Ampliamos horizontes y descubrimos los mejores destinos viajeros desde Magazine 6A, nuestra revista digital mensual. Un nuevo canal, disponible en 14 ediciones y 11 idiomas para seguir inspirando tus ganas de conocer el mundo. Toma asiento y síguenos en esta aventura que empieza ya.

Portada

Número 8

Noviembre 2016

Santiago de Chile

Ciudades de autor

SANTIAGO DE CHILE Y VALPARAÍSO

Destino al infierno

Aventura

Oporto adelanta el reloj

Escapadas

Date un baño (de bosque)

Tendencias

Sumario

Magazine

Sumario

Sumario

Número 8

Santiago de chile y valparaíso

Ciudades de autor

La capital del país más largo y estrecho del planeta ha renacido varias veces. Cosmopolita y acogedora nos invita a recorrer su memoria y su futuro.

Federico Sánchez

“El hombre no existe desnudo”

Desde su programa de televisión, ‘City Tour’, o como decano del Campus Creativo, Federico Sánchez enseña a pensar en dónde y cómo habitamos.

Aventura

Destino al infierno

La depresión Danakil, en el Cuerno de África, es uno de los puntos más calientes del planeta. Con apenas 60.000 habitantes, son muchos menos los que se atreven a visitarla.

Escapadas

Oporto adelanta el reloj

Ha nacido el Oporto ‘cool’. La ciudad con la ‘saudade’ más vetusta del mundo es también la que tiene el corazón ‘indie’ y artístico más apresurado: festivales, arte y tapas.

Playas

Bodrum, el Saint-Tropez turco

“Paraíso de eternos azules”, según Homero. Diez siglos después, la ciudad portuaria turca tienta por otros motivos a curiosos, ‘bon vivants’ y ‘jet-setters’ que incrementan su censo cada verano.

Tendencias

Date un baño (de bosque)

Para hacer terapia no hace falta pasar consulta en un diván. En Japón el mejor método antiestrés es pasear entre árboles con los cinco sentidos.

Cultura

Paredes que quisieron ser viñetas

Los pitufos, Lucky Luke, Astérix, Tintín… Hay una manera diferente de leer cómics, basta con pasearse por Bruselas.

Top 6a

Ver la vida de color rosa

Lo cantaba la francesa Edith Piaf, no hay nada como ver “la vie en rose”. Algunos lugares se lo toman al pie de la letra.

Travelbeats

Aquí te esperan los hoteles y restaurantes de moda, las galerías más rompedoras, nuevas aperturas y los lugares más ‘it’ del planeta.

Bazar

¿Te vas de viaje? Antes de cerrar la maleta, asegúrate de que no se te han olvidado nuestros imprescindibles.  

Equipo

El Contenido de la presente publicación digital (www.passenger6a.com) ha sido proporcionado por CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK S.L., con domicilio en C/ Santiago Bernabeu, 10, 3º - B, Madrid 28036 y CIF B-82065137 (en adelante, “TRAVELVIEW”). 

TRAVELVIEW es el titular de todo el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada.

TRAVELVIEW ha elaborado el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada, a título meramente informativo, siendo responsables los Usuarios de informarse y cumplir con los requisitos necesarios para realizar cualquier viaje (en cuanto a pasaporte, visado, vacunas, etc.).

TUI Spain S.L.U, sociedad domiciliada en la Calle Mesena, 22, 2º Derecha, 28033 – Madrid (España), es el cesionario en exclusiva de dicho Contenido.

Por ello, solamente se encuentra permitida la visualización y carga para uso personal y no comercial del Contenido de la publicación digital. En ningún caso, los Usuarios podrán transferir dicho Contenido a terceras personas o entidades. Igualmente, se encuentra expresamente prohibido copiar, distribuir, modificar, reproducir, trasmitir, publicar, ceder o vender el Contenido alojado en la publicación digital, así como crear nuevos productos o servicios derivados del Contenido de la publicación digital.\n

El Contenido de la presente publicación digital (www.passenger6a.com) ha sido proporcionado por CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK S.L., con domicilio en C/ Santiago Bernabeu, 10, 3º - B, Madrid 28036 y CIF B-82065137 (en adelante, “TRAVELVIEW”). TRAVELVIEW es el titular de todo el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada. TRAVELVIEW ha elaborado el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada, a título meramente informativo, siendo responsables los Usuarios de informarse y cumplir con los requisitos necesarios para realizar cualquier viaje (en cuanto a pasaporte, visado, vacunas, etc.). TUI Spain S.L.U, sociedad domiciliada en la Calle Mesena, 22, 2º Derecha, 28033 – Madrid (España), es el cesionario en exclusiva de dicho Contenido. Por ello, solamente se encuentra permitida la visualización y carga para uso personal y no comercial del Contenido de la publicación digital. En ningún caso, los Usuarios podrán transferir dicho Contenido a terceras personas o entidades. Igualmente, se encuentra expresamente prohibido copiar, distribuir, modificar, reproducir, trasmitir, publicar, ceder o vender el Contenido alojado en la publicación digital, así como crear nuevos productos o servicios derivados del Contenido de la publicación digital.

Javier García

Director Editorial

Jorge Martín

CMO

Pablo Olmos Adamowich

Director Creativo

Carmen Ovalle

Redactora Jefa

Lucía Martín

Redactora

Guadalupe Rodríguez

Redactora

Amanda Franco

Redactora

Erika González

Redactora

Elena Arranz

Redactora

Patricia Gardeu

Redactora

Alejandra Abad

Redactora

Carmen Domenech

Directora de Cuentas

Clara Gil

Directora de Cuentas

Nuria Cabot

Directora de Marketing

Ana García

Directora de Estrategia Internacional

Aurelio Cabra

Community Manager

José António Alves

Editor de Contenidos Internacionales

Cova García

Diseñadora

Álvaro Calleja

Director Técnico

Santiago García

Director de Desarrollo

Roberto González

Programador

Sergio Cieza

Programador

Natalia García

Programadora

Carlos Luján

Editor Gráfico

Beatriz Iznaola

Ejecutiva de cuentas

Laura García

Ejecutiva de cuentas

Reportaje - Santiago de Chile

Magazine

Destino

Ciudades de autor

Santiago de Chile y Valparaíso

Texto:

Martín García Almeida

Kreativa Visual

Kreativa Visual

La capital del país más largo y estrecho del planeta ha renacido varias veces. Cosmopolita y acogedora nos invita a recorrer su memoria y su futuro.\n

S

antiago ha vencido a su propia naturaleza. Sus rascacielos desafían a una tierra sísmica que la arquitectura y la ingeniería han querido domesticar. Las 62 plantas del edificio más alto de América Latina, la Torre 2 de Costanera Center, que alcanza los 300 metros de altura, se erigen como estandarte de esa lucha. Está ubicado en el barrio financiero, al que han apodado irónicamente “Sanhattan” (acrónimo de Santiago y Manhattan) por el número y la altura de los nuevos edificios. \n

Parece que la ciudad ha querido ser muchas otras antes de ser lo que es hoy.

La Cordillera de los Andes se dibuja a lo lejos como una gran muralla natural que separa Chile de Argentina. Las magnitudes de los edificios se relativizan frente a las de la naturaleza que nos rodea. A pesar de su extensión, la ciudad se hace más humana e invita a perderse hacia dentro, hacia los barrios que configuran la trama más genuina. \n

\n

Al recorrer los barrios de Santiago pareciera que la ciudad ha querido ser muchas otras antes de ser lo que es hoy: una urbe imponente donde habita un tercio de la población chilena. Edificios neoclásicos de principios del siglo XIX, que parecen evocar tipologías cercanas a las de los centros históricos de ciudades europeas, conviven con estilos más eclécticos. Las construcciones modernas convocan otros lenguajes arquitectónicos, y la postmodernidad, o la economía de mercado, se impone en muchas de las nuevas edificaciones y barriadas. Junto a todas esas tendencias que se observan en las fachadas, las tramas urbanísticas o los espacios públicos, Santiago ofrece ejemplos exquisitos de lo que se podría denominar una arquitectura de autor. Mathias Klotz, Smiljan Radic, Alejandro Aravena, ganador del premio Pritzker en 2016, Sebastián Irarrázaval o Felipe Assadi, son, entre otros, algunos de los representantes más destacados de una generación de arquitectos que han situado a la arquitectura contemporánea chilena entre las mejores del mundo.  \n

\n

\n

\n

\n

\n

Foto: Pontificia Universidad Católica de Chile via Visual hunt / CC BY-NC-SA

Donde apunta la moda

Del Soho madrileño hablan las guías de viaje cuando se refieren a Chueca. La terraza del hotel Room Mate Oscar al lado de Gran Vía, el mercado de abastos orgánico El Huerto de Lucas y el obrador ecológico La Magdalena de Proust son tres motivos suficientes para que nadie ose disputarle el trono de barrio más cosmopolita.  \n

\n

\n

\n

Una arquitectura de Nobel

Alejandro Aravena (Santiago de Chile, 22 de junio de 1967) recibió el Premio Pritzker 2016, considerado el Nobel de Arquitectura. El arquitecto dirige el colectivo Elemental, que tiene su sede en Santiago, y ha sido el director artístico de la XV Bienal de Arquitectura de Venecia en 2016. La filosofía de su estudio es proponer respuestas reales a problemas reales. Por ello, presta una especial atención a proyectos de impacto social e interés público, como las viviendas sociales. Aunque se trata de un reconocimiento individual, el premio manifiesta el potencial de la arquitectura chilena en el mundo. \n

La renovación constante de Santiago se observa en su centro fundacional, renovado por completo a principios del siglo XX, y que cuenta con una característica muy especial: una red de pasajes comerciales interiores que permiten cruzarlo sin ir por las calles. En el centro, son visitas imprescindibles la Plaza de Armas, la Casa de Gobierno y un conjunto bellísimo de plazas compuesto por la Constitución y la plaza de la Ciudadanía, bajo las cuales se encuentra el Centro Cultural La Moneda, una fantástica obra arquitectónica que acoge eventos culturales y artísticos. \n

Otro lugar imprescindible del Santiago más contemporáneo es el Barrio Museo, un conjunto que narra en un tramo muy cortito de cuatro o cinco cuadras la historia de Chile en los últimos cien años. En ese conjunto de Barrio Museo está el Museo Nacional de Bellas Artes. El arquitecto francés Émile Jéquier se inspiró en el Petit Palace de París. Todo ello, en el contexto del Parque Forestal, desarrollado para celebrar el primer centenario de la República. Al llegar a la Alameda, la avenida más importante de la ciudad, con casi ocho kilómetros de largo siguiendo el cauce de un brazo secado del río Mapocho, nos encontramos con el Centro Cultural Gabriela Mistral, el GAM. Se construyó en la década de los 70 en un tiempo récord gracias a un sistema colaborativo de voluntarios. Fue sede de la Conferencia Mundial del Comercio y se convirtió en uno de los proyectos estrellas del gobierno de Salvador Allende, que lo destinó a ser un Centro Cultural Metropolitano en honor de la poetisa y premio Nobel Gabriela Mistral. Durante la dictadura, sin embargo, fue sede de varios ministerios, entre ellos el de Defensa. Un incendio en 2006 ofreció la oportunidad de reconstruirlo para que retomara su función original. Hoy, el GAM, simboliza el renacimiento de una vida cultural y artística chilena, que se proyecta hacia el mundo asumiendo su historia y transformándola.
 
El Cerro San Cristóbal es el parque metropolitano de Santiago de Chile. No sólo es uno de los parques más grandes del mundo sino que además es un parque balcón. Al estar situado en altura permite contemplar toda la ciudad; incluso otro cerro imprescindible de los que rodean Santiago, el Cerro Santa Lucía al abrigo del cuál, el conquistador Pedro de Valdivia estableció su campamento.
 
Nosotros lo establecemos en el Mercado Central de Santiago, el quinto más importante del mundo. Desde su construcción en 1972, se ha convertido en uno de los atractivos turísticos de la ciudad. En él se pueden probar platos y productos típicamente chilenos, como el picoroco, un crustáceo que sólo se encuentra en la costa de Chile y que, según nos insiste Pancho Rojas, dependiente en uno de los puestos de marisco: “Es mucho más afrodisíaco que el amor”.  \n

\n

Capital chilena del graffiti

Valparaíso es el paraíso del ‘grafiti’, un museo al aire libre con vistas al mar. En algunos de sus cerros, como Placeres, Alegre, Baron, Cordillera o Concepción, se organizan rutas guiadas para conocer a los distintos autores y estilos de este tipo de arte urbano: de los ‘tags’ a los murales. Las tradicionales fachadas de colores de Valparaíso se han convertido en un lienzo gigante para los aerosoles de pintura. Y no sólo los edificios, cualquier elemento urbano es susceptible de convertirse en ‘grafiti’. Lo que para unos es una sobredosis cromática para otros es un reclamo para vivir la singular experiencia de ‘Valpo’. \n

Valparaíso. Entre cerros y barcos 

A hora y media de Santiago llegamos a Valparaíso, ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 2003. Valparaíso es una ciudad portuaria que siempre se está reconstruyendo. Formada por 45 cerros, cada uno con su nombre y con una característica especial: el cerro Alegre, el que tiene las casas con más variedad de colores; el cerro Placeres, el más visitado por los marineros después de largas travesías; el cerro Concepción, con el mayor número de ‘grafitis’…
Valparaíso tiene la estructura de un teatro romano donde el escenario es el mar. Su arquitectura vertical y ecléctica se fue formando a partir de la disposición del terreno y de los materiales que llegaban de los barcos. Las casas de madera de principios del siglo pasado, por ejemplo, se construían con pino de Oregón y roble americano porque era el lastre que traían los barcos antes de cargarse con los minerales chilenos. Las chapas de metal que recubren la fisonomía de muchos de los edificios también tienen su origen en ese mismo lastre de los barcos. Incluso la variedad de colores de las fachadas que marca la identidad propia de Valparaíso, de ‘Valpo’, como la denominan los locales, se explica a partir de los excedentes de la pintura para los barcos.
Los ascensores y los funiculares para subir a los cerros no son sólo un atractivo turístico, mantienen su función original. Mientras se sube por ellos, se percibe la poesía que envuelve aún la ciudad. También aquí, Pablo Neruda escribió algunos de sus versos más importantes. En su casa La Sebastiana, actualmente abierta a las visitas, donde escrito en tinta verde, el color que prefería el poeta para sus borradores, se puede leer: “Estamos tan al sur que nos estamos cayendo del mapa…”\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

Inquietud cultural

El arte está en la calle, y bajo ella. Las lámparas diseñadas por Ingo Maurer iluminan algunas de las estaciones de metro más llamativas de la ciudad y la subterránea corriente cultural alternativa. Jordi Orts guía a los turistas por los palacios, pero también por la ciudad los barrios más animados, donde señala la calle donde vivió Freddie Mercury, el líder del grupo Queen. “En los ochenta, Munich vivió una especie de movida alrededor del estudio de grabación Musikland. Vinieron a grabar los artistas más importantes. Pero al caer el muro los creadores se trasladaron a Berlín, donde las propiedades eran más baratas”, explica”.

La inquietud cultural no se ha mudado. Antiguas instalaciones industriales como Import Export, Muffatwerk o Kultfabrik acogen ahora una programación polifacética de conciertos de diferentes estilos, mercadillos, obras de teatro, exposiciones, recitales de poesía... Todo tiene cabida. Hasta una ola artificial en un canal del río Isar para que los amantes del surf se entretengan durante los domingos invernales. Niels Jäger lo resume así: “La ciudad ha cambiado mucho en los últimos años. Munich está ahora preparada para abandonar la convencionalidad”.\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

En Turquía tienen una palabra para definir esos momentos en los que uno se dedica a sí mismo: ‘keyif’.

\n

\n

Entrevista - Federico Sánchez

Magazine

Entrevista

“El hombre no existe desnudo”

PASAJERO DEL MES

Federico Sánchez

Desde su programa de televisión, ‘City Tour’, o como decano del Campus Creativo, Federico Sánchez enseña a pensar en dónde y cómo habitamos.
 \n

¿Por qué te convertiste en bailarina?\n

Heredé la tradición de mi familia. Empecé a bailar cuando tenía seis años. Me enseñó mi abuelo, el último rey de la casa real de Peliatan. La danza es parte de mi cuerpo porque es un lenguaje corporal de movimientos. También ayuda a mantener mi cuerpo sano. Todavía bailo en público tanto en espectáculos como en ceremonias en templos. Además enseño danza a chicas jóvenes, incluida mi hija, la cuarta generación de bailarines en mi familia. \n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

\n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

En un artículo publicado en Monocle en 2014 escribiste que “Madrid está experimentando una extensa transformación”. Cómo ha cambiado la ciudad?\n

Si pienso en cómo era cuando vine la primera vez, en 2005 o 2006, ha cambiado completamente. La crisis hizo que la gente se parara a pensar e hiciera cosas nuevas. Muchas personas que no encontraban trabajo decidieron abrir su propio negocio y dedicarse a lo que les gustaba. Creo que esto se nota por toda la ciudad.

Por ejemplo, Kike Keller, uno de los dueños del lugar donde estamos, trabajaba en el mundo de cine y decidió abrir este asombroso estudio, que también es una sala de exposiciones y un bar, para vender los muebles que diseña. Hay muchos lugares así por toda la ciudad. Ha habido una explosión de energía creativa.\n

 ¿Cuál es el mayor atractivo de Madrid? \n

Creo que es el hecho de que nadie es realmente de Madrid, por lo que todos los que viven aquí acogen bien a cualquier sin importarles su aspecto o de donde sea. Quizás sea porque hay pocos ‘gatos’, como se conoce a los madrileños de tercera generación. Esto te ayuda a integrarte. Puedes haber vivido aquí solo durante seis meses y considerarte un madrileño, sin que nadie te lo eche en cara. Además, aunque es la tercera ciudad más grande de Europa, sigue siendo como un pueblo.  
 \n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Cuál es el templo más importante para visitar? \n

Todo el mundo debería ir a Besakih a rezar. Se dice que todos los balineses, cuando morimos, viajamos primero al templo Besakih. Por eso es tan importante. \n

¿Qué lugar recomiendas para una pareja de enamorados?\n

Todos los sitios tienen algo especial para los enamorados. Si quieres alojarte en la playa, hay muchísimos hoteles que ofrecen domir en una romántica villa. Después puedes ir a Ubud y a los campos de arroz, o dormir en los valles, que son muy tranquilos y hay casas para parejas que quieren esconderse del mundo. ¡Hay muchos sitios!\n

¿Qué lugares son imprescindibles?\n

Hay que ver los museos de El Prado y el Reina Sofía, pero también hay buenas exposiciones en Centro Centro. El Matadero también es obligatorio. Está también un maravillosamente conservado Cine Doré, sede de la Filmoteca Española. También hay que ir a los mercados gastronómicos. Todo el mundo que visita Madrid suele ir al de San Miguel, pero yo prefiero llevarles a los de San Antón o Antón Martín. Platea o San Ildefonso también ofrecen experiencias gastronómicas auténticas.\n

¿Cuál es el aspecto más importante de la danza balinesa que intentas transmitir a tus alumnos?\n

La base de la danza balinesa es el ‘Legong’, una historia del ‘Mahabharata’ hindú. Al ser muy rico en movimientos, es la base con la que empiezan las chicas cuando quieren aprender a bailar. Una vez han aprendido estos movimientos, pueden bailar cualquier cosa. Algunas danzas balinesas están hechas para verse de cerca, porque incluyen muchas expresiones faciales diferentes. La intención es hipnotizar a los espectadores, hacerles sentir lo que tú sientes, para compartir con ellos el carácter de la danza. Esto no se puede enseñar a las niñas directamente. El aprendizaje madura con la edad al mismo tiempo que tu cuerpo, hasta que realmente entiendes la danza. Cuando se convierte en una parte de ti misma, te conviertes en bailarina.\n

¿Qué importancia tiene el arte para los balineses?\n

El arte puede ser una profesión pero también es parte de la vida ceremonial de los balineses. La danza, la música y las ofrendas van juntas; nunca las hemos separado. Si los turistas no hubieran venido a Bali todavía seguiríamos bailando y tallando nuestros templos lo mejor que pudiéramos. El arte es parte de nuestra vida diaria, no pueden separarse.\n

Además de bailar, ha creado una marca de cosméticos tradicionales y ejerce como guía para retiros espirituales. ¿Por qué cree que tantas personas eligen Bali para esto?\n

La mayoría vienen porque sienten que Bali todavía les invita a rezar. Para mí Bali es un lugar muy profundo. Me gusta viajar por el mundo, pero cuando vuelvo a casa me gusta la sensación de estar en mi isla de nuevo. Los extranjeros entienden nuestra religión y vida cotidiana de forma distinta a otros países debido a nuestra espontaneidad; no las cambiamos para ellos.

 \n

Madrid dispone de una gran variedad de lugares para comer. ¿Qué te gusta más?\n

Prefiero ir a casas de comida casera donde ofrecen auténticas tapas bien hechas sin muchas pretensiones. Me gusta llevarles a estos lugares porque solo los puedes encontrar aquí.\n

\n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Cuál es su ideal de hacer ‘keyif’?\n

¡Yo misma soy ‘keyif’! Mi percepción de la vida es muy de comer y descubrir nuevos sabores… Me gusta coger el ferry entre los continentes y alimentar a las gaviotas, que son un gran símbolo de esta ciudad. Me gusta ir a las terrazas de los edificios en la zona de Taksim y Beyoglu y disfrutar de una copa, como en el club 360. Pero también visitar la península histórica, porque es donde el misterio y la historia se encuentran. O ir a las Islas del Príncipe, porque son una parte única de Estambul.\n

¿Te gusta también la zona de las tiendas de lujo y los edificios señoriales?\n

Lo que me gusta de Madrid es que cada barrio tiene su propia personalidad. También me gusta el tradicional carácter castizo que puedes encontrar en Chamberí o Barrio de Salamanca.  \n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

\n

\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

Federico Sánchez no estudió arquitectura para ser arquitecto. Lo que realmente le interesaba era la arquitectura misma. El pensamiento que acompaña la forma, que la recubre y la habita. “Descubrí que la arquitectura era mucho más valiosa y más importante que hacer una casa o un edificio o, en el mejor de los casos, un puente, aún cuando los puentes son mágicos; esa maravilla, como dice Heidegger, de construir suelo donde no lo hay. A mí me gusta pensar. Me gusta esa actividad que casi está al borde de no ser.”
 \n

Comenzó a estudiar diseño por su pasión por los automóviles. “En los automóviles está condensada la historia del arte del siglo XX –dice-. El automóvil es la máxima expresión del proceso de democratización del arte.” Llegó a la arquitectura aconsejado por sus profesores, pero defiende que la formación es la búsqueda de un camino propio y no necesariamente lineal: “Mientras estudiaba arquitectura, seguía interesado en el diseño, el arte; acudía a todos los cursos de grabado, de dibujo. También me interesaba la filosofía, la literatura. Quería aprender, genuinamente aprender. Me interesaba perder el tiempo sistemáticamente, comprometidamente, y desde ese perder el tiempo abrir un camino hacia mí mismo.”
 
Como decano del Campus Creativo, una experiencia académica de la Universidad Andrés Bello enfocada en las carreras de Arquitectura, Arte, Diseño, Periodismo y Publicidad, parece haber encontrado un lugar excepcional donde convivir con algunas de sus pasiones y vincular las disciplinas creativas en un espacio de experimentación, creación e innovación.
 

Federico Sánchez llegó a Chile a los 14 años, desde Argentina. “Hace 40 años eran países muy distintos. En Argentina la diferencia era un valor; y en Chile, en esos años,  la diferencia era severamente castigada. Tuve que combatir para terminar siendo quien soy.” Su aspecto actual, tan cuidado, tan elegante e inteligentemente diseñado, parece el resultado de una búsqueda por distintas obsesiones, una imagen fabricada, que transmite la verdad de una reflexión: “La superficie es portadora de la esencia de las cosas. No creo que la esencia sea algo transparente que está en el interior y que sólo puedo desvelarlo en algunos momentos de iluminación. La superficie es portadora de la esencia y en ese sentido es la constructora del relato, de quien yo deseo ser. Por lo tanto, la ropa, el vestuario es un elemento fundamental a nivel existencial. De hecho, el hombre no existe desnudo. El hombre existe vestido.”
 \n

Es difícil avanzar por las calles de Santiago de Chile acompañando a Federico Sánchez. A cada paso alguien le saluda, quiere hacerse una foto con él, o le pregunta sobre el edificio que nos intenta mostrar. Nuestro passenger6a lleva varios años presentando un programa en televisión, City Tour, donde muestra los valores arquitectónicos y urbanísticos de Santiago. En un formato desenfadado y con una clara vocación pedagógica, descubre para los chilenos el valor de pensar dónde y cómo habitamos.
 
Y le adoran. Nos guía por las calles del Barrio Museo, uno de los lugares que considera imprescindible visitar en Santiago. “Aquí han aparecido una serie de hoteles con propuestas muy interesantes, muy buenos restaurantes, bares entretenidos y una vida nocturna extraordinaria, excelentes galerías de arte, galerías de fotografía, de diseño gráfico, hay una vida urbana y una efervescencia cultural deliciosa.”
 \n

“Otro lugar que hay que ver es la catedral, bellísima, en la que se dice que hay una huella del diablo”, recomienda el tenor. La leyenda cuenta que el diablo se enfadó al ser engañado por el arquitecto, que le prometió construir una iglesia sin ventanas si no se entrometía en las obras. “Quizás es cierto”, bromea.

Paolo Fanale completa su recorrido por los atractivos de Munich con una recomendación gastronómica: “Todo el que venga debe comer un pretzel y beberse una cerveza. Son los mejores del mundo”. Reconoce que mantener una disciplina física es muy importante en su trabajo. Pero no puede decir que no a una buena cerveza. ¿Otro pacto con el diablo?  \n

Federico ama su ciudad y defiende el valor de la arquitectura chilena en el mundo. “Tenemos una suerte de arquitectura de autor en Chile que es una de las mejores arquitecturas del mundo: Mathias Klotz, Smiljan Radic… y ahora, Alejandro Aravena con el Pritzker. Hay muchísimos arquitectos chilenos de una generación extraordinaria que han puesto la arquitectura chilena entre las tres mejores del mundo. Es una arquitectura que ha sido capaz de reinterpretar una serie de valores e ideales de la modernidad. Yo diría que lo interesante de nuestro país es que, así como lo ingleses han acuñado el concepto de ‘high tech’, nosotros en Chile hemos hecho parte del ‘low tech’ y pareciera que nuestra arquitectura es de una sofisticación maravillosa desde el ‘low tech’. Eso es fantástico.”
 \n

\n

\n

\n

¿Existen alternativas para los aficionados a los deportes de aventura, además de disfrutar de sus espectaculares playas?\n

Hay muchos deportes que practicar en Bali: buceo, rafting, montar a caballo, escalada de montaña... Por ejemplo, si subes al monte Batur para ver el amanecer puedes bañarte en las termas naturales, y después ir a los campos de arroz para hacer una ruta de bicicleta. Los occidentales vienen aquí también a hacer surf, aunque los balineses solo miramos. Nuestros antepasados no sabían nadar. ¡Ni siquiera yo sé nadar! Aunque ahora hay muchas piscinas y los niños aprenden. Por eso, el surf es una actividad nueva para nosotros, aunque muy emocionante. Existen olas muy grandes en Bali, especialmente en el sur y también en el oeste. \n

¿Cómo definiría la identidad del pueblo balinés y su tierra?\n

Cuando la gente viene a Bali todo el mundo es bienvenido y todos sonríen. Nuestra casa siempre está abierta, aunque también pedimos que respeten nuestra cultura. Nosotros siempre decimos que hay que dar y recibir, solo así podemos ser iguales. Creo que es esto por lo que la gente viene a Bali, por nuestra amabilidad. \n

Federico Sánchez llegó a Chile a los 14 años, desde Argentina. “Hace 40 años eran países muy distintos. En Argentina la diferencia era un valor; y en Chile, en esos años,  la diferencia era severamente castigada. Tuve que combatir para terminar siendo quien soy.” Su aspecto actual, tan cuidado, tan elegante e inteligentemente diseñado, parece el resultado de una búsqueda por distintas obsesiones, una imagen fabricada, que transmite la verdad de una reflexión: “La superficie es portadora de la esencia de las cosas. No creo que la esencia sea algo transparente que está en el interior y que sólo puedo desvelarlo en algunos momentos de iluminación. La superficie es portadora de la esencia y en ese sentido es la constructora del relato, de quien yo deseo ser. Por lo tanto, la ropa, el vestuario es un elemento fundamental a nivel existencial. De hecho, el hombre no existe desnudo. El hombre existe vestido.”\n

\n

\n

RESERVA LAS HISTORIAS DE PASSENGER6A

Reserva

las historias de Passenger6A

Aventura

Magazine

Aventura

Destino al infierno

La depresión Danakil, en el Cuerno de África, es uno de los puntos más calientes del planeta. Con apenas 60.000 habitantes, son muchos menos los que se atreven a visitarla. 
 
\n

E

l termómetro marca 51ºC a las cuatro de la tarde. Al desierto de Danakil se le conoce como ‘el infierno en la Tierra’. Atravesarlo es seguir los pasos de Rimbaud, quien probó fortuna como traficante de armas en África cuando se cansó de escribir poemas. \n

Entre dos y cinco millones de años se calcula su origen, pero si nos basamos en su descubrimiento es apenas un bebé. Howard y Deb Limbert, una pareja de espeleólogos británicos, organizan una expedición a Vietnam en 1990. Trece viajes se suceden desde entonces culminando en 2009, cuando se realiza la primera expedición a Son Doong. No la hubieran sacado de su letargo de no ser por Ho Khanh, un granjero local que cazó durante años en la zona y se escondió por casualidad en las cueva para protegerse de la lluvia. Aún así, Son Doong es esquiva, hacen falta tres expediciones con ayuda de Ho Khanh para encontrarla. Los bosques y la densa vegetación la convierten en una fortaleza casi inexpugnable.\n

\n

Bajo el sol abrasador, las temperaturas alcanzan los 63ºC y en verano nunca bajan de 40º. Una prueba de resistencia para un ‘faranji’, nombre que los etiopes dan a los extranjeros. Dallol es el cráter volcánico situado en la depresión de Danakil y tiene el récord de temperatura anual más alta registrada.\n

\n

Para visitar el desierto de Danakil

Se necesita un permiso de las autoridades locales (que se puede tramitar en el momento) y contratar una pequeña escolta militar (mínimo dos soldados). Es imprescindible alquilar un todoterreno con los servicios de un conductor o guía que conozca bien el lugar. \n

Las hermanas pequeñas de Son Doong

El Parque Nacional Phong Nha-Kẻ Bàng, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, alberga en sus 85.000 hectáreas otras cuevas que merecen una visita como Phong Nha y Thien Duong. Estas cuentan con pasarelas de madera acondicionadas para el turista.\n

© Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

‘Cuidado con el dinosaurio’ o ‘la Mano del Perro’ son los nombres de algunas áreas de la cueva.

\n

La galería mide unos 90 metros de ancho y está a casi 240 metros de altura. Incluso se aprecian las nubes en el techo.

Un paisaje que parece de otro mundo pero que tiene una explicación terrenal. La erosión del agua del río sobre la piedra caliza provocó que el techo se derrumbara creando gigantescos tragaluces y dando lugar a una frondosa vegetación con su propio microclima. Uno de sus fenómenos más curiosos son las llamadas ‘perlas de las cavernas’, formadas por las capas de calcita que el agua ha dejado en la arena. Están presentes en otras cuevas, pero su tamaño suele ser el de una canica. En Son Doong llegan a convertirse en esferas casi perfectas del tamaño de pelotas de tenis.

Con el fin de preservar la integridad de la cueva, el gobierno vietnamita restringe el acceso y solo permite la visita de unas 200 personas al año. Oxalis Adventure Tours ofrece a los turistas aventureros la posibilidad de embarcarse en una expedición. 3000 dólares es lo que cuesta plantar el pie en territorio virgen y convertirse en un punto diminuto de la cueva más grande del mundo.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

Además de su propia jungla, Son Doong cuenta también con un río.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

En Son Doong hay espacio suficiente como para albergar una manzana de edificios de 40 pisos.

\n

Dallol es el cráter volcánico situado en la depresión de Danakil y tiene el récord de temperatura anual más alta registrada.

El récord lo tiene el irlandés Thomas Maguire, quien completó la carrera en 3 horas, 36 minutos y 10 segundos.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

\n

\n

\n

\n

Aventurarse en este lugar inhóspito exige medidas de seguridad. “Quedarse sin vehículo de respaldo, comunicación vía satélite o agua puede ser mortal”, advierte uno de los guías. Son necesarios 500 litros de agua para ocho personas. Explorar Danakil en grupo no es apto para todos los públicos, pero viajar en solitario ni siquiera es una opción. También debe acompañar una escolta militar formada por tres soldados. Su contratación es imprescindible para evitar incidentes con la población local.
 
El desierto de Danakil se encuentra en la depresión del mismo nombre. Ocupa parte de Etiopía, Eritrea y Yibuti, en el Cuerno de África. El surrrealismo del entorno compensa la dureza del clima. Surgen colores vivos y contornos imposibles. El paisaje pasa drásticamente de la impoluta blancura de sus lagos de sal a los manantiales de colores de Dallol, la zona volcánica. Estamos en el punto más bajo de África, a 125 metros por debajo del nivel del mar. No sería difícil descuidarse y meter el pie en algún géiser humeante. Las lagunas arden y son naranjas, verdes, rojas o amarillas burbujeantes debido al sulfuro y azufre, que impregna la atmósfera de un intenso olor. Los rugidos procedentes del interior de la tierra son los que evitan el silencio.  
 \n

La temperatura media anual de Danakil es de 34º. Se califica como ‘zona sensible’ por el gobierno de Etiopía.

\n

\n

Uno de los elegidos

El fotógrafo Ryan Deboodt, especializado en reportajes de aventura y viajes, sobre todo en la zona de Vietnam, ha captado algunas de las mejores y más espectaculares imágenes de Son Doong con ayuda de un dron. \n

Biografía

Walter Astrada es un fotógrafo argentino, ganador de 3 premios World Press Photo. Lleva toda la vida viajando por trabajo. Ha cubierto noticias, incluyendo países en conflicto, y realizado reportajes sobre derechos humanos por todo el mundo: Guatemala, Bielorrusia, República Democrática del Congo… Ahora viaja por placer. Y para aprender.  \n

Hay más de 30 volcanes activos en Danakil. Erta Ale es el que más actividad tiene de Etiopía. Su sobrenombre, ‘la puerta del infierno’, intimida a pesar de ser uno de los más bajos del mundo, 613 metros. Hay que esperar a que anochezca para ascender hasta su caldera y observar demasiado cerca la lava que se acumula en su cráter, formando un lago. Hay cuatro en el mundo y este es el más antiguo.

Danakil es la tierra de los afar, tribu seminómada de pastores que vive en este inframundo. Ali Noor tenía 14 años cuando empezó a extraer sal como modo de subsistencia. Lo hace con la única ayuda de un bastón y un machete. “A veces te olvidas del calor”, susurra sin dejar de picar la tierra. Cuando el agua de los lagos se evapora, se forma una corteza de sal. Lo consideran ‘oro blanco’. Los trabajadores lo cortan en bloques y los cargan en sus camellos, todos los que el animal aguante. Entonces empieza el viaje hasta la ciudad de Berahile, donde la descargan para que los expertos conviertan los bloques en lingotes. Son las caravanas de sal de Danakil. Los afar viven repitiendo su pasado, pero es su único futuro. 
 \n

El lugar mas solitario sobre el hielo

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

La última erupción del volcán Erta Ale fue en 2009.

\n

Dormir bajo las estrellas

Para viajeros experimentados y épocas menos calurosas (noviembre a febrero) existen recorridos de varios días que permiten visitar Erta Ale. Se duerme al raso en un campamento en la entrada del desierto de sal. Hay que alquilar dos vehículos: uno para moverse y otro para el personal auxiliar y equipamiento.\n

Dices que Internet y los aviones han “encogido” el planeta. ¿Por qué?

Puedes hacer la vuelta al mundo sin moverte, lo tienes todo en tu ordenador. Yo tardé cinco meses y medio de Barcelona a Vladivostok, en Rusia. En avión son unas diez horas. Para mí es como un tubo que te teletransporta. Te desplazas, pero no tienes la sensación de estar viajando. En diez horas de diferencia puede haber un cambio de 40 grados. Viajando por tierra, el cambio es mucho más paulatino. Por ejemplo, en este viaje, nunca he tenido jet lag, y he cambiado varias veces de huso horario.

Gracias a que este mundo es más pequeño y a Internet, muchos podemos seguirte y ‘acompañarte’ a través de tu web.

Los viajes hay que compartirlos. La web es como un diario visual. Antes contaba historias a través de imágenes, ahora también escribo. A veces es difícil contar algunas cosas con una foto. Por ejemplo, el olor de la India. Por eso escribí un post. Además, vendo las fotos que voy haciendo. Es una especie de ‘crowdfunding’. Si a la gente le gusta lo que estoy haciendo, pueden colaborar para que continúe mi viaje  \n

\n

Biografía

Walter Astrada es un fotógrafo argentino, ganador de 3 premios World Press Photo. Lleva toda la vida viajando por trabajo. Ha cubierto noticias, incluyendo países en conflicto, y realizado reportajes sobre derechos humanos por todo el mundo: Guatemala, Bielorrusia, República Democrática del Congo… Ahora viaja por placer. Y para aprender.

 \n

Foto: Walter Astrada

Un grupo de peregrinos llegan al templo de Lalita Ghat, construido en el siglo XIX por el Rey de Nepal.

\n

Foto: Walter Astrada

En el puerto de Kadıköy, en Estambul, además de pescado, los vendedores ambulantes ofrecen maíz y castañas a los viandantes.

\n

Foto: Walter Astrada

Turquía fue una de las paradas favoritas de su viaje. Pasó casi un mes recorriendo el país.

\n

Foto: Walter Astrada

La Georgian Military Road recorre los aproximadamente 200 kilómetros que separan la capital de Georgia de Vladikavkaz, en Rusia.

\n

Foto: Walter Astrada

Durante el mes de noviembre se celebra la feria de camellos de Pushkar. Es la feria de ganado más grande de Asia.

\n

Foto: Walter Astrada

“No tenia nada de experiencia haciendo off road, así que he ido aprendiendo a medida que avanzo. Ahora ya voy tomando los diferentes tipos de caminos con mucha mas confianza.”

\n

Escapadas

Magazine

Escapadas

Oporto adelanta el reloj

Ha nacido el Oporto ‘cool’. La ciudad con la ‘saudade’ más vetusta del mundo es también la que tiene el corazón ‘indie’ y artístico más apresurado: festivales, arte y tapas.\n

\n

Mucha cocina en los ‘petiscos’

Los ‘petiscos’, versión portuguesa del aperitivo, arrasan en Oporto en lugares como Caldeireiros, con su salchicha de carne blanca, Trasca, con una gran variedad y precios desde 1,50 euros) y Cantina 32, decorada con motivos industriales y con propuestas vanguardistas en raciones para compartir.\n

O

porto retrocede en el tiempo. La primera vez que estuve en la capital de la que nació Portugal me pareció que todo se había detenido en los años 80: el grafismo de los letreros, el asfaltado de las calles y la decoración de todos los bares de barrio. En este último viaje ya van por los 60: la lentitud, las tiendas con el bacalao expuesto al aire, señoras con pañuelo en la cabeza y los propios comercios, que venden artículos como las trampas para ratones. En este contexto, descubrir que existe el Oporto moderno al que acude la juventud cuando sale del festival Primavera Sound no puede ser más paradójico.

El corazón que comenzó a bombear modernidad a esta ciudad Patrimonio de la Humanidad está en el Museo Serralves. Este edificio de hechuras vanguardistas, diseñado por el premio Pritzker Álvaro Siza Vieira en los 90, se ha convertido en el símbolo del arte contemporáneo del país. Alrededor de su mansión art déco se extienden 18 hectáreas de parque ajardinado plagado de esculturas.\n

Hay otros ejemplos de buen gusto contemporáneo que escandalizan a la vetusta Oporto: la Casa da Música, del holandés Rem Koolhaas, con su forma de diamante, o las coloridas fachadas de las casas populares de la Ribera. Del arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura, ganador del Pritzker, es la restauración del Alfândega do Porto, que alberga el Museo de Transportes y Comunicaciones, la puerta de entrada a la ciudad más actual. Desde allí, en las calles que rodean la Torre dos Clérigos, se hacen compañía los negocios más modernos que se han abierto en los últimos años: salas de conciertos, bares, clubs, restaurantes con cocina de autor, tiendas de ‘cupcakes’, vinotecas con referencias del Duero, Alentejo o Dao y boutiques.\n

Foto: SamuelZeller_Unsplash

Los colores de las casas populares de la Ribeira están conformados por diversos materiales y por azulejos, un clásico elemento decorativo en Oporto.

\n

En Gallery Hostel “cada habitación cuenta una historia”. Las del edificio principal son un tributo a las diferentes generaciones de artistas de la ciudad.

\n


 \n

\n

Es también el escenario de los pequeños mercados urbanos donde bucear hasta encontrar alguna joya del diseño artesanal. La libreria Lello, con su fachada neogótica, sobresale en Rua das Carmelitas. Lleva honrando a las letras desde 1906 y unos 4000 turistas visitan cada día esta librería, una de las más bonitas del mundo. Muy cerca se encuentra BASE, un bar-jardín al aire libre que invita a tumbarse bajo el sol portuense.

Pero la calle en la que Oporto demuestra definitivamente su poderío ‘cool’ es Miguel Bombarda, de la que se dice es la vía con más galerías de arte de Europa. Cafés, talleres, tiendas ecológicas y patios y jardines interiores que se llenan un sábado cada dos meses, cuando las galerías inauguran sus exposiciones. Su catálogo incluye O! Galeria, dedicada a la ilustración portuguesa, Serpente, donde conviven la pintura y las instalaciones de video-art, y Quadrado Azul, en la que también podemos encontrar ‘collages’ o fotografía. La zona está plagada de arte urbano, grafitis, pegatinas y mosaicos. Y aún tiene espacio para la moda en la mundana Muuda, para los pequeños objetos de diseño en la irrepetible Aguas Furtadas o para una refinada ceremonia del té en Rota do Chá: tres plantas y un jardín de puro oasis asiático, lo nunca visto en la tradicional capital atlántica.\n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Otros lugares imprescindibles para el viajero melómano son el teatro que acoge el Grand Ole Opry cada semana, donde tocaron vacas sagradas, desde Porter Wagoner a Dolly Parton. El propio Bluebird Café, un local de 20 escasas mesas y ambiente intimo, que muchos artistas eligen para presentar por primera vez sus canciones. O la United Record Pressing, la fábrica de discos más grande del país, abierta desde 1949, donde eligieron personalmente el color de sus vinilos The Beatles, Bob Dylan o Miles Davis.\n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Foto: Joe Carillo

Uno de los múltiples locales de conciertos es el Whiskey Bent Saloon.

\n

Entorno adverso

El dj londinense Ali B, que estuvo en AfrikaBurn en 2011, define el festival como "la mejor fiesta en la Tierra". La premisa es simple: una ciudad temporal dedicada a cualquier expresión artística que puedas imaginar –y las que no, también–. Triunfan disfraces, ‘performances’ y vehículos 'mutantes' para moverse por el campamento. La organización únicamente provee de hielo a los participantes, el resto de necesidades (comida, bebida, cama) depende de cada 'burner'. No hay vendedores, tampoco patrocinadores. Fue creado por una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es coordinar este evento una vez al año. Para esta décima edición se han puesto a la venta unas 11.000 entradas. El campamento temporal se volverá a instalar en torno a una figura central que arde como final de fiesta. AfrikaBurn es resultado de la expresión artística de una comunidad de voluntarios. Sin reglas, pero con once mandamientos. Entre ellos: participación, intercambio de regalos y respeto al medio ambiente, lo que supone no dejar ningún residuo para que el desierto vuelva a ser eso, desierto. \n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos a ritmos de rock, pop, jazz, blues, country e incluso gospel.

El corazón que comenzó a bombear modernidad a esta ciudad Patrimonio de la Humanidad está en el Museo Serralves.

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Dormirse en el arte

El hotel más ‘artie’ de Oporto es Gallery Hostel, en Miguel Bombarda, una galería de arte y hotel en un excéntrico edificio de 1906 en el que se celebran actividades culturales a menudo. Rosa et Al, en Rua do Rosario, organiza exposiciones en un ambiente casero de diseño ‘vintage’.\n

Playas

Magazine

Playas

Bodrum, el Saint-Tropez turco

“Paraíso de eternos azules”, según Homero. Diez siglos después, la ciudad portuaria turca tienta por otros motivos a curiosos, ‘bon vivants’ y ‘jet-setters’ que incrementan su censo cada verano.\n

“Tu estado de ánimo es tu destino”, decía el historiador griego Herodoto, originario de la que entonces se conocía como Halicarnaso. En la actual Bodrum es el destino el que dictamina el ánimo, con su alegría de vivir y su loca exuberancia. \n

\n

Aunque hoy se asocie este vergel a la diversión y al placer más exclusivos, hasta hace unos años era un pueblo de pescadores donde se arrinconaba a los disidentes de la entonces recién nacida República de Turquía. Uno de ellos, el escritor Cevat Şakir Kabaağaçlı, llegó a Bodrum en 1925. Fue tal su flechazo que contagió a toda una generación de artistas y escritores, que no han dejado de darse cita en este dominio del Egeo desde mediados de los 40. \n

La mayoría de visitantes llegan por su clima, su magnífica bahía y sus aguas limpias.

Ese fue el despertar de la leyenda de Bodrum, pero no de su historia. Su glorioso pasado aún puede leerse en las piedras. Rincones como el Mausoleo de Halicarnaso, una de las siete maravillas del mundo antiguo, o el Castillo de San Pedro, construido con los caballeros de Malta y que hoy hace las funciones de Museo de Arqueología Submarina, son dos de sus recordatorios. \n

\n

Varias cadenas internacionales poseen resorts en la costa con todas las comodidades.

\n

La mayoría de visitantes no buscan las huellas de la invasión de Alejandro Magno. Llegan por su clima, su magnífica bahía y sus aguas limpias. También por la gentrificación de alto nivel adquisitivo que ha vivido en las últimas fechas. Los modernos arqueólogos de tendencias encuentran hallazgos como la discoteca más famosa del país, Halikarnas y su restaurante ‘posh’, Secret Garden, diseñado por Jade Jagger; o Billionaire Club, con el que Flavio Briatore reinventó las bases del elitismo y el glamour. Un club en una isla privada con una piscina de 700 metros cuadrados donde modelos, famosos y gente guapa bailan al ritmo que marcan el DJ.
 \n

Para ‘shopping victims’

A 100 kilómetros al norte de Bodrum se encuentra Kusadasi. Un antiguo pueblecito de pescadores y actual estación balnearia donde hacen escala cruceros del mundo entero debido a su cercanía con las ruinas de Éfeso. Es famosa sobre todo por su oferta de ‘shopping’ de objetos de cuero, textil, orfebrería, cerámica y joyería.\n

Esta zona del Egeo se conoce como ‘la Riviera turca’.

\n

 A Bodrum llegan cada día cientos de turistas, en su mayoría jóvenes en busca de diversión. Invaden sus playas, nadan durante el día y en sus noches agitadas asaltan los ‘bistrots’ al aire libre, las discotecas y los bares de las calles Cumhuriyet y Dr. Alim Bey, divirtiéndose hasta el amanecer. En el puerto de Palmarina rivalizan los últimos yates presentados en el Miami Yacht Show, a medio camino entre la elegancia y el ‘bling bling’ más ostentoso. Amantes de los deportes náuticos menos pudientes tienen la opción de alquilar goletas por días y recorrer las deliciosas caletas e islotes del litoral.

La península de Bodrum es una colección de bellas playas de nombres difíciles de pronunciar para los extranjeros: Bardakçi, Gumbet, Akbuk, Aktur, Bagla, Akyarlar... La de Ortakent sorprende por ser interminable; Karaincir, por su sensación paradisiaca y su particular ‘dolce vita’. Son la mejor promesa de jornadas dedicadas al ‘dolce far niente’ y animadas veladas en compañía dedicadas a glorificar la juventud y la belleza. Ese es el ánimo de Bodrum. \n

En las costas de Bodrum pueden practicarse deportes como el Flyboard.

\n

Club náutico exclusivo

A ocho kilómetros del centro de Bodrum se encuentra Yalikavak, su rincón más exclusivo. Combina el encanto tradicional de sus molinos de viento con la modernidad de la puerto náutico de Palmarina y una oferta gastronómica internacional. Es una de las joyas inmobiliarias del país, con villas y áticos de ensueño.\n

Foto: http://himalayajourney.com/

Barkhor es el principal barrio de Lhasa. Está compuesto por pequeñas calles llenas de puestos callejeros y la plaza de Jokhang, donde se encuentra el templo.

\n

El Castillo de San Pedro fue reconstruido con las piedras del mausoleo de Halicarnaso.

\n

\n

\n

\n

Tendencias

Magazine

Tendencias

Date un baño (de bosque)

Para hacer terapia no hace falta pasar consulta en un diván. En Japón el mejor método antiestrés es pasear entre árboles con los cinco sentidos.\n

Dejar que la naturaleza entre por cada uno de los poros de la piel”. Eso significa el término japonés ‘Shinrin-Yoku’, que da nombre a una terapia que cada año practican unos tres millones de personas en el país del sol naciente. La receta es simple: un paseo por el bosque. Una comunicación directa con la naturaleza, conectando a través de los cinco sentidos. Escuchar el movimiento de las hojas, apreciar sus tonalidades, tocar los árboles y las piedras, respirar profundamente y evitar cualquier tipo de distracción ajena al propio entorno. Quedan prohibidos los aparatos electrónicos que interfieran en ese diálogo con el entorno. Cada paseo tiene unas dos horas de duración y está dirigido por un monitor. En la ‘meta’ espera una infusión elaborada con corteza de árbol. Es el quinto sentido, el gusto.\n

Los primeros pasos de lo que hoy se conoce como ‘Shinrin-Yoku’ o baño de bosque se dieron hace más de 30 años en Japón (el gobierno acuñó el término en 1982). En sus inicios se inspiraba en técnicas sintoístas y budistas, y hace algo más de una década empezaron a estudiarse los beneficios directos que suponía para la salud: reduce la presión sanguínea, baja los niveles de glucosa en sangre y fortalece el sistema inmunitario. Yoshifumi Miyazaki, antropólogo de la Universidad de Chiba, es el responsable de los principales estudios sobre el ‘Shinrin-Yoku’.\n

Unos guías de bosque muy particulares

En Association of Nature & Forest Therapy no sólo organizan baños de bosque, sino que entrenan a futuros guías. Los programas consisten en una semana de inmersión (en California, Massachusetts, Irlanda, Ontario o Nueva Zelanda) más seis meses de prácticas.\n

Los troncos de bambú alcanzan los 20 metros de altura en Arashiyama.

Después de analizar la salud de cientos de personas tras un baño de bosque, en 2011 aseguró que los estados de estrés pueden ser aliviados por este tipo de terapia. “A lo largo de nuestra evolución hemos pasado un 99,9% de nuestro tiempo en espacios naturales. Nuestras funciones fisiológicas siguen adaptándose a ellos. Durante la vida cotidiana, se puede lograr una sensación de confort si sincronizamos nuestros ritmos con los del medio ambiente”, argumenta.

La Agencia Forestal de Japón cuenta con una red de centros oficiales formada por medio centenar de bosques y está previsto que su número aumente en los próximos años para responder a la creciente demanda de los ‘Shinrin-Yoku’. La naturaleza nipona ofrece muchas posibilidades en contraste con el ajetreado ritmo de sus grandes ciudades. Algunas empresas animan a sus trabajadores a darse un baño de bosque como método antiestrés. A una hora y media de la capital, Tokio, se encuentra Chichibu-Tama-Kai National Park.\n

\n

Aromaterapia como jarabe

Entre los beneficios del ‘Shinrin-Yoku’ también está la aromaterapia, ya que algunos árboles liberan un aceite esencial con múltiples cualidades. De hecho, en Japón, es habitual utilizar el aceite de ciprés en tratamiento con humidificadores\n

Foto:Shirakami Sanchi World Heritage_Japan

Los bosques cubren dos terceras partes del territorio nipón

Un sistema montañoso con la mayor concentración de árboles de hoja caduca de todo el país y una escapada perfecta para sumergirse en la naturaleza. Los bosques de bambú como el de Arashiyama en Kioto también ofrecen el entorno idóneo para esta terapia. El viento que se cuela entre los tallos de bambú ha sido votado por los japoneses como uno de los “100 sonidos que hay que salvar de Japón”.

En Estados Unidos no han tardado en trasladar esta idea a su bosques. De ello se encargan desde Association of Nature & Forest Therapy, fundada en 2012. Tienen programas y jornadas de inmersión en Pensilvania, Carolina del Norte, California… No tan lejos de Japón, en Corea del Sur, también es habitual un retiro momentáneo en plena naturaleza. National Forest Therapy Center promociona el ecoturismo y facilita el acceso a espacios naturales para darse un ‘chapuzón’ entre árboles. O como allí lo llaman, ‘salim yok’.\n

La carnicería que no vende carne

The Vegetarian Butcher en Ámsterdam es un sueño hecho realidad para muchos vegetarianos. Desde hamburguesas a tiras de bacon ahumado o atún. Aquí podrás encontrar cualquier sustitutivo de la carne que imagines con un sabor increíble.\n

Los baños de bosque aumentan la actividad de las células NK, una de las primeras líneas de defensa del cuerpo

\n

Foto: Sokcho Korea501room_Shutterstock.com

El Instituto Forestal de Corea del Sur respalda los beneficios para la salud de los baños de bosque.

\n

Cultura

magazine

Cultura

Paredes que quisieron ser viñetas

Los pitufos, Lucky Luke, Astérix, Tintín… Hay una manera diferente de leer cómics, basta con pasearse por Bruselas.\n

L

os belgas inventaron el praliné. No es casualidad que el aeropuerto de Zaventem (Bruselas) sea el lugar que más chocolate vende del mundo. No es su única pasión, ni su único récord. Cuentan con el mayor número de dibujantes de cómic por kilómetro cuadrado. Prueba de su amor incondicional por el noveno arte. Con una ruta de más de 50 fachadas a lo largo de toda la ciudad, Bruselas rinde tributo a los mejores autores y personajes del cómic.

El cómic tiene una larga tradición como lenguaje artístico en Bélgica. Su nacimiento está ligado a la prensa de principios del siglo XX. En 1929 se publica la primera viñeta de Tintín en la revista ‘Le Petit Vingtième’. Se considera el principio de ‘La escuela de Bruselas’, que marcará a toda una corriente de dibujantes en las décadas de los 40 y 50. A partir de los años 60, personajes como ‘Blueberry’ (1963), escrito por Jean-Michel Charlier e ilustrado por Jean Giraud “Moebius’, toman el relevo de la audacia gráfica característica del cómic belga, manteniéndose hasta hoy.

Escuelas, museos y tiendas de compraventa e intercambio de tebeos, se mezclan en Bruselas con murales callejeros y galerías como Petit Papiers que exhiben las tendencias más vanguardistas del sector. Tintín y Los pitufos tienen su propio espacio en la Boutique Tintin y  Smurf Store. El cómic, o BD (acrónimo de ‘Bande Dessiné’), que es como se conoce en los países franco hablantes a la novela gráfica, supone en Bélgica más del 80% de la cifra del negocio editorial. Con más de 230 millones de ejemplares vendidos, Tintín es el más deseado. 2,5 millones de euros fue lo que alcanzó en subasta una ilustración en tinta china de ‘Tintín y la estrella misteriosa’. Sus libros han sido traducidos a más de 100 idiomas. 
 \n

En el casco histórico de Alcalá está el Museo Casa Natal de Cervantes, que cuenta con la segunda edición en castellano de ‘El Quijote’, impresa en 1605.

La mayoría de ellos pertenecen a Kananaskis Country, un conjunto de parques rodeados por las Montañas Rocosas en Calgary (Canadá). Un área extensa y salvaje, perfecta para imitar a las tierras vírgenes en las que se aventuran los ‘tramperos’ de la película en busca de pieles. Iñárritu buscaba el máximo nivel de realismo. No quería utilizar cromas ni efectos especiales y solo filmaba con luz natural. Esto provocó un retraso en los planes de rodaje porque había días en los que solo podían trabajar dos o tres horas. La naturaleza no entiende de fechas de producción y el paisaje nevado se esfumó obligando al equipo a buscar una alternativa. La encontraron 13.000 kilómetros al sur, en Ushuaia, el lugar más austral del mundo.  \n

\n

FOTO: BRUSSELS©O.VAN DE KERCHOVE

Sin duda el mural más visitado, Tintín y el Capitán Haddock ocupan un lugar de honor, entre el Ayuntamiento y la Grand Place.

\n

Bruselas dibuja su mejor fiesta

Desde 2010 el festival ‘Fete de la BD Stripfest’ llena las calles de la ciudad con fans del cómic de todo el mundo. La gran fiesta de las viñetas organiza desfiles, firmas de libros, talleres y exposiciones. La cita este año es de 2 al 4 de septiembre.\n

La idea de pintar las fachadas de Bruselas surgió en 1991 como una solución alternativa para decorar las paredes que quedaban al descubierto tras la alineación de algunos edificios. La mayor concentración de estos murales se localiza en la zona centro, entre la Grand Place, el barrio de Saint Géry y el mirador del Palacio de Justicia. Se pueden descubrir por casualidad o partir a su encuentro con una ruta organizada en un mapa.

Si hubiera una página de inicio, sería el mural de Broussaille (Hergé). El joven y su novia se adueñan de la Rue du Marché au Charbon. El mural original se retocó en 1999 para hacer el personaje de Catherine más femenino, ya que los dos estaban pintados con el pelo corto y pantalones. Al estar situado cerca del barrio gay, se interpretaba como una pareja masculina.
 
Justo enfrente, Victor Sackville, el famoso espía durante la Primera Guerra Mundial, se abre paso desde otro tiempo al encuentro del espectador. De la juventud más irreverente de Hergé, surge el mural dedicado a Quique y Flupi (Rue Haute). Pocos saben que los dos jóvenes pícaros aparecen en una viñeta de ‘Tintín en el Congo’ y en otra de ‘La estrella Misteriosa’. \n

FOTO: SKYFISH/SHUTTERSTOCK.COM

En el ‘Ballon’s Day Parade’, los gigantes del cómic sobrevuelan la ciudad.

\n

FOTO: BOTOND HORVATH/SHUTTERSTOCK.COM

El Centro Belga del Cómic, un museo para ‘niños’ de todas las edades.

\n

El actor trotamundos

La estatua de medio metro del niño meón y símbolo de Bruselas, el Manneken Pis, se encuentra al lado de uno de los murales más vistos: Tintín, Milú y el capitán Haddock (Rue de l’etuve) bajan por unas escaleras en una escena de ‘El Asunto de Tornasol’. El entrañable personaje de Nero (Plaza de Saint Gery), se asoma en busca de problemas cerca del mercado de Les Halles. Lucky Luke, junto con la banda los Dalton ocupa todo un edificio (Rue de la Buanderie). En esa misma calle se encuentra el mural de Astérix y Obélix, ‘esos locos galos’, luchando contra los romanos.  
 
El humor está presente en los homenajes al Manneken Pis en los murales de Sike and Suzy y de Cubitus (Rue de Flandre). El botones más aventurero, Spirou, destaca de rojo, entre los puestos de segunda mano del barrio de Marolles.
 
Las calles no son las únicas que se visten con ilustraciones, también en las estaciones de metro se pueden encontrar frescos. Los tintinófilos no deben perderse el de la estación Stockel, 140 figuras que se escapan de 22 de los cómics del reportero más viajado de la historia del cómic.
 \n

La arquitectura modernista y el noveno arte se unen en el Centro Belga del Cómic. Tintín y Los pitufos, tienen sus propias salas. Más de 1500 metros dedicados a los personajes, historia y autores del cómic. El gran cohete de ‘Objetivo: la luna’ preside la entrada del emblemático edificio de Victor Horta. \n

Objetivo: amar los cómics

Más de 50 fachadas rinden tributo a los mejores autores y personajes del cómic

FOTO: BOTOND HORVATH/SHUTTERSTOCK.COM

El Centro Belga del Cómic, un museo para ‘niños’ de todas las edades.

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Alex Fradkin

\n

Top 6A

MAGAZINE

TOP 6A

Ver la vida de color rosa

Lo cantaba la francesa Edith Piaf, no hay nada como ver “la vie en rose”. Algunos lugares se lo toman al pie de la letra.

Fuji Shibazakura Festival (Japón)

Una colorida alfombra se extiende a los pies del Monte Fuji entre abril y mayo. Son las cerca de 800.000 flores de musgo rosa (shibazakura) que florecen en esta época.

Pink Beach (Komodo, Indonesia)

Su color tiene una sencilla explicación: es la mezcla de arena blanca y pigmentos rojos de coral. Está en el Parque Nacional de Komodo, hogar del lagarto más grande del mundo.

Laguna Colorada (Uyuni, Bolivia)

La laguna boliviana no siempre es de color rojizo: durante el verano austral se tiñe de rosa gracias a la presencia de miles de flamencos andinos. Es su lugar de cría.

Mezquita de Putra (Putrajaya, Malasia)

La conocida como Mezquita Rosa puede verse desde casi todas las partes del río Putrajaya gracias a su inconfundible cúpula. Su construcción terminó en 1999.

Lago Hillier (Isla Middle, Australia)

Mide 600 metros de largo y aparece por primera vez en los diarios del explorador Flinders, en 1802. Su particular pigmentación es fruto de la presencia de bacterias en sus aguas salinas.

Jaipur (Rajastán, India)

Es el color de la hospitalidad. Por eso, el maharajá tiñó la ciudad para la visita del Príncipe Alberto Eduardo en 1876. Desde el Palacio Hawa Mahal hasta las murallas.

Foto: Powerbee-Photo / Shutterstock.com

La alternativa al ‘sakura’

En la casa del dragón

Rosa y rojo, los colores de moda

De granito rosado

Un lago color chicle

La ciudad rosa

Travelbeats

Magazine

Travelbeats

Travelfancy

\n

\n

Para fans de Tim Burton

Dedicado a la figura del director de ‘Pesadilla antes de navidad’ y ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’, el bar Beetle House (Nueva York) es un homenaje a “las cosas oscuras y encantadoras”. Déjate envolver por el universo Burton probando el cóctel “This is Halloween” o la hamburguesa Eduardo Manostijeras. No solo el menú, toda la decoración de este local está relacionada con el cineasta y sus películas.\n

\n

El tobogán de los adultos

Situado en la torre ArcelorMittal Orbit de Londres, es el tobogán más alto, 76 metros, y largo del mundo, 178 metros. El descenso, lleno de bucles y curvas, dura 40 segundos en los que se puede (si se abren los ojos) contemplar una panorámica única de la ciudad gracias a sus tramos acristalados. 1,30 metros es la altura mínima para poder descender.\n

\n

Amish por un día

Lancaster (Pensilvania) es el territorio Amish por excelencia. Fuera de la ciudad, alejados de todas la comodidades y tecnologías del mundo actual, esta comunidad autosuficiente abre sus puertas al mundo gracias a “The Amish Experience”. Su tour VIP incluye visita a una granja, a un fabricante artesanal (queso, jabón, juguetes…) y a una casa. ¿Sobrevivirías unas horas sin tu ‘smartphone’? \n

\n

Arte luminoso

Los lúgubres sótanos de la antigua fábrica de cerveza de Unna (Alemania) albergan el Centre for International Light Art, el primer museo de arte luminoso del mundo. El ruido de las máquinas y trabajadores ha sido sustituido por el de los visitantes que disfrutan de este espectáculo visual compuesto por catorce colecciones permanentes y varias salas con exposiciones temporales.  \n

\n

Cabaret robótico

En el Robot Restaurant del barrio de Shinjuku (Tokio) puedes disfrutar de un espectáculo de música y color mientras cenas. Hasta aquí todo normal. La cosa cambia cuando los protagonistas del show son robots gigantes tripulados por mujeres en bikini. Por 8.000 yenes puedes acudir a una de las cuatro funciones programadas desde las cuatro de la tarde hasta las once de la noche.\n

Foto: Mark Pickthall

\n

La alfombra de luces del desierto

“Como la semilla dormida en el desierto, florecería en el crepúsculo al suave ritmo de la luz bajo un flameante cielo estrellado”. Es la idea que Bruce Munro ha desarrollado durante una década y que culmina con la instalación ‘Field of Light’ en el lugar que inspiró al artista, el monolito Uluru (Ayers Rock), en el desierto de Australia. 50.000 esferas lumínicas para recrear un sentimiento íntimo y efímero que podrán visitarse de hasta el 31 de marzo de 2017.\n

Markthal Rotterdam

\n

Comida de diseño

El Markthal Rotterdam, el mercado gastronómico cubierto más grande de Holanda, es el sueño de cualquier ‘foodie’, pero también de un arquitecto. Los puestos de comida se distribuyen bajo el arco de un edificio de viviendas multicolor. Integra como ningún otro espacio diferentes funciones y supone un auténtico espectáculo por su forma, altura y colorido interior. \n

Foto: Courtesy Messner Mountain Museum

\n

Un museo a 2.275 metros

En julio se inauguró la última pieza del Messner Mountain Museum, un proyecto del alpinista Reinhold Messner. Fue el primero en conquistar sin oxígeno los picos más importantes del mundo y este museo, dividido en seis espacios, es su 15º. MMM Corones se incrusta en el paisaje del Tirol del Sur para contar la historia del montañismo… desde la montaña.\n

Bazar

Magazine

Bazar

Almohadas Ostrich Pillow

Diseño y sentido práctico se unen en estas originales almohadas de Studio Banana Things desarrolladas por el estudio Kawamura-Ganjavian para aquellos que quieren dormir en cualquier parte. El modelo Ostrich Pillow Light es más discreto que la versión que tapa toda la cabeza. Ambos están rellenos con partículas de silicona para atenuar el sonido.\n

Antena portátil GoTenna

Este accesorio para dispositivos móviles permite vía Bluetooth enviar mensajes y mapas de ubicación aunque no hay conexión WiFi ni cobertura. Es perfecto para excursiones y deportes al aire libre. Se vende en un pack de dos unidades.\n

Mochila HP Powerup

La mochila esconde una batería de 22.400 mAh, energía suficiente cargar completamente un ordenador portátil, tres tabletas electrónicas y diez ‘smartphones’. También está acolchada para proteger los dispositivos. Incluye los cables.\n

Foto: Off the Road, Gestalten 2015

‘Off the Road’, Gestalten

Cada vez más personas deciden perderse en la naturaleza con la ayuda de un vehículo, que se convierte en cama, cocina, transporte y amigo. Este libro recoge sus viajes por montañas y desiertos en busca de paz y aventura. \n

Colección Amphibiox Geox

Botas inspiradas en el ‘trekking’ de suela hiperligera y superficie de resistente piel impermeable para los que consideran las escapadas urbanas como una larga travesía de montaña.\n





0 %