. En los 90 el festival tomó tal dimensión que tuvo que trasladarse a una ubicación más 'despejada': el desierto de Nevada. Desde entonces, la asistencia media ronda los 70.000 'burners' (así es como se conoce a los participantes del festival) y las entradas suelen esfumarse en minutos, dejando atrás el secretismo que caracterizaba a este festival en los primeros años. De hecho, se acusa a ciertos gurús de Silicon Valley de haber desvirtuado el festival, desplegando auténticas mansiones temporales en el desierto.\n

La historia de AfrikaBurn es más reciente. El primer festival realizado en suelo sudafricano data de 2007. De menores dimensiones, el 'hermano pequeño' de Burning Man mueve en torno a un 10-15% de público respecto al evento americano. Aunque cada año atrae a más visitantes, y de nacionalidades más dispares. La edición de 2016 tendrá lugar del 25 de abril al 1 de mayo en Tankwa Karoo National Park, a unos 300 kilómetros al norte de Ciudad del Cabo. Cada participante recibe un pasaporte con un mensaje muy claro: "Baila, disfruta, grita, chilla, da volteretas, brinca desnudo y aúlla a la luna libremente y sin miedo". \n

Foto: © Ludovic Ismael

Algunas de las obras de arte a gran escala se trasladan a entornos urbanos una vez finalizado el festival.

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

El vestuario y el atrezo parecen propios del rodaje de una película.

\n


 \n

Foto: ©Shanna Jones

\n

Las noches en Tankwa Karoo suelen ser muy frías, mientras que durante el día es fácil alcanzar los 40ºC (a la sombra). Hasta este desierto se llega tras atravesar un camino de arena de más de 100 kilómetros sin ningún rastro de civilización.\n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Otros lugares imprescindibles para el viajero melómano son el teatro que acoge el Grand Ole Opry cada semana, donde tocaron vacas sagradas, desde Porter Wagoner a Dolly Parton. El propio Bluebird Café, un local de 20 escasas mesas y ambiente intimo, que muchos artistas eligen para presentar por primera vez sus canciones. O la United Record Pressing, la fábrica de discos más grande del país, abierta desde 1949, donde eligieron personalmente el color de sus vinilos The Beatles, Bob Dylan o Miles Davis.\n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Foto: Joe Carillo

Uno de los múltiples locales de conciertos es el Whiskey Bent Saloon.

\n

Entorno adverso

El dj londinense Ali B, que estuvo en AfrikaBurn en 2011, define el festival como "la mejor fiesta en la Tierra". La premisa es simple: una ciudad temporal dedicada a cualquier expresión artística que puedas imaginar –y las que no, también–. Triunfan disfraces, ‘performances’ y vehículos 'mutantes' para moverse por el campamento. La organización únicamente provee de hielo a los participantes, el resto de necesidades (comida, bebida, cama) depende de cada 'burner'. No hay vendedores, tampoco patrocinadores. Fue creado por una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es coordinar este evento una vez al año. Para esta décima edición se han puesto a la venta unas 11.000 entradas. El campamento temporal se volverá a instalar en torno a una figura central que arde como final de fiesta. AfrikaBurn es resultado de la expresión artística de una comunidad de voluntarios. Sin reglas, pero con once mandamientos. Entre ellos: participación, intercambio de regalos y respeto al medio ambiente, lo que supone no dejar ningún residuo para que el desierto vuelva a ser eso, desierto. \n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos a ritmos de rock, pop, jazz, blues, country e incluso gospel.

Triunfan disfraces, ‘performances’ y vehículos 'mutantes' para moverse por el campamento.

Foto: ©Ismael Ludovic

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Tú y yo

Tú y yo

‘Road trip’ por el techo del mundo

Para recorrer juntos la carretera de la Amistad hace falta ser mucho más que amigos. Une la capital del Tíbet con Katmandú y su altura media es de 4.000 metros.  \n

Atraviesa el Himalaya pasando junto al monte más famoso del mundo: el Qomolangma, aunque seguramente conozcas su otro nombre, Everest. Esta autopista hacia el cielo es una de las carreteras más elevadas del mundo, con pasos de más de 5.200 metros. En los cinco días que suele durar el recorrido en coche, 26 en bicicleta, la carretera de la Amistad hace honor a su nombre y estrecha lazos entre quienes la conquistan. El viaje tiene algo de místico, y por remoto y solitario que sea el camino, ‘you’ll never ride alone’.\n

\n

Está formada por dos vías, la 318 en el Tíbet y Arniko Rajmarg una vez en Nepal. En total, unos 900 kilómetros de paisajes y naturaleza. La ruta comienza en Lhasa, la antigua ‘ciudad prohibida’, llamada así porque hasta los años sesenta los extranjeros tenían acceso restringido. Los tres días de periodo de adaptación que requieren sus 3.650 metros de altura son la oportunidad perfecta para explorar la zona.  \n

El olor a velas de mantequilla de yak lo impregna todo

Aquí está la última residencia del Dalai Lama, el Palacio de Potala. Sus trece pisos parecen incrustarse en la montaña, dando lugar a un imponente edificio bicolor formado por los Palacios Blanco y Rojo. Es Patrimonio de la Humanidad junto con el Palacio de Norbulingka y el templo de Jokhang. Alrededor de este último tiene lugar la ‘kora’, en la que cada día miles de personas caminan en círculos mientras rezan y cantan sus plegarias. El olor a velas de mantequilla de yak lo impregna todo.\n

\n

Foto: http://himalayajourney.com/

En Lhasa hay dos grandes monasterios, Sera y Drepung, donde viven cientos de monjes.

\n

La arquitectura tibetana se despliega por todo el camino en forma de templos y monasterios como el Kumbum de Gyangtse, primera parada después de Lhasa. Sus 108 capillas están decoradas con pinturas de Buda y guarda más de 3.000 estatuas. Se le conoce como ‘estupa de los innumerables Budas’. Para llegar, hay que atravesar valles y pasos de montaña. Ellos también forman parte de la arquitectura ancestral del Tíbet. El primer paso, Kamba La, tiene 4.794 metros y las mejores vistas del Lago Yamzho Yumco, ‘lago jade’ para los tibetanos, aunque en realidad refleje todas las tonalidades, del azul marino al turquesa. El paso más alto es Gyatso La (5.248 metros). Desde allí, los picos nevados de los ‘ochomiles’ parecen estar un poco más cerca.\n

Una parada obligatoria

La carretera de la Amistad conecta con el camino que lleva al campamento base del Everest en su cara norte. Allí está el paso Geu La. Sus 5.100 metros tienen un premio ‘a la altura’: una panorámica de cinco ‘ochomiles’, entre ellos, el más alto del mundo, el Everest.\n

Foto: http://himalayajourney.com/

Los tibetanos se han adaptado a vivir a más de 4.000 metros de altitud. Según la revista Nature, es gracias a la genética de sus antepasados.

\n

El serpenteante camino, arriba y abajo del Himalaya, está salpicado por pequeñas aldeas donde se imponen las costumbres tibetanas. Shigatse es la segunda ciudad más importante. En ella está el monasterio Tashilhunpo, donde vivía el Panchen Lama, segunda figura del budismo por detrás del Dalai Lama. Mucho más pequeño es el monasterio de Rongphu, el más elevado del mundo a 5.030 metros. Por él pasan los escaladores en su camino al campamento base del Everest.

Nepal aparece al otro lado del puente de la Amistad. 115 kilómetros separan la frontera de la capital nepalí, Katmandú. Aún quedan rincones por conocer, como la ciudad medieval de Bhaktapur, pero el destino final se acerca. ‘Namaste maro sathi’, adiós amigo.\n

Foto: http://himalayajourney.com/

Barkhor es el principal barrio de Lhasa. Está compuesto por pequeñas calles llenas de puestos callejeros y la plaza de Jokhang, donde se encuentra el templo.

\n

Breve guía de símbolos tibetanos

Las ruedas de oración llevan escrito un mantra. Cuando giran, los budistas creen que el viento se lleva la oración. Las banderitas de colores que cuelgan de pagodas y tejados se llaman banderas votivas. Tienen su origen en una creencia anterior al budismo y representan los cinco elementos.  \n

Foto: http://himalayajourney.com/

Barkhor es el principal barrio de Lhasa. Está compuesto por pequeñas calles llenas de puestos callejeros y la plaza de Jokhang, donde se encuentra el templo.

\n

Vacaciones

Vacaciones

Donde Dios puso el Oeste

Utah y Arizona comparten Monument Valley, pero este siempre pertenecerá a John Ford, que a pesar de no tener el gatillo más rápido del Oeste, lo conquisto de todos modos. \n

C

omo las estrellas del Hollywood, Monument Valley debería tener representante. Es veterano en ‘pasearse’ delante de una cámara. En 1939, momento en que John Ford estrenaba ‘La diligencia’, el ‘western’ no pasaba por su mejor momento. El director se propuso elevarlo a los altares de la cinematografía y convirtió una polvorienta y basta llanura roja en su ‘set’ particular hasta 1964. Se fue con nueve películas bajo el brazo. Hoy Monument Valley es uno de los lugares más fotografiados del mundo.\n

“Si amabas a John Ford él hacía que ese amor se volviera contra ti” afirma Glenn Frankel, ganador del Pulitzer y autor del libro ‘The searchers’, basado en ‘Centauros del desierto’. Y aunque Ford cayó en el cliché hollywoodense con Katherine Hepburn, su relación amorosa más sonada la tuvo con el cine, y particularmente con Monument Valley. \n

A Ford le dieron el soplo

Harry Goulding era un comerciante con tierras en Monument Valley. Debido a las calamidades que los navajo sufrían, consecuencia de la Gran Depresión, viajó a Los Ángeles en busca de un director que rodara allí. Convenció a John Ford y el resto es historia del cine. Hoy Goulding’s Lodge, hotel y museo, lo recuerda y sigue acogiendo a visitantes.\n

John Ford's Point proporciona una de las mejores vistas del parque.

Aquí se sentaba en su silla de director, con su parche en el ojo y armado con su genio irritable. Pero su hogar de rodaje nada tiene que reprocharle, nunca sufrió su ira porque para él era “el lugar más completo, bello y tranquilo de la tierra”. Un mar de arena rojiza interrumpido por aisladas mesas, promontorios y monolitos de arenisca que se elevan hasta los 300 metros. Es “Donde Dios puso el Oeste”, añadiría su actor fetiche John Wayne, ‘el más duro’ de estas tierras.

Monument Valley Navajo Tribal Park forma parte de la nación navajo, la mayor reserva de nativos americanos en Estados Unidos. Aquí se llega por la icónica carretera US 163, tan recta y larga que hasta Forrest Gump se cansó de correr por ella. Sus caprichosas formas comenzaron a esculpirse hace millones de años por la continua erosión del agua y el viento. Adentrarse en el ‘Far West’ va más allá de buscar por el camino algún estepicursor, traducido como ‘esa mítica bola de paja seca rodante’ tan propia de las pelis de vaqueros. Hoy la experiencia más aventurera es recorrer en un jeep de la mano de un navajo los 27 kilómetros de Valley Drive, un polvoriento camino sin asfaltar. Los navajos viven de los turistas, pero no quieren una carretera pavimentada dentro del parque, eso supondría abrir la veda al turismo masivo.

 \n

‘Centauros del desierto’ ha sido clasificada como la mejor película de la historia por Steven Spielberg.

\n

El plató más polvoriento

El primer ‘western’ de Monument Valley no lleva el sello de John Ford sino el de George B. Seitz, quien dirigió ‘El ocaso de una raza’ en 1925. Otros títulos aquí rodados son ‘Regreso al futuro III’(1990), ‘Thelma y Louise’ (1991), y ‘El llanero solitario’ (2013).\n

‘The Three Sisters’ es una formación que recuerda a una monja y a sus dos pupilas. John Wayne bromeaba diciendo que formaban una W en su honor.

Gracias a la profundidad de campo, formaciones como ‘The Mittens’ (Las manoplas), ‘Camel Butte’ (El camello), ‘The Three Sisters’ (Las tres hermanas) o ‘The Thumb’ (El pulgar) se convirtieron en un personaje más de las películas de Ford. Testigos mudos de las carreras del séptimo de caballería a golpe de trompeta en ‘Fort Apache’ y ‘La legión invencible’.

Y mejor que una estrella en el Paseo de la Fama es tener un mirador con la mejor panorámica del valle. John Ford's Point es uno de los lugares más concurridos. Una roca en el borde de una meseta que también sirvió durante años como cartel de Marlboro. En este homenaje natural al gran director, apodado ‘Natani Nez’ (‘líder alto’) por los navajos, se puede fotografiar a un jinete solitario que se instala a diario para regocijo del visitante. Es posible también emular a Wayne durante media hora a lomos de un caballo, eso sí, ahora sin ser perseguido por los comanches.

Dios puso el Oeste en Monument Valley, pero fue Ford quien se encargó de difundir la buena nueva. Música y fundido a negro.\n

La carnicería que no vende carne

The Vegetarian Butcher en Ámsterdam es un sueño hecho realidad para muchos vegetarianos. Desde hamburguesas a tiras de bacon ahumado o atún. Aquí podrás encontrar cualquier sustitutivo de la carne que imagines con un sabor increíble.\n

\n

Monument Valley Navajo Tribal Park forma parte de la nación navajo, la mayor reserva de nativos americanos en Estados Unidos.

Cultura

Cultura

Cervantes, el más deseado de España

Se cumplen 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes. En Castilla-La Mancha dejó su huella, pero Madrid, Sevilla y Barcelona siguen hablando por él.\n

C

ervantes está vivo, y la prueba es que tiene Twitter: @Cervantes_Vive. Es una forma de homenajear al escritor español más famoso de todos los tiempos por el cuarto centenario de su muerte. “Este que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada”. Así se describe en el prólogo de sus ‘Novelas ejemplares’. Es lo más cercano a un autorretrato que conocemos de él. Miguel de Cervantes Saavedra era tartamudo. Se expresaba mejor con la pluma y escribió el libro más traducido después de la Biblia. ‘El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha’ puede leerse en más de 140 lenguas.

Nació en Alcalá de Henares (Madrid, España) en 1547, pero Alcázar de San Juan (Ciudad Real) también reclama su natalidad. En el casco histórico de Alcalá está el Museo Casa Natal de Cervantes, que cuenta con la segunda edición en castellano de ‘El Quijote’, impresa en 1605. Desde la céntrica estación de Atocha (Madrid) parte el Tren de Cervantes. Su destino es Alcalá y la esencia cervantina se respira en el trayecto: actores caracterizados del siglo XVII representan fragmentos de sus obras. \n

En el casco histórico de Alcalá está el Museo Casa Natal de Cervantes, que cuenta con la segunda edición en castellano de ‘El Quijote’, impresa en 1605.

La mayoría de ellos pertenecen a Kananaskis Country, un conjunto de parques rodeados por las Montañas Rocosas en Calgary (Canadá). Un área extensa y salvaje, perfecta para imitar a las tierras vírgenes en las que se aventuran los ‘tramperos’ de la película en busca de pieles. Iñárritu buscaba el máximo nivel de realismo. No quería utilizar cromas ni efectos especiales y solo filmaba con luz natural. Esto provocó un retraso en los planes de rodaje porque había días en los que solo podían trabajar dos o tres horas. La naturaleza no entiende de fechas de producción y el paisaje nevado se esfumó obligando al equipo a buscar una alternativa. La encontraron 13.000 kilómetros al sur, en Ushuaia, el lugar más austral del mundo.  \n

Foto: Carlos Luján

Existe una ruta alternativa de 600 kilómetros para seguir los pasos de Don Quijote en autocaravana.

\n

Foto: Carlos Luján

El Museo Casa Natal de Cervantes ha diseñado una ruta teatralizada basada en las andanzas de Don Quijote para el verano de 2016.

\n

Un hidalgo inspirador

Rodrigo de Pacheco, el marqués que supuestamente ordenó encerrar a Cervantes en la cueva de Medrano, ha sido señalado como el modelo que inspiró al escritor para el personaje de Don Quijote. En la iglesia de San Juan Bautista, en Argamasilla de Alba, se puede ver el cuadro donde aparece el caballero. \n

El ayuntamiento ha ideado un programa de actividades para conmemorar el IV centenario de la muerte del escritor: exposiciones, conciertos, teatro, danza y cine. Pretenden que a Cervantes, quien escribió más de 30 obras, se le conozca más allá del hidalgo de “complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro” que le dotó de fama universal y casi consiguió eclipsarle. “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”, es la frase más repetida de la literatura española. Y varias localidades manchegas quieren atribuirse el honor. Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), es la que más puntos tiene. Lo afirman los investigadores que analizaron durante diez años los caminos y tiempos de ‘El Quijote’. También podría ser Argamasilla de Alba. Tiene sentido que no quisiera recordarla: aquí estuvo preso en la cueva de Medrano, supuestamente por llevar a cabo una recaudación de impuestos fuera de su jurisdicción.

Don Quijote recorre los caminos de La Mancha acompañado de su fiel escudero Sancho Panza, pero existe controversia sobre los pueblos que cruzó. Que en el siglo XVII no se pudiera hacer ‘check in’ con Foursquare, no impide que haya una ruta turística oficial de Don Quijote distinguida como Itinerario Cultural Europeo. Pasa por más de 2000 kilómetros, repartidos en 148 municipios. Comienza en Toledo, capital de Castilla-La Mancha. En Campo de Criptana (Ciudad Real) están los molinos de viento que confundía con gigantes. \n

Foto: Carlos Luján

El cuadro exvoto de Rodrigo de Pacheco está fechado en 1601, cuatro años antes de la aparición de la primera parte de la novela de Cervantes.

\n

Foto: Carlos Luján

En el Centro de Interpretación de Alcalá de Henares hay una reproducción de la pila bautismal del dramaturgo.

\n

El actor trotamundos

Los protagonistas ven el mar por primera vez en Barcelona desde un portal de la muralla, casi llegando al final de su aventura. Hoy en su lugar está la Facultad de Náutica. Cervantes visitó la ciudad al menos una vez y se alojó en el número 2 del paseo de Colón. La ciudad condal le rinde tributo en el Liceo de Barcelona el 20 de agosto con el estreno de ‘El hombre de La Mancha’, un musical moderno, “una versión como nunca se ha visto", según la organización. El 6 de octubre se instalará en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid donde permanecerá toda la temporada.

Antes de publicar ‘El Quijote’, Cervantes vivió en Andalucía durante diez años. Trabajó como recaudador de impuestos para las galeras de Felipe II. Fue excomulgado, acusado de prevaricación y estuvo preso en la Cárcel Real de Sevilla. Aquí comenzó a idear su obra cumbre. Lo dice en el prólogo de la primera parte: "Se engendró en una cárcel, donde toda incomodidad tiene su asiento". Tenía casi 58 años cuando ‘El Quijote’ vio la luz. Fue una sorpresa: llevaba 20 sin publicar nada y su éxito fue inmediato. Don Quijote se convirtió en más que un personaje. Lo sintetizó el poeta español y crítico literario Dámaso Alonso: “Él es España”.

 \n

Muchos creen que fue el 23 de abril, Día Internacional del Libro, pero falleció de diabetes el 22. Sus restos están en el Convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid. No hay prueba de ADN, pero lo aseguran los antropólogos que los analizaron. La literatura prefiere pensar que es inmortal.\n

Discrepancias sobre la muerte de Cervantes

En el casco histórico de Alcalá está el Museo Casa Natal de Cervantes, que cuenta con la segunda edición en castellano de ‘El Quijote’, impresa en 1605.

Foto: Carlos Luján

La cueva de Medrano fue declarada Monumento de Interés Histórico-Artístico en 1970.

\n

Foto: Carlos Luján

\n

Foto: Carlos Luján

\n

Foto: Carlos Luján

\n

Top 6A

MAGAZINE

TOP 6A

Iglesias que colgaron los hábitos

Bares, restaurantes e iniciativas artísticas se suben a los altares. Estas iglesias abandonadas resucitan para convertirse en templos de modernidad.

Iglesia Skate (Asturias, España)

El colectivo Church Brigade y el artista Okuda San Miguel han transformado la iglesia de Santa Bárbara en un templo del ‘skateboarding’. Para patinar, hay que solicitarlo en su web. El colorido interior se completó en tan solo siete días tras una campaña de ‘crowdfunding’. The Guardian lo bautizó como “la Capilla Sixtina del skate”.

The Church (Dublín, Irlanda)

St. Mary’s Church cerró en 1964. Cuatro décadas más tarde, reabrió sus puertas para convertirse en el bar de moda en la capital irlandesa. Incluye restaurante, café, club y zona de barbacoa. El fundador de Guinness se casó aquí en 1761. Hoy, la gente disfruta de su cerveza negra en ese mismo lugar. De domingo a miércoles lo hacen con música y bailes tradicionales irlandeses.

The Jane (Amberes, Bélgica)

“La comida es nuestra religión”. Nick Bril y Sergio Herman son así de directos cuando hablan de su restaurante. La cocina está, cómo no, en el altar. En la parte de arriba, donde solía estar el órgano, hoy pueden disfrutarse cócteles y cenas en un ambiente relajado. Es el Upper Room Bar.

Selexyz Dominicanen (Maastricht, Países Bajos)

Selexyz y el estudio de arquitectura Merkx+Girod convirtieron esta iglesia gótica en una de las librerías más bellas del mundo. Si necesitas silencio sepulcral para leer, este es tu sitio. La zona de lectura está en el ábside de la iglesia y los libros se reparten en dos pisos a lo largo de la nave, todo ello perfectamente integrado con la estructura original.

Ace Hotel Downtown Los Ángeles (California, Estados Unidos)

El pasado religioso del hotel más ‘chic’ del Downtown asoma por encima de su terraza en forma de torre gótica. Antes, fue sede de United Artists, el estudio de Charles Chaplin y Mary Pickford. La actriz era una enamorada de la arquitectura gótica española y fue quien sugirió este estilo. Al teatro, completamente ornamentado, no le falta ni un detalle: podría ser el interior de cualquier catedral europea.

Paradiso (Ámsterdam , Paises Bajos)

Esta antigua iglesia del s. XIX es hoy una sala de conciertos. Por su escenario han pasado estrellas de la talla de Nirvana, los Rolling Stones o Amy Winehouse. Abrió durante la época hippie, en 1968, con el nombre ‘Cosmic Relaxation Centre Paradiso’. Su buena acústica, herencia de su arquitectura eclesiástica, pronto la convirtió en la preferida de los músicos.

Hotel Mercure Poitiers Centre (Poitiers, Francia)

Foto: Elchino Pomares

Foto: Eric Kleinberg

Foto: Roos Aldershoff

Travelfancy

Travelfancy

Travelfancy

\n

\n

Habitaciones para navegar

Alojarse en un hotel flotante ya no signfica dormir en un camarote. Las habitaciones catamarán diseñadas por la compañía de yates Salt & Water’s son verdaderos bungalows flotantes con su propia cubierta. Los huéspedes pueden elegir cuando acercarse a las zonas comunes para desayunar y cuándo alejarse para tener intimidad.\n

\n

El festival de los ricos y famosos

Entre las palmeras y las colinas de la ciudad de Indio, a unos 200 kilómetros al este de California, se celebra el festival de Coachella. El que congrega a más famosos por metro cuadrado. Con un cartel en el que destacan Guns N' Roses y Calvin Harris tiene previsto un lleno total en sus dos fines de semana: del 15 al 17 y del 22 al 24 de abril.\n

Foto: Etoile-Sur-Mer Annabelle Schachmes

\n

Intenso sabor a mar

El Mar Mediterráneo baña el centro de París en el restaurante Etoile-Sur-Mer, del chef Guy Savoy. El chapuzón puede comenzar con unas ostras en el cercano bar L’Huîtrade. El mar se pone al servicio del comensal fiel a la definición de cocina que hace Savoy: “El arte de transformar en felicidad unos productos cargados de historia".\n

\n

El arte vuelve a San Francisco

El próximo 14 de mayo reabre sus puertas el MOMA de San Francisco, el centro de arte moderno más importante de Estados Unidos después del MOMA de Nueva York. Tras las obras de ampliación ha duplicado su espacio y ahora cuenta con siete plantas. La instalación inaugural cuenta con la reconocida Colección Fisher, la mayor colección privada de arte contemporáneo. \n

\n

Prada + Milán = Arte

Una antigua destilería convertida en un centro de arte en una ciudad más conocida por la moda que por el arte contemporáneo. La nueva sede de la Fondazione Prada en Milán yuxtapone edificios existentes rediseñados con otros totalmente nuevos. Una de sus estructuras más conocidas es su casa encantada, una torre recubierta de láminas de oro.  \n

Foto: © Sergio Tapiro

\n

“El poder de la naturaleza”

Así se titula esta fotografía del volcán Colima (México) galardonada con el tercer premio de los World Press Photo en la categoría Naturaleza. Conocido como 'el volcán de fuego' está activo y sus erupciones son un espectáculo digno de ver desde los municipios colindantes como Comala, Cuauhtémoc, Tuxpan o Zapotitlán. \n

Markthal Rotterdam

\n

Comida de diseño

El Markthal Rotterdam, el mercado gastronómico cubierto más grande de Holanda, es el sueño de cualquier ‘foodie’, pero también de un arquitecto. Los puestos de comida se distribuyen bajo el arco de un edificio de viviendas multicolor. Integra como ningún otro espacio diferentes funciones y supone un auténtico espectáculo por su forma, altura y colorido interior. \n

Foto: Courtesy Messner Mountain Museum

\n

Un museo a 2.275 metros

En julio se inauguró la última pieza del Messner Mountain Museum, un proyecto del alpinista Reinhold Messner. Fue el primero en conquistar sin oxígeno los picos más importantes del mundo y este museo, dividido en seis espacios, es su 15º. MMM Corones se incrusta en el paisaje del Tirol del Sur para contar la historia del montañismo… desde la montaña.\n

Lo último

Infinity Pillow Huzi

Una almohada circular que permite infinitas formas de colocársela. Está hecha a mano, con Tejido Bamboo y relleno de Thinsulate de 3M™ para resultar cómoda y suave.\n

Fujifilm Instax Mini 70 Camera

Si crees que los ‘smartphones’ han enterrado a las cámaras de fotos analógicas no conoces a la sucesora de la mítica Polaroid. Fácil, instantánea, fiable y divertida.\n

Freitag Maurice & Julien Tote

La innovadora empresa suiza ha creado un bolso tote utilizable también como mochila. Como el resto de sus productos, los materiales son lonas de camiones recicladas. Disponible en dos tamaños.\n

Bose SoundLink Around-Ear Wireless Headphones II

15 horas de autonomía para unos auriculares sin cables para escuchar música o hablar por teléfono durante los viajes más largos.\n

Colección Amphibiox Geox

Botas inspiradas en el ‘trekking’ de suela hiperligera y superficie de resistente piel impermeable para los que consideran las escapadas urbanas como una larga travesía de montaña.\n





0 %