Ampliamos horizontes y descubrimos los mejores destinos viajeros desde Magazine 6A, nuestra revista digital mensual. Un nuevo canal, disponible en 14 ediciones y 11 idiomas para seguir inspirando tus ganas de conocer el mundo. Toma asiento y síguenos en esta aventura que empieza ya.

Portada

Número 10

Febrero 2017

Mauricio

Mauricio

El sueño del aventurero

La costa blanca de Alemania

Playas

Donde nace el frío

Aventura

La senda más larga del mundo

En familia

Sumario

Magazine

Sumario

Sumario

Número 10

Isla Mauricio

El sueño del aventurero

Bajo el disfraz de un Caribe del Océano Índico, con aguas turquesas y playas de arena coralina, Isla Mauricio esconde la promesa de múltiples aventuras.

Kathrin Ernest

“Mauricio es lo opuesto a la vida ajetreada”

La instructora de ‘kitesurf’ Kahtrin Ernest desvela cuáles son los mejores lugares para practicar deportes náuticos en Isla Mauricio, uno de los lugares favoritos de los deportistas en el océano Índico.

Playas

Las costa blanca de Alemania

Rügen, la mayor isla del país germánico, esconde un extenso litoral que mira al Báltico y que ha sido inspiración de artistas y refugio de personajes ilustres.

Exótico

Lalibela: la Jerusalén etíope

En las montañas de Lasta se esconde la ciudad monástica de Lalibela, cuyos templos fueron esculpidos en la roca volcánica con el objetivo de emular la Tierra Santa en suelo africano.

En familia

La senda más larga del mundo

Los 24.000 kilómetros del sendero The Great Trail atraviesan Canadá de punta a punta y convierten al país en un parque multiaventura.

48 horas

Seúl, el laboratorio de la moda

En Seúl puedes hacer lo típico, visitar sus museos e ir a un jjimjilbang. O puedes mimetizarte y dejarte arrastrar por el ‘hallyu’, la ola coreana.

Aventura

Donde nace el frío

Al este de Siberia los termómetros suelen rondar los 50 grados bajo cero. Una estepa blanca en la que sobreviven pueblos como Oymyakon, el más frío del mundo.

Top 6A

Templos del #foodporn

Los helados derritiéndose lentamente y las hamburguesas de cuatro pisos se han convertido en los reyes de Instagram. Porque la comida puede ser muy sexi.

Travelbeats

Aquí te esperan los hoteles y restaurantes de moda, las galerías más rompedoras, nuevas aperturas y los lugares más ‘it’ del planeta.

Bazar

¿Te vas de viaje? Antes de cerrar la maleta, asegúrate de que no se te han olvidado nuestros imprescindibles.  

Equipo

El Contenido de la presente publicación digital (www.passenger6a.com) ha sido proporcionado por CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK S.L., con domicilio en C/ Claudio Coello, 46, 2º - I, Madrid 28001 y CIF B-82065137 (en adelante, “TRAVELVIEW”). 

TRAVELVIEW es el titular de todo el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada.

TRAVELVIEW ha elaborado el Contenido de la publicación digital, en particular, imágenes, videos, artículos y contenidos editoriales de Información Turística variada, a título meramente informativo, siendo responsables los Usuarios de informarse y cumplir con los requisitos necesarios para realizar cualquier viaje (en cuanto a pasaporte, visado, vacunas, etc.).

TUI Spain S.L.U, sociedad domiciliada en la Calle Mesena, 22, 2º Derecha, 28033 – Madrid (España), es el cesionario en exclusiva de dicho Contenido.

Por ello, solamente se encuentra permitida la visualización y carga para uso personal y no comercial del Contenido de la publicación digital. En ningún caso, los Usuarios podrán transferir dicho Contenido a terceras personas o entidades. Igualmente, se encuentra expresamente prohibido copiar, distribuir, modificar, reproducir, trasmitir, publicar, ceder o vender el Contenido alojado en la publicación digital, así como crear nuevos productos o servicios derivados del Contenido de la publicación digital.\n

Jorge Martín

Director Editorial

José Antonio Gutiérrez

Director de Arte

Lucho Dávila, Cristina Carrión

Diseño

Carmen Ovalle

Redactora Jefa

Lucía Martín, Guadalupe Rodríguez, Amanda Franco, Elena Arranz, Patricia Gardeu, Erika González, Alejandra Abad, Rosa Pernía

Redacción

José Antonio Alves

Director de Contenidos Internacionales

Fernanda Guerra, David Hewitt, Isabel Forte, Filipe Santos, David Spencer, Daniela Lima, Andrea Xu

Editores locales

Nuria Cabot

Directora de Marketing Global

Carla Dal Pra'

Directora de Estrategia de Producto

Clara Gil

Ejecutiva de Marketing

Laura García, Beatriz Iznaola

Asistentes de Cuentas

Ana García

Directora de Acuerdos Estratégicos

María Calvo

Responsable Comercial- Europa

Sara Callejas

Ventas

Aurelio Cabra

Community Manager

Santiago García

Director de Desarrollo

Sergio Cieza, Natalia García, Roberto González, Miguel Ángel Cárdenas

Programadores

Cova García

Diseñadora

Álvaro Calleja

Director Técnico

Santiago García

Director de Desarrollo

Roberto González

Programador

Sergio Cieza

Programador

Natalia García

Programadora

Carlos Luján

Editor Gráfico

Beatriz Iznaola

Ejecutiva de cuentas

Laura García

Ejecutiva de cuentas

Reportaje - Mauricio

Magazine

Destino

Mauricio

El sueño del aventurero

Texto:

Guadalupe Rodríguez

Kreativa Visual y Shutterstock

Kreativa Visual

Bajo el disfraz de un Caribe del Océano Índico, con aguas turquesas y playas de arena coralina, Isla Mauricio esconde la promesa de múltiples aventuras.
 \n

C

uando los holandeses se asentaron en Isla Mauricio en 1598 pensaron que habían encontrado el Jardín del Edén. Puede ser discutible que una isla que se formó tras un infierno volcánico responda a la imagen de un paraíso bíblico, pero sí lo hace a la de un paraíso vacacional. \n

La barrera de coral alrededor de la isla impide el paso a tiburones y medusas

Tradicional destino de luna de miel por sus arenas blancas, azules aguas y lujosos resorts, Isla Mauricio dispone de una oferta de turismo activo que hace que satisfaga tanto a un buscador de emociones como a un cazador de sol. 

En el limitado espacio de 65 kilómetros de norte a sur y 45 de este a oeste se congrega tal variedad de paisajes, climas, orografía, flora y fauna que hacen de Isla Mauricio un destino privilegiado. Tanto que ni siquiera hay animales peligrosos; las especies de serpientes que se pueden encontrar allí no son venenosas y la barrera de coral alrededor de la isla impide el paso a tiburones y medusas a las siempre cálidas aguas que bañan las prístinas playas de Trou aux Biches, La Cuvette, Mont Choisy, Péreybère, Grand Bay o Flic-en-Flac.
 \n

El antiguo pueblo de pescadores de Tamarin Bay, al oeste de la isla, es un enclave muy popular entre los surfistas debido a sus olas.

\n

Cambiamos las chanclas de playa por las botas de montaña para sacar el máximo partido a todo lo que Mauricio puede ofrecer. No se puede permanecer simplemente sentado admirando la belleza de las cataratas de Chamarel o de Gran Bassin cuando podemos hacer barranquismo en el Parque nacional Black River Gorges. La ruta senderista Maccabee, nombre también de un famoso mirador, lleva hasta la cima más alta de la isla, a 830 metros de altura sobre el paisaje de bosque, barrancos y cataratas que es el parque. Pero no es la única cumbre que coronar en Mauricio, bien a pie, a caballo, en quad o en 4x4. El pasado pirata de la isla, frente a las costas de Madagascar, se vislumbra en nombres de picos como El Guardaespaldas o las Tres Tetas. \n

Con 83 metros de altura, las catarataras de Chamarel son las más altas de la isla.

\n

\n

\n

\n

\n

Donde apunta la moda

Del Soho madrileño hablan las guías de viaje cuando se refieren a Chueca. La terraza del hotel Room Mate Oscar al lado de Gran Vía, el mercado de abastos orgánico El Huerto de Lucas y el obrador ecológico La Magdalena de Proust son tres motivos suficientes para que nadie ose disputarle el trono de barrio más cosmopolita.  \n

\n

\n

\n

Té con ron

Las plantaciones de caña de azúcar se extienden por toda la isla mientras que en las montañas del interior crece el té que, junto con el ron de caña, se exporta a todo el mundo. La elegancia de la arquitectura colonial decimonónica de las plantaciones de St. Aubin, rodeada de flores de vainilla, y de Domaine des Aubineaux, así como del Château de Labourdonnais, con su destilería de ron, y las vistas sobre los campos de té alrededor de una laguna del restaurante de la fábrica de té de Bois Cheri, son el entorno idílico de unas visitas que permiten conocer mejor cómo se elaboran estos productos.\n

La senda Moka, que asciende desde el pueblo de La Laura hasta la cumbre de Le Pouce, ofrece fabulosas vistas de Port Louis, la capital. Aunque hay que bajar para disfrutar del ambiente, las compras y la comida de su bullicioso mercado y la zona del puerto. Para conocer el colorido templo hindú de Ganga Talao y su estatua de Shiva de 33 metros de altura, que se esconde en el lago formado en el cráter de un volcán, hay que seguir la ruta de los peregrinos de Grand Bassin. Otra de las rutas de montaña que merece la pena es la que asciende a la cumbre de Le Morne Brabant, una roca basáltica de más de 500 metros situada en una península al suroeste de la isla.\n

Desde la cima se vislumbran parte de los 330 kilómetros de playas de arena que rodean la isla. Los aventureros que buscan la emoción en el mar disponen en el área de Grand Baie, por ejemplo, de numerosas oportunidades para disfrutar de ‘parasailing’ o ‘kitesurf’ . Bajo las aguas de las ricas en vida submarina lagunas que forma la barrera de coral la emoción se encuentra a bordo de submarinos, ‘scooters’ sumergibles para una o dos personas y paseos por el fondo del mar con escafandra.
 
Mientras que la búsqueda del dodo, el desaparecido pájaro no volador autóctono, sería infructuosa, ver delfines o ballenas no es el unicornio de todo viaje a Mauricio. Numerosos barcos parten desde la bahía de Tamarin o de Le Morne para nadar con los delfines. También es posible practicar pesca en altura en barcos equipados para ello, e intentar atrapar un atún, un marlín o un tiburón. Las opciones más tranquilas para navegar son las excursiones en lancha rápida, ferry o catamarán a las islas Des Deux Cocos, Aux Cerfs o Aux Aigrettes, en el Parque Nacional Submarino de Blue Bay, al este de la isla. El dodo puede haber desaparecido pero aun no está extinto el placer de explorar Mauricio.\n

\n

Tortugas gigantes

Además del dodo y algunos reptiles, las tortugas autóctonas de Mauricio se extinguieron con la llegada de los colonos y otros animales. Pero Charles Darwin propuso reintroducir ejemplares de tortugas gigantes procedentes de Seychelles. Actualmente pueden verse, y tocarse, en la reserva natural de Îlle aux Aigrettes y en el parque La Vanille Réserve des Mascareignes. Conviven con las tortugas aldabra 23.000 especies de insectos, monos, ciervos y unos 2.000 cocodrilos del Nilo. Los cocodrilos no pueden tocarse, pero es posible comérselos. El restaurante Hungry Crocodile los sirve en salsa de vainilla, en hamburguesa, con curry…\n

El crítico gastronómico y director del festival Peixe em Lisboa Duarte Calvâo coincide en que, a pesar de que Portugal ha recogido influencias de múltiples culturas, las cocinas de sus antiguas colonias, como Angola, Cabo Verde, Brasil o Goa, no están lo suficientemente representadas. Uno de los pioneros en llevar a Lisboa la gastronomía internacional ha sido el chef Kiko Martins. Tras recorrer 23 países en poco más de un año, cargó su GPS personal con mapas de sabores y trajo el mundo a Portugal, según sus palabras. “No me gusta llamarlo cocina fusión, porque la cocina ya es fusión en sí misma”, aclara el chef, cuyo último restaurante, O Asiático, se acaba de unir a sus propuestas A Cevicheria, de cocina peruana, y O Talho, centrado en carnes.
 
Aun así, la actual oferta de restauración en Lisboa cubre la demanda de todo tipo de público. “Es un buen momento; se realiza cocina más elaborada y las iniciativas son más receptivas al gusto del público”, añade Duarte Calvâo. Se pueden encontrar desde restaurantes basados en buen producto, como las propuestas del pionero restaurador Olivier da Costa K.O.B y Yakuza, hasta tabernas donde ‘petiscar’ pequeños platos o porciones con un vino, herederas de las antiguas carbonerías regentadas por gallegos. La Taberna da Rua das Flores, que compra directamente a productores portugueses, preferiblemente productos biológicos, es un buen ejemplo de estas iniciativas más innovadoras de cocina tradicional portuguesa fusionada con otras culturas en el escenario recreado con los elementos de la antigua barbería, farmacia y cocheras de bomberos a cuya puerta esperan los clientes que haya mesa libre.\n

Sin olvidar tampoco la oferta dulce que surte las numerosas ‘pastelarias’ de Lisboa, desde los famosos ‘pasteis de nata’ a los bombones de Bettina y Niccolò Corallo. Acompañado siempre de un café, que en Portugal es siempre fuerte, torrefacto, mezcla de arábica y robusta. Para terminar con una ‘ginjinha’, el tradicional licor de guindas que se compra y degusta en los locales de los alrededores de la plaza de Rossio.\n

\n

\n

\n

\n

El cráter de Trou aux Cerfs, en Curepipe, es un volcán durmiente que puede volver a despertar en el futuro.

\n

\n

Compras de artesanía y diseño

Al igual que la restauración de Lisboa, los diseñadores también han sabido mezclar la calidad de su artesanía tradicional como un toque más contemporáneo. En el palacete y ahora centro comercial Embaixada, en la Praça do Príncipe Real, se reúnen alrededor de un patio de estilo neoárabe diseñadores, artistas y anticuarios portugueses. Los cuadernos y libretas, cosméticos, productos textiles, de corcho y de cerámica que se encuentran allí, y en otras tiendas como A Vida Portuguesa, More than wine, Claus Porto o Cerámicas na Linha, llevan décadas produciéndose de la misma forma, aunque ahora parezcan elaborados expresamente para el gusto ‘vintage’ del turismo. Porque una de las cualidades de Lisboa es que ha sabido reutilizar, que no recrear, su pasado poniéndolo en valor.

Los productos artesanales se presentan envueltos en un gran diseño, algo que hay que promocionar más, según Helena y Miguel Amante, octava generación de diseñadores y fabricantes de zapatos de la firma Eleh. Desde el taller recuperado preservando la autenticidad en el Barrio Azul de Lisboa defienden la diferenciación de los productos ‘made in Portugal ‘y de Lisboa, una ciudad donde “no encuentras lo mismo que en otras ciudades europeas”. Muestra de ello es cuando el mejor souvenir es una lata de conservas de pescado.
 \n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

\n

En Turquía tienen una palabra para definir esos momentos en los que uno se dedica a sí mismo: ‘keyif’.

\n

\n

Entrevista

Magazine

Entrevista

“Mauricio es lo opuesto a la vida ajetreada”

PASAJERO DEL MES

Kathrin Ernest

La instructora de ‘kitesurf’ Kahtrin Ernest desvela cuáles son los mejores lugares para practicar deportes náuticos en Isla Mauricio, uno de los lugares favoritos de los deportistas en el océano Índico.\n

¿Por qué te convertiste en bailarina?\n

Heredé la tradición de mi familia. Empecé a bailar cuando tenía seis años. Me enseñó mi abuelo, el último rey de la casa real de Peliatan. La danza es parte de mi cuerpo porque es un lenguaje corporal de movimientos. También ayuda a mantener mi cuerpo sano. Todavía bailo en público tanto en espectáculos como en ceremonias en templos. Además enseño danza a chicas jóvenes, incluida mi hija, la cuarta generación de bailarines en mi familia. \n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

Kathrin Ernest imparte clases de ‘kitesurf’ junto al C Beach Club del Heritage Le Telfair Golf & Spa Resort.

\n

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?\n

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.\n

En un artículo publicado en Monocle en 2014 escribiste que “Madrid está experimentando una extensa transformación”. Cómo ha cambiado la ciudad?\n

Si pienso en cómo era cuando vine la primera vez, en 2005 o 2006, ha cambiado completamente. La crisis hizo que la gente se parara a pensar e hiciera cosas nuevas. Muchas personas que no encontraban trabajo decidieron abrir su propio negocio y dedicarse a lo que les gustaba. Creo que esto se nota por toda la ciudad.

Por ejemplo, Kike Keller, uno de los dueños del lugar donde estamos, trabajaba en el mundo de cine y decidió abrir este asombroso estudio, que también es una sala de exposiciones y un bar, para vender los muebles que diseña. Hay muchos lugares así por toda la ciudad. Ha habido una explosión de energía creativa.\n

 ¿Cuál es el mayor atractivo de Madrid? \n

Creo que es el hecho de que nadie es realmente de Madrid, por lo que todos los que viven aquí acogen bien a cualquier sin importarles su aspecto o de donde sea. Quizás sea porque hay pocos ‘gatos’, como se conoce a los madrileños de tercera generación. Esto te ayuda a integrarte. Puedes haber vivido aquí solo durante seis meses y considerarte un madrileño, sin que nadie te lo eche en cara. Además, aunque es la tercera ciudad más grande de Europa, sigue siendo como un pueblo.  
 \n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Cuál es el templo más importante para visitar? \n

Todo el mundo debería ir a Besakih a rezar. Se dice que todos los balineses, cuando morimos, viajamos primero al templo Besakih. Por eso es tan importante. \n

¿Qué lugar recomiendas para una pareja de enamorados?\n

Todos los sitios tienen algo especial para los enamorados. Si quieres alojarte en la playa, hay muchísimos hoteles que ofrecen domir en una romántica villa. Después puedes ir a Ubud y a los campos de arroz, o dormir en los valles, que son muy tranquilos y hay casas para parejas que quieren esconderse del mundo. ¡Hay muchos sitios!\n

¿Qué lugares son imprescindibles?\n

Hay que ver los museos de El Prado y el Reina Sofía, pero también hay buenas exposiciones en Centro Centro. El Matadero también es obligatorio. Está también un maravillosamente conservado Cine Doré, sede de la Filmoteca Española. También hay que ir a los mercados gastronómicos. Todo el mundo que visita Madrid suele ir al de San Miguel, pero yo prefiero llevarles a los de San Antón o Antón Martín. Platea o San Ildefonso también ofrecen experiencias gastronómicas auténticas.\n

¿Por qué decidiste mudarte a Isla Mauricio?\n

Mauricio es una perla en el océano Índico. Una isla verde, tranquila y pequeña donde conviven muchas culturas en un espacio pequeño, pero sin estar abarrotada. Si se compara con la vida ajetreada de una gran ciudad alemana, es exactamente lo contrario; eso es lo que me gusta. \n

¿Hay buenas condiciones para la práctica de deportes acuáticos?\n

La temperatura del agua es templada durante todo el año. Nunca desciende de 22 grados. En diciembre alcanza los 26 o 28 grados. El viento suele ser constante, incluso fuerte en algunos meses. Aunque incluso sin viento se pueden practicar un gran número de deportes durante todo el año. Los más habituales son ‘kitesurf’, surf, ‘windsurf’, snorkel, submarinismo y pesca.\n

Se dice que el ‘kitesurf’, que se practica con una cometa y una tabla de surf, es el deporte extremo más accesible. ¿Pueden practicarlo turistas sin experiencia o se requiere determinada forma física?\n

No, todo el mundo puede hacerlo. Desde niños a partir de seis años hasta personas de más de 70. Es para todos porque requiere técnica más que fuerza. Hay arneses y cometas adecuados al peso y tamaño de cada persona. En Mauricio existen las condiciones idóneas para practicar ‘wavekite’ en mar abierto, más allá de los arrecifes. Pero los principiantes pueden permanecer dentro de la laguna que los arrecifes separan del mar abierto, donde el nivel del agua es perfecto y ni siquiera se necesita usar un traje de neopreno. Es bueno para todo el mundo. Deben venir y probarlo.

 \n

Madrid dispone de una gran variedad de lugares para comer. ¿Qué te gusta más?\n

Prefiero ir a casas de comida casera donde ofrecen auténticas tapas bien hechas sin muchas pretensiones. Me gusta llevarles a estos lugares porque solo los puedes encontrar aquí.\n

\n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?\n

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.\n

¿Cuál es su ideal de hacer ‘keyif’?\n

¡Yo misma soy ‘keyif’! Mi percepción de la vida es muy de comer y descubrir nuevos sabores… Me gusta coger el ferry entre los continentes y alimentar a las gaviotas, que son un gran símbolo de esta ciudad. Me gusta ir a las terrazas de los edificios en la zona de Taksim y Beyoglu y disfrutar de una copa, como en el club 360. Pero también visitar la península histórica, porque es donde el misterio y la historia se encuentran. O ir a las Islas del Príncipe, porque son una parte única de Estambul.\n

¿Te gusta también la zona de las tiendas de lujo y los edificios señoriales?\n

Lo que me gusta de Madrid es que cada barrio tiene su propia personalidad. También me gusta el tradicional carácter castizo que puedes encontrar en Chamberí o Barrio de Salamanca.  \n

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?\n

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.\n

\n

\n

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?\n

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.\n

Gimnasta desde la adolescencia y trotamundos –ha trabajado en Estados Unidos, Grecia, Australia, España, Holanda y Egipto– ya antes de realizar sus estudios del deporte en la Universidad de Colonia, el mayor salto de pértiga de la alemana Kathrin Ernest lo dio cuando decidió asentarse en Isla Mauricio. Allí ha creado una familia y una empresa, KiteGlobing, en Bel Ombre, y puede dedicarse cada día a practicar una de sus pasiones, el ‘kitesurf’.



 \n

La Alfama donde se encuentra el Museo del Fado, donde aparece su imagen en el mural que recoge las fotos de la nueva generación de fadistas a la que pertenece por edad, junto a nombres como Mariza, Carminho o Ana Moura. En lugar del retrato posado de frente, ella se presenta de perfil, cantando sobre el escenario en uno de los conciertos que ofrece por todo el mundo. Aunque no ha perdido la afición por acudir, ahora como público, a las casas de fado donde cantó desde que tenía 17 años, a veces hasta en tres diferentes cada noche.

“El fado sucede donde hay un cantante, una guitarra portuguesa y un bajo. Ahora, ¿dónde se puede oír? Hay muchas casas de fado, afortunadamente, en los barrios de Alfama, Barrio Alto, y Mouraria. Aunque confieso que ya no voy tan asiduamente, hay tres específicamente que son importantes para mi: Senhor Vino, A Adega O Faia y Casa de Linhares. Tres casas donde me gusta ir, la comida es genial, la gente es fantástica, el ambiente es bueno, tradicional, se escucha buena música y me siento como en casa”.

Y se siente en casa en el barrio de Alfama, donde las tascas de cocina tradicional se suceden a las casas de fado y los vecinos que tienden la ropa en los balcones se saludan por la calle y acogen a los turistas que alquilan por unos días sus casas como uno más de la familia.\n

También adora en Lisboa, que “se tornó cosmopolita sin dejar ser tradicional”, el barrio de Chiado. “Es un lugar donde hacer compras en el centro antiguo. Es un lugar épico como Baixa y el Castelo de São Jorge por motivos obvios. No solo por sus vistas increíbles, sino también por su historia. Como es increíble la zona arquitectónica de Belém y el Monasterio de los Jerónimos”.

Aunque reconoce que le gusta el lado más popular de la ciudad. “Donde voy quiero estar con la gente que vive allí. La verdad es que ir a Belén es hermoso, pero es la gente la que hace las ciudades. Es, por tanto, que me parece más interesante recorrer los barrios: Bairro Alto, Mouraria o Cais do Sodré con todo tipo de música de noche, con gente sin prejuicios, porque Lisboa es una ciudad muy abierta.”

El tamaño de la ciudad, de un millón de habitantes, la seguridad, y la facilidad de moverse en taxi son algunas de las ventajas que Raquel Tavares encuentra para visitar la capital portuguesa. “De cada diez restaurantes, nueve son buenos. ¡Es difícil comer mal! ¿Qué más puedo decir? Soy de Lisboa, se me nota mucho. ¡Venid a Lisboa!\n

“Otro lugar que hay que ver es la catedral, bellísima, en la que se dice que hay una huella del diablo”, recomienda el tenor. La leyenda cuenta que el diablo se enfadó al ser engañado por el arquitecto, que le prometió construir una iglesia sin ventanas si no se entrometía en las obras. “Quizás es cierto”, bromea.

Paolo Fanale completa su recorrido por los atractivos de Munich con una recomendación gastronómica: “Todo el que venga debe comer un pretzel y beberse una cerveza. Son los mejores del mundo”. Reconoce que mantener una disciplina física es muy importante en su trabajo. Pero no puede decir que no a una buena cerveza. ¿Otro pacto con el diablo?  \n

Federico ama su ciudad y defiende el valor de la arquitectura chilena en el mundo. “Tenemos una suerte de arquitectura de autor en Chile que es una de las mejores arquitecturas del mundo: Mathias Klotz, Smiljan Radic… y ahora, Alejandro Aravena con el Pritzker. Hay muchísimos arquitectos chilenos de una generación extraordinaria que han puesto la arquitectura chilena entre las tres mejores del mundo. Es una arquitectura que ha sido capaz de reinterpretar una serie de valores e ideales de la modernidad. Yo diría que lo interesante de nuestro país es que, así como lo ingleses han acuñado el concepto de ‘high tech’, nosotros en Chile hemos hecho parte del ‘low tech’ y pareciera que nuestra arquitectura es de una sofisticación maravillosa desde el ‘low tech’. Eso es fantástico.”
 \n

\n

\n

\n

¿Existen alternativas para los aficionados a los deportes de aventura, además de disfrutar de sus espectaculares playas?\n

Hay muchos deportes que practicar en Bali: buceo, rafting, montar a caballo, escalada de montaña... Por ejemplo, si subes al monte Batur para ver el amanecer puedes bañarte en las termas naturales, y después ir a los campos de arroz para hacer una ruta de bicicleta. Los occidentales vienen aquí también a hacer surf, aunque los balineses solo miramos. Nuestros antepasados no sabían nadar. ¡Ni siquiera yo sé nadar! Aunque ahora hay muchas piscinas y los niños aprenden. Por eso, el surf es una actividad nueva para nosotros, aunque muy emocionante. Existen olas muy grandes en Bali, especialmente en el sur y también en el oeste. \n

¿Cómo definiría la identidad del pueblo balinés y su tierra?\n

Cuando la gente viene a Bali todo el mundo es bienvenido y todos sonríen. Nuestra casa siempre está abierta, aunque también pedimos que respeten nuestra cultura. Nosotros siempre decimos que hay que dar y recibir, solo así podemos ser iguales. Creo que es esto por lo que la gente viene a Bali, por nuestra amabilidad. \n

Federico Sánchez llegó a Chile a los 14 años, desde Argentina. “Hace 40 años eran países muy distintos. En Argentina la diferencia era un valor; y en Chile, en esos años,  la diferencia era severamente castigada. Tuve que combatir para terminar siendo quien soy.” Su aspecto actual, tan cuidado, tan elegante e inteligentemente diseñado, parece el resultado de una búsqueda por distintas obsesiones, una imagen fabricada, que transmite la verdad de una reflexión: “La superficie es portadora de la esencia de las cosas. No creo que la esencia sea algo transparente que está en el interior y que sólo puedo desvelarlo en algunos momentos de iluminación. La superficie es portadora de la esencia y en ese sentido es la constructora del relato, de quien yo deseo ser. Por lo tanto, la ropa, el vestuario es un elemento fundamental a nivel existencial. De hecho, el hombre no existe desnudo. El hombre existe vestido.”\n

\n

\n

También adora en Lisboa, que “se tornó cosmopolita sin dejar ser tradicional”, el barrio de Chiado. “Es un lugar donde hacer compras en el centro antiguo. Es un lugar épico como Baixa y el Castelo de São Jorge por motivos obvios. No solo por sus vistas increíbles, sino también por su historia. Como es increíble la zona arquitectónica de Belém y el Monasterio de los Jerónimos”.

Aunque reconoce que le gusta el lado más popular de la ciudad. “Donde voy quiero estar con la gente que vive allí. La verdad es que ir a Belén es hermoso, pero es la gente la que hace las ciudades. Es, por tanto, que me parece más interesante recorrer los barrios: Bairro Alto, Mouraria o Cais do Sodré con todo tipo de música de noche, con gente sin prejuicios, porque Lisboa es una ciudad muy abierta.”

El tamaño de la ciudad, de un millón de habitantes, la seguridad, y la facilidad de moverse en taxi son algunas de las ventajas que Raquel Tavares encuentra para visitar la capital portuguesa. “De cada diez restaurantes, nueve son buenos. ¡Es difícil comer mal! ¿Qué más puedo decir? Soy de Lisboa, se me nota mucho. ¡Venid a Lisboa!"\n

\n

\n

¿Qué zonas de la isla son las más adecuadas para la práctica de deportes acuáticos?\n

Para los deportes que requieren viento, el suroeste durante todo el año y la costa este en el invierno austral. Para practicar surf y submarinismo, Tamarin y la costa oeste, mientras que la costa este, alrededor de Palmar y Belle Mare, es muy bonita para hacer snorkel y submarinismo.\n

¿Te gusta explorar la isla?\n

He visto mucho, pero el lugar al que siempre vuelvo es el sur porque tiene unos paisajes naturales muy bellos y variados, desde las plantaciones de caña de azúcar al mar y las montañas que puedes escalar para conseguir una fantástica vista. También me gusta conducir por la costa este, bajar desde Palmar hacia el sur.\n

¿Cuál es el atractivo más infravalorado de Isla Mauricio?\n

Recomiendo a todo el mundo que venga que pruebe la comida; tanto de un puesto callejero como de un buen restaurante será muy buena. \n

¿Qué recomiendas a los visitantes de Mauricio?\n

Hay muchas razones para venir a Mauricio: ir a la playa, subir a las montañas, visitar los mercados de Port Louis, los templos y el resto de sus atractivos, como Chamarel. Recomiendo todo tipo de deportes acuáticos, como el kitesurf, surf, viajes de buceo o excursiones para ver delfines. Que no tengan miedo de contactar con la gente en los pueblos. Viajar con niños es también muy seguro.\n

RESERVA LAS HISTORIAS DE PASSENGER6A

Reserva

las historias de Passenger6A

Playas

Magazine

Playas

Las costa blanca de Alemania

Rügen, la mayor isla del país germánico, esconde un extenso litoral que mira al Báltico y que ha sido inspiración de artistas y refugio de personajes ilustres. \n

\n

Balneario fantasma

Una de las construcciones más grandes de la Alemania nazi se encuentra en Prora. Un complejo vacacional que nunca alojó a turistas –el plan terminó con la II Guerra Mundial–, pero que recibió el gran premio de arquitectura en la Exposición Universal de 1937. Abandonado a su suerte, espera un plan de reconversión. \n

S

tubbenkammer era uno de los lugares favoritos de Caspar David Friedrich. El pintor alemán inmortalizó en sus cuadros los paisajes de esta zona de la isla de Rügen. “El auténtico arte es concebido en un momento sagrado y se nutre en una bendita hora, lo crea un impulso interior, a menudo sin que el artista sea consciente de ello”, dijo Friedrich. Esa hora de inspiración le pilló pintando en la isla de Rügen en más de una ocasión. La obra más famosa de esta serie es ‘Acantilados de tiza en Rügen’, firmada en 1818. Refleja la particularidad por la que se conoce a esta costa, el blanco casi impoluto de sus rocas.
 
Friedrich no es el único nombre ilustre asociado a Rügen. Científicos como Einstein, políticos como Bismarck y escritores como Thomas Mann recalaron en los centros turísticos de la isla más grande de Alemania (974 kilómetros cuadrados). En el siglo XIX –y principios del XX– era destino habitual para la clase alta germana y sus balnearios, su principal reclamo. Algunos continúan en funcionamiento, igual que Rasender Roland, un tren que enlaza las localidades costeras de la región. Eso sí, a 30 kilómetros/hora. La vía, con más de un siglo de antigüedad, no permite velocidades mayores. \n

De las ciudades balneario que pueblan Rügen, Putbus es la más antigua. Su mejor carta de presentación es su arquitectura. Clasicista, señorial. Al este de Putbus, se encuentra Binz, donde está otra de las joyas de Rügen: el pabellón de caza Granitz. Se construyó en el punto más alto del sureste de la isla y su pieza central es la escalera de caracol, formada por 154 escalones. A unos 14 kilómetros de Binz se encuentra Sellin, conocido por su muelle (otro de los iconos de la costa). En 1998 fue reconstruido sobre el diseño histórico de 1927, muy deteriorado por las inclemencias del tiempo. El puente que conduce hasta él mide 394 metros y en el interior hay un restaurante.
 
De los 574 kilómetros de costa de la isla de Rügen, 60 son de playas de arena fina y 27 de playas naturales. Para conocerlas desde otro punto de vista, una buena alternativa es el velero. Además, varias áreas de la isla están protegidas: Parque Nacional de Jasmund, Parque Nacional Vorpommersche Boddenlandschaft y Southeast Rügen (Reserva de la Biosfera). Se pueden recorrer tanto en bici como a pie. Para ir sobre ruedas, la ruta cicloturística de Hamburgo-Rügen es la opción más popular, aunque hay otros trayectos por la costa, siempre con el Báltico de fondo. Para quienes prefieran una excursión a pie, el Parque Nacional de Jasmund tiene una ruta de ocho kilómetros y medio que discurre junto al acantilado. Ese mismo acantilado blanco que fascinó e inspiró a Friedrich. \n

\n

Foto: © Störtebeker

Además del festival, en Störtebeker hay demostraciones de vuelo de aves.

\n

La cascada Seljalandsfoss, con 60 metros de altura, es una de las pocas cascadas que pueden verse desde el interior.


 \n

\n

Los mismos enclaves solitarios pero en la otra punta del mundo. Nueva Zelanda y Australia son otra de las opciones preferidas de los amantes de lo silvestre. Como Maria y Pat. James Frost les fotografió desafiando a las olas en Bombo Headland Quarry, en Nueva Gales del Sur. Las gigantescas columnas de basalto recuerdan a la Calzada del Gigante irlandesa, bañada en esta ocasión por el mar de Tasmania. Para llegar, hay que desviarse de la Kiama Coast Walk, que recorre otros lugares dignos de este particular álbum de fotos de boda, como el parque nacional Rock Cathedral o el géiser de Kiama. A once horas y más de mil kilómetros de allí, contrajeron matrimonio Angie y Doug. Toowoomba, en Queensland, ofrece un paisaje llano y campestre. La madre de la novia acompañó al fotógrafo Van Middleton en su jeep y le ayudó a elegir los sitios “que Angie y su familia sentían que eran especiales”. Este detalle se transmite en la imagen ganadora de este fotógrafo, con los esposos abrazándose bajo un gigantesco árbol. Quizá fuera el mismo bajo el que se dieron su primer beso o en el que grabaron sus iniciales. \n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Otros lugares imprescindibles para el viajero melómano son el teatro que acoge el Grand Ole Opry cada semana, donde tocaron vacas sagradas, desde Porter Wagoner a Dolly Parton. El propio Bluebird Café, un local de 20 escasas mesas y ambiente intimo, que muchos artistas eligen para presentar por primera vez sus canciones. O la United Record Pressing, la fábrica de discos más grande del país, abierta desde 1949, donde eligieron personalmente el color de sus vinilos The Beatles, Bob Dylan o Miles Davis.\n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos.

Foto: Joe Carillo

Uno de los múltiples locales de conciertos es el Whiskey Bent Saloon.

\n

Entorno adverso

El dj londinense Ali B, que estuvo en AfrikaBurn en 2011, define el festival como "la mejor fiesta en la Tierra". La premisa es simple: una ciudad temporal dedicada a cualquier expresión artística que puedas imaginar –y las que no, también–. Triunfan disfraces, ‘performances’ y vehículos 'mutantes' para moverse por el campamento. La organización únicamente provee de hielo a los participantes, el resto de necesidades (comida, bebida, cama) depende de cada 'burner'. No hay vendedores, tampoco patrocinadores. Fue creado por una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es coordinar este evento una vez al año. Para esta décima edición se han puesto a la venta unas 11.000 entradas. El campamento temporal se volverá a instalar en torno a una figura central que arde como final de fiesta. AfrikaBurn es resultado de la expresión artística de una comunidad de voluntarios. Sin reglas, pero con once mandamientos. Entre ellos: participación, intercambio de regalos y respeto al medio ambiente, lo que supone no dejar ningún residuo para que el desierto vuelva a ser eso, desierto. \n

No importa qué hora sea: los locales de la avenida Broadway y sus calles aledañas siempre ofrecen conciertos a ritmos de rock, pop, jazz, blues, country e incluso gospel.

Islandia es uno de los lugares preferidos para los que buscan naturaleza exuberante y romanticismo salvaje

Foto: Virginia & Evan Studios

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Foto: ©Ludovic Ismael

\n

Amor en el paraíso

Las bodas en lugares paradisíacos no son solo para ‘celebrities’. Alain Brin, especializado en enlaces tropicales, lo demuestra con una foto de una pareja rodeada de bancos de peces en Turtle Bay Beach, en las Islas Vírgenes. Otras imágenes en escenarios exóticos son de Seychelles, Fiji o Varanasi, en India.\n

Teatro al aire libre

El festival Störtebeker pone el toque festivo a los veranos en Rügen. Se trata del evento de teatro al aire libre de mayor éxito en Alemania (100.000 espectadores cada año). \n

El complejo hotelero de Prora se construyó con 10.000 habitaciones.

\n

Foto: Chaz Cruz Photographers

Además del festival, en Störtebeker hay demostraciones de vuelo de aves.

\n

Foto: Claire Morris Photography

Paris

\n

Foto: Clarkie Photography

Yosemite National Park, California

\n

Foto: Gabe McClintock Photography

Iceland

\n

Foto: Catia Aguiam Fotografas

Montserrate Palace, Sintra

\n

Foto: Helena and Laurent

San Francisco, California

\n

Foto: Holly Wallace Photos and Film

Queenstown, New Zealand

\n

Foto: Jonnie + Garrett Wedding Photographers

Imperial Sand Dunes, California

\n

Foto: June Photography

Kaneoha, Hawaii

\n

Foto: M&J Studios

Iceland

\n

Foto: Nordica Photography

Hamar, Norway

\n

Foto: Sergio Cueto

Higüey, República Dominicana

\n

Foto: Shari + Mike Photographers

Santorini, Greece

\n

Foto: Terralogical

Bali, Indonesia

\n

Foto: Tin Martin

Bali, Indonesia

\n

Foto: Van Middleton Photography

Pilton, Australia

\n

Exótico

Magazine

Exótico

Lalibela: la Jerusalén etíope

En las montañas de Lasta se esconde la ciudad monástica de Lalibela, cuyos templos fueron esculpidos en la roca volcánica con el objetivo de emular la Tierra Santa en suelo africano.  \n

Un ermitaño de piel oscura y ataviado con una túnica blanca, Biblia en mano, emerge desde una cueva rojiza excavada en la montaña. Amanece en el norte de Etiopía y el anacoreta se dispone a estudiar los textos sagrados al calor de los primeros rayos de sol, mientras de fondo resuenan cánticos religiosos. En las once iglesias de Lalibela decenas de sacerdotes celebran a diario sus ritos ortodoxos, frente a cientos de fieles entregados que, tras permanecer postrados durante la ceremonia, abrazan las columnas y besan las paredes. Las once iglesias de Lalibela, un conjunto monástico situado a 340 kilómetros al norte de la capital, Addis Abeba, fueron labradas directamente en la roca de la montaña, bajo el nivel del suelo. \n

Foto: Anton_Ivanov / Shutterstock.com

El rey Lalibela fue canonizado por la iglesia etíope.

\n

El lugar es tan sobrecogedor que el sacerdote portugués Francisco Álvarez, quien visitó el lugar en 1521, no se atrevió a describir su majestuosidad por miedo a que no le creyeran. En su relato ‘Prester John of the Indies’ confesó: “Me cansaba escribir más de estas maravillas, puesto que me parecía que me acusarían de falsedad…”
\n

Las iglesias parecen brotar de la piedra y su construcción es aún un misterio

Este territorio sagrado de la cristiandad ortodoxa etíope fue concebido por el rey Gebre Mesqel, ‘Lalibela’, como una representación simbólica de Jerusalén, en respuesta a la toma de esta por parte de los musulmanes. Encaramados a 2.630 metros de altitud y con más de diez metros de altura, los templos fueron cincelados en la roca de las montañas, alrededor del año 1200.

 \n

Foto: Aleksandra H. Kossowska / Shutterstock.com

\n

Foto: : Pascal Rateau / Shutterstock

Actualmente los dos grupos de iglesias se encuentran cubiertos por refugios translúcidos instalados por la Unión Europea.

\n

El Canal de Yordanos, excavado en la roca como el resto de la ciudad monástica, divide Lalibela en dos conjuntos de iglesias, tal y como el Río Jordán divide Palestina. En la parte norte destaca la iglesia monolítica más grande del planeta, Biete Medhani Alem, ‘La casa del Salvador del mundo’. Se trata de una reproducción de la catedral de Santa María de Sion, que se encontraba en la capital religiosa etíope, Aksum, y fue destruida en 1535 por los invasores musulmanes.
 
Quien se acerca a Lalibela no ve nada hasta que no se encuentra literalmente sobre los monumentos. Las iglesias parecen ‘brotar’ directamente de la piedra, a la que permanecen unidas por la base o por uno o más laterales, siempre por debajo del nivel del suelo. Todavía más en profundidad, bajo los templos, un oscuro laberinto de pasadizos, túneles y cuevas conecta entre sí diez de las once iglesias. \n

El bautismo de toda una iglesia

El día grande de Lalibela es el 19 de enero, cuando la iglesia etíope celebra el ‘Tikmat’, la epifanía, que conmemora el bautismo de Jesús en el río Jordán. Miles de peregrinos vestidos de blanco, acuden a la fiesta y participan de un bautismo colectivo entre los monumentos rojizos y los cánticos litúrgicos. \n

Foto: Anton_Ivanov / Shutterstock.com

A cinco kilómetros de Lalibela y a casi 4.000 metros de altura en los abruptos peñascos del monte Asheton, se esconde el monasterio rupestre de Asheton Mariam.

\n

 Las pinturas que cubrían las paredes de algunas de ellas son ya prácticamente invisibles, justo al contrario que las patentes grietas. Al entrar en las iglesias los peregrinos se encuentran con muros desnudos y espacios lúgubres, iluminados si acaso con el titilar de una vela que sostiene algún sacerdote que estudia la Biblia.
 
El proceso de construcción de Lalibela aún es un misterio. ‘Vaciar’ la montaña hasta diez metros de profundidad, dejando enormes bloques en pie, y después tallarlos y cincelarlos no es tarea fácil, menos aún en el siglo XII. La leyenda asegura que los ángeles ayudaron en la faena; durante el día trabajaban codo con codo con los obreros, presumiblemente esclavos, y por la noche realizaban el doble del trabajo que se hubiera avanzado durante la jornada.
 
Quizá la aportación de los ángeles fuera también uno de los ‘detalles’ que el sacerdote se guardó para sí cuando habló de esta Jerusalén africana, por miedo a ser considerado un embustero.\n

Foto / Shutterstock

Los templos están erigidos sin argamasa, al igual que otros monumentos antiguos cuya construcción es un misterio.

\n

La Cruz de Lalibela

Hecha de 7 kilos de oro macizo, es la reliquia más preciada de Etiopía y se conserva en Biete Medhani Alem. En 1997 fue robada y la población “se golpeaba el pecho y se arrancaba el pelo” por el dolor de la pérdida. Años después apareció en el equipaje de un marchante de arte. \n

Foto: http://himalayajourney.com/

Barkhor es el principal barrio de Lhasa. Está compuesto por pequeñas calles llenas de puestos callejeros y la plaza de Jokhang, donde se encuentra el templo.

\n

El Castillo de San Pedro fue reconstruido con las piedras del mausoleo de Halicarnaso.

\n

\n

\n

\n

En familia

Magazine

En familia

La senda más larga del mundo

Los 24.000 kilómetros del sendero The Great Trail atraviesan Canadá de punta a punta y convierten al país en un parque multiaventura. \n

P

aisajes urbanos, montañosos, marítimos o desérticos; recorridos en bicicleta, caminando, esquiando, en moto de nieve o a remo. En The Great Trail la variedad está servida. Esta senda recreativa es la más larga del mundo y se inaugurará este año para celebrar el 150 aniversario de la creación de la Confederación de Canadá.

Hace 25 años que el gobierno, las administraciones locales y los canadienses de a pie se pusieron manos a la obra para lograr su objetivo: disfrutar del sendero más largo del planeta. En unos meses se inaugurará este proyecto por y para la comunidad, un “regalo de los canadienses para los canadienses”, como reza su web. De ahí que el 80% de los habitantes del país viva a menos de 30 minutos de algún punto del recorrido. “Se trata de crear un legado duradero para Canadá”, afirma Leslie Gaudette, que lleva contribuyendo con donaciones más de una decada.
 \n

En 2015 la cineasta Dianne Whelan se embarcó en una aventura profesional y personal. Con la idea de producir un documental y escribir un libro sobre la experiencia, empezó a recorrer The Great Trail, con horarios y etapas establecidas. Pero pronto cambió su mentalidad, dejó de lado “esa carga” y se centró “en el momento”. Un año después sigue caminando y aún no ha completado su objetivo inicial, porque ha aprendido que “The Great Trail no hay que conquistarlo sino explorarlo”.\n

Una ‘app’ para conquistar el camino

The Great Trail dispone de una aplicación móvil realmente útil para los viajeros. Ofrece mapas, puntos de acceso a las rutas, la posibilidad de medir distancias y desniveles, información actualizada sobre el estado de las pistas, etc.  También permite subir fotos y llevar un seguimiento de la actividad y el recorrido realizados.\n

El recorrido conecta los tres océanos que bañan el país, Atlántico, Pacífico y Ártico.

El camino se ha conformado uniendo casi 500 sendas ya existentes: desde carriles bici hasta rutas de senderismo. Se han construido nuevos tramos para unir unos con otros, y se han recuperado viejas vías de tren en desuso y carreteras secundarias. Una vez completada la senda, la provincia de Ontario contará con el tramo más largo.
 
Si “cualquier paisaje es un estado del espíritu”, como decía el escritor Henri-Frédéric Amiel, The Great Trail los tiene todos. Conectando 15.000 comunidades, atraviesa el país de este a oeste y se adentra en el norte, en la zona del Yukón. Cruza las principales ciudades, como Vancouver, Edmonton, Calgary, Toronto y Otawa; rodea Parques Nacionales, como los de Banff y Wood Buffalo y cruza superficies acuáticas como el Lago Superior o el estrecho de Georgia. De hecho, el 26% del camino es líquido, y por eso el remo y las motos de agua son dos de las seis actividades destacadas del recorrido.
 
Aparte de las acuáticas, las otras cuatro modalidades establecidas para recorrer The Great Trail son bicicleta, senderismo, equitación y esquí de fondo. Dada su longitud, no está pensado inicialmente para recorrerse de una vez, sobre todo si se acude con niños. \n

Las donaciones particulares de los canadienses han sido un impulso fundamental para llegar a tiempo para el 150 aniversario.

\n

El itinerario más ‘foodie’

Los amantes de la buena comida encontrarán en el Valle Cowichan, al norte de Victoria, una ruta de placeres sensoriales. Recorriendo The Great Trail en esta zona podrán caminar o pedalear entre granjas y viñedos, parando para participar en un curso de fabricación de quesos o en una cata de vino. \n

La mayoría de los tramos disponen de equipamiento, como baños, agua, campings cercanos y casetas de información.

Lo ideal es ir completando secciones en función del tiempo, las necesidades y las preferencias de los viajeros.
 
Existen itinerarios preestablecidos, como el de la Ruta Verde de Quebec, tan cómodo y colorido que resulta ideal para recorrer en bicicleta con los más pequeños. Para familias de senderistas, la Ruta del Legado de Banff es un camino sencillo y cuajado de lugares donde poder parar a disfrutar de un picnic. Si lo que se quiere es aprender a remar, el Marina Trail, cerca de Vancouver, es una excelente opción en verano.
 
The Great Trail también apuesta por la conservación medioambiental y promueve un estilo de vida activo, apto para cualquier tipo de viajero. “No importa tu edad, tus creencias o tus pasiones, porque hay un camino que nos conecta a todos”.\n

La carnicería que no vende carne

The Vegetarian Butcher en Ámsterdam es un sueño hecho realidad para muchos vegetarianos. Desde hamburguesas a tiras de bacon ahumado o atún. Aquí podrás encontrar cualquier sustitutivo de la carne que imagines con un sabor increíble.\n

El camino arranca en el Museo del Ferrocarril de la Costa en San Juan de Terranova.

\n

Foto: Sokcho Korea501room_Shutterstock.com

El Instituto Forestal de Corea del Sur respalda los beneficios para la salud de los baños de bosque.

\n

48 horas

magazine

48 horas

Seúl, el laboratorio de la moda

En Seúl puedes hacer lo típico, visitar sus museos e ir a un jjimjilbang. O puedes mimetizarte y dejarte arrastrar por el ‘hallyu’, la ola coreana. \n

A

 China no le ha quedado más remedio que doblegarse. La moda la dicta su vecina del este. Incluso tiene una palabra que pone nombre a la creciente influencia de la cultura surcoreana a nivel mundial: ‘hallyu’. Corea del Sur se ha convertido en la ‘trendsetter’ asiática, referencia de la modernidad y la belleza. Flequillos imposibles, cutis perfectos y complementos llamativos, tanto ellos como ellas. Es la fascinación por la estética del país con mayor número de operaciones de cirugía plástica per cápita del mundo y donde la industria cosmética genera miles de millones de dólares.

Esta obsesión se traslada también a la ciudad. Dongdaemun Design Plaza (DDP) es uno de los ejemplos más claros de su apuesta por estar a la última. El edificio, diseñado por Zaha Hadid y el estudio coreano Samoo,  fue inaugurado en 2014 como un complejo multicultural. El arte, la moda y las últimas tendencias se dan cita en este espacio futurista. Está situado en Dongdaemun, el área comercial más grande de Corea, con más de 25 centros comerciales y 30.000 tiendas. En él se celebra la Semana de la Moda de Seúl dos veces al año, en marzo y en octubre. El resto del tiempo, la pasarela se traslada a la calle. 
 \n

Corea del Sur se ha convertido en la ‘trendsetter’ asiática, referencia de la modernidad y la bellez

La mayoría de ellos pertenecen a Kananaskis Country, un conjunto de parques rodeados por las Montañas Rocosas en Calgary (Canadá). Un área extensa y salvaje, perfecta para imitar a las tierras vírgenes en las que se aventuran los ‘tramperos’ de la película en busca de pieles. Iñárritu buscaba el máximo nivel de realismo. No quería utilizar cromas ni efectos especiales y solo filmaba con luz natural. Esto provocó un retraso en los planes de rodaje porque había días en los que solo podían trabajar dos o tres horas. La naturaleza no entiende de fechas de producción y el paisaje nevado se esfumó obligando al equipo a buscar una alternativa. La encontraron 13.000 kilómetros al sur, en Ushuaia, el lugar más austral del mundo.  \n

Foto: KOREA.NET via VisualHunt / CC BY-SA

A los integrantes de BIGBANG se les considera los reyes del K-Pop.

\n

Foto: Alex Finch

La Semana de la Moda de Seúl se celebra en Dongdaemun Design Plaza.

\n

Las madres del K-pop

El ‘tour’ más curioso permite conocer los cafés y restaurantes regentados por los familiares de las estrellas. El restaurante italiano Viva Polo, por ejemplo, pertenece a la madre de Chan Yeol, miembro de la ‘boy-band’ EXO y el local entero está decorado con pósters del grupo. \n

Basta con pasearse por  las calles de Sinsa-dong para comprender por qué los coreanos son los reyes del ‘street-style’. La más llamativa es Garosu-gil, una pequeña avenida de menos de un kilómetro flanqueada por árboles ginkgo. En ella abundan los cafés, las boutiques y las galerías de arte. Y los ‘fashionistas’ en busca de su último objeto de deseo, ya sea una foto para Instagram en el café de moda o un bolso ‘vintage’. Para lo primero hay que acudir al Banana Tree, donde los postres se sirven en fotogénicas macetas. Para lo segundo, el Simone Handbag Museum, un original edificio en forma de bolso que recorre la historia de este complemento desde el año 1500.
 
El barrio de Sinsa-dong pertenece al distrito de Gangnam, el epicentro del lujo coreano, conocido internacionalmente gracias a la pegadiza canción de PSY. Su ‘Oppa Gangnam Style’ continúa siendo el vídeo más visto de la historia de Youtube, con más de 2.663 millones de visualizaciones, lo que le ha convertido en uno de los máximos representantes del ‘hallyu’ a nivel mundial. La ‘ola coreana’ se apoya principalmente en el K-pop (música pop coreana) y los K-dramas (telenovelas). Los artistas se entrenan casi como si fueran deportistas de élite antes de lanzarse al estrellato, a veces desde los nueve años. Las empresas de entretenimiento invierten millones en fabricar ídolos de masas. Se les exige saber cantar, actuar, bailar y hasta hablar varios idiomas con el objetivo de triunfar en otros mercados como el chino o el japonés. 
 \n

Foto: Alex Finch

\n

Foto: Panom / Shutterstock.com

Como los protagonistas de la K-drama ‘My love from the star’, las parejas acuden a la N Seoul Tower a sellar su amor con un candado.

\n

El actor trotamundos

Desde la oficina de ‘Visit Seoul’ proponen varios recorridos ‘hallyu’ que incluyen desde las localizaciones donde se filman las series más exitosas hasta los salones de belleza a los que acuden las ‘celebrities’.También hay espacio para lugares turísticos más clásicos, como la N Seoul Tower, donde los protagonistas de ‘My love from the star’ tienen una cita. La exitosa serie se basa en la historia de amor entre un extraterrestre y una celebridad ‘hallyu’, cuyo primer beso tiene lugar en el Ferry Crucero del Río Hangang.
 
Para entender realmente el fenómeno K-pop, hay que vivirlo, y en K-live proponen hacerlo en 4D. Una experiencia única que incluye fotografiarse con imágenes a tamaño real de los ídolos surcoreanos y disfrutar de su música en un concierto… de hologramas. Lo dicho, siempre a la última.
 \n

Samcheong-dong se está convirtiendo en el refugio de los artistas y la gente joven. Su vena creativa se deja ver en galerías, como Kukje Gallery y en los escaparates de los cafés que inundan sus calles. Allí se encuentra Bukchon Hanok Village, donde están las casas tradicionales coreanas. Algunas de ellas acogen ahora salones de té y ‘boutiques’. \n

El próximo barrio de moda

Corea del Sur se ha convertido en la ‘trendsetter’ asiática, referencia de la modernidad y la belleza.

FOTO: BOTOND HORVATH/SHUTTERSTOCK.COM

El Centro Belga del Cómic, un museo para ‘niños’ de todas las edades.

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Chaplin's World™ © Bubbles Incorporated

\n

Foto: Alex Fradkin

\n

Basta con pasearse por  las calles de Sinsa-dong para comprender por qué los coreanos son los reyes del ‘street-style’. La más llamativa es Garosu-gil, una pequeña avenida de menos de un kilómetro flanqueada por árboles ginkgo. En ella abundan los cafés, las boutiques y las galerías de arte. Y los ‘fashionistas’ en busca de su último objeto de deseo, ya sea una foto para Instagram en el café de moda o un bolso ‘vintage’. Para lo primero hay que acudir al Banana Tree, donde los postres se sirven en fotogénicas macetas. Para lo segundo, el Simone Handbag Museum, un original edificio en forma de bolso que recorre la historia de este complemento desde el año 1500. \n

Aventura

Magazine

Aventura

Donde nace el frío

Al este de Siberia los termómetros suelen rondar los 50 grados bajo cero. Una estepa blanca en la que sobreviven pueblos como Oymyakon, el más frío del mundo.
\n

C

uenta la leyenda que en las manos de Chyskhan, el hombre del frío, nace el invierno. De sus manos pasa a las de Papá Noel, encargado de repartirlo por el resto de Europa. Ambos comparten barba blanca, pero Chyskhan va mucho más abrigado. ‘Vive’ en la región habitada más fría del planeta, en la República de Saja (Siberia). Aunque varios pueblos pugnan por este honor, los -71,20C que Oymyakon registró en 1924 lo hacen merecedor del primer lugar del termómetro mundial (o el último, según se mire). Se encuentra situado a 750 metros sobre el nivel del mar, en un valle. Esto provoca que el aire que llega de las montañas ‘acampe’ allí y no haga más que enfriarse. \n

Entre dos y cinco millones de años se calcula su origen, pero si nos basamos en su descubrimiento es apenas un bebé. Howard y Deb Limbert, una pareja de espeleólogos británicos, organizan una expedición a Vietnam en 1990. Trece viajes se suceden desde entonces culminando en 2009, cuando se realiza la primera expedición a Son Doong. No la hubieran sacado de su letargo de no ser por Ho Khanh, un granjero local que cazó durante años en la zona y se escondió por casualidad en las cueva para protegerse de la lluvia. Aún así, Son Doong es esquiva, hacen falta tres expediciones con ayuda de Ho Khanh para encontrarla. Los bosques y la densa vegetación la convierten en una fortaleza casi inexpugnable.\n

Los peces se congelan al instante de ser pescados.

\n

En Oymyakon la temperatura media se sitúa entre 42 y 50 grados negativos en invierno. Un invierno que dura nueve largos meses. Los más duros son diciembre y enero, cuando la luz solo hace acto de presencia tres horas al día. Es entonces cuando las clases se cancelan y los niños se quedan en casa. Pero solo cuando los termómetros –que son de alcohol porque los de mercurio se congelan– bajan de los -520. Vladímir Putin fue advertido antes de visitar la región. Los coches deben llevar doble acristalamiento. Ignorar esta recomendación supuso que no pudiera recorrer más que unos metros desde el aeropuerto. \n

\n

Pequeños, peludos y sabios

Los caballos de Yakutia (o yakutos) sobreviven a la intemperie gracias a su pelo, grueso y abundante. No miden más de un metro y medio, pero han desarrollado una gran capacidad para localizar vegetación bajo la nieve y poder así alimentarse. \n

Las hermanas pequeñas de Son Doong

El Parque Nacional Phong Nha-Kẻ Bàng, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, alberga en sus 85.000 hectáreas otras cuevas que merecen una visita como Phong Nha y Thien Duong. Estas cuentan con pasarelas de madera acondicionadas para el turista.\n

© Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

‘Cuidado con el dinosaurio’ o ‘la Mano del Perro’ son los nombres de algunas áreas de la cueva.

\n

La galería mide unos 90 metros de ancho y está a casi 240 metros de altura. Incluso se aprecian las nubes en el techo.

Un paisaje que parece de otro mundo pero que tiene una explicación terrenal. La erosión del agua del río sobre la piedra caliza provocó que el techo se derrumbara creando gigantescos tragaluces y dando lugar a una frondosa vegetación con su propio microclima. Uno de sus fenómenos más curiosos son las llamadas ‘perlas de las cavernas’, formadas por las capas de calcita que el agua ha dejado en la arena. Están presentes en otras cuevas, pero su tamaño suele ser el de una canica. En Son Doong llegan a convertirse en esferas casi perfectas del tamaño de pelotas de tenis.

Con el fin de preservar la integridad de la cueva, el gobierno vietnamita restringe el acceso y solo permite la visita de unas 200 personas al año. Oxalis Adventure Tours ofrece a los turistas aventureros la posibilidad de embarcarse en una expedición. 3000 dólares es lo que cuesta plantar el pie en territorio virgen y convertirse en un punto diminuto de la cueva más grande del mundo.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

Además de su propia jungla, Son Doong cuenta también con un río.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

En Son Doong hay espacio suficiente como para albergar una manzana de edificios de 40 pisos.

\n

Oymyakon es la región habitada más fría del planeta

El récord lo tiene el irlandés Thomas Maguire, quien completó la carrera en 3 horas, 36 minutos y 10 segundos.

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

\n

\n

\n

\n

El fotógrafo neozelandés Amos Chapple, que captó el frío extremo con su cámara describe sus sensaciones con sorpresa: “Ocasionalmente, mi saliva se congelaba, convirtiéndose en agujas que pinchaban mis labios”. Chapple tuvo verdaderos problemas para que su cámara funcionara correctamente con tales temperaturas. El respiro llega para los habitantes de Oymyakon en julio y agosto, con días calurosos que rondan los 200C, y con algún pico de hasta 30.
 
A unos 7.000 kilómetros de Moscú y a dos días en coche de la ciudad más cercana (Yakutsk), alcanzar Oymyakon es una hazaña. No como la de Amundsen para llegar al Polo Sur, pero casi. Aunque cuenta con una pequeña pista de aterrizaje (solo abierta en verano), los pocos intrépidos que la visitan tienen que recorrer el último tramo del viaje por la autopista Kolyma. Construida por el gobierno estalinista, se la conoce como la “carretera de los huesos” por todos los hombres, prisioneros procedentes de los gulags, que perecieron durante su construcción. De hecho, los esqueletos fueron utilizados como material para pavimentar la vía.
 
Conviene ir cargado de provisiones, con gasolina de sobra y alguna noción de mecánica. Y no apagar el motor al parar, ya que la gasolina se congela por debajo de los -450C. 
 \n

Foto: © Amos Chapple

Los habitantes de esta región derriten enormes bloques de hielo para obtener agua para su consumo.

\n

Los caballos de Yakutia son objeto de estudio por su rápida adaptación al frío.

\n

Uno de los elegidos

El fotógrafo Ryan Deboodt, especializado en reportajes de aventura y viajes, sobre todo en la zona de Vietnam, ha captado algunas de las mejores y más espectaculares imágenes de Son Doong con ayuda de un dron. \n

Biografía

Walter Astrada es un fotógrafo argentino, ganador de 3 premios World Press Photo. Lleva toda la vida viajando por trabajo. Ha cubierto noticias, incluyendo países en conflicto, y realizado reportajes sobre derechos humanos por todo el mundo: Guatemala, Bielorrusia, República Democrática del Congo… Ahora viaja por placer. Y para aprender.  \n

El pueblo no cuenta con ningún hotel, pero sus habitantes (que no llegan al millar) son acogedores y algunos dan cobijo a los visitantes. Cazan y pescan su propia comida, y muchos trabajan en la cría de caballos. También se dedican a la agricultura, aunque ésta se limite a unas semanas al año. Lo mismo que sucede con las vacas, que únicamente dan leche en verano. La leche obtenida se congela para el resto del año.
 
Durante los meses de frío, las chimeneas están permanentemente encendidas. Y no gozan de muchas comodidades: no tienen agua corriente porque las tuberías estallarían por congelación y los baños se encuentran en el exterior, resguardados en casetas de madera. Consecuencias de vivir en el lugar donde nace el frío. No obstante, los habitantes de Oymyakon presumen de ello con un cartel conmemorativo a la entrada del pueblo. Cada aventurero que logra llegar hasta allí es apuntado en un documento que certifica que ha visitado el pueblo más frío del mundo. Adaptarse o morir, ya lo decía Darwin.
 
 \n

El lugar mas solitario sobre el hielo

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

“Nada es comparable a la experiencia surrealista de la Maratón del Polo Norte. Es una aventura que no tiene precio", asegura Steven Seaton, corredor y editor de la revista Runner's World Magazine. Tras llegar a la meta lo de menos es quien gana. El premio compartido por todos los corredores pasa por trasladarse en helicóptero al punto exacto más al norte del planeta, donde la brújula marca los codiciados 90º latitud norte. Allí se hacen una foto como prueba de su osadía, la que nunca pudieron tener Peary o Cook, y que confirma su conquista del Polo Norte.\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

 © Oxalis Adventure / Ryan Deboodt

\n

Foto: © Amos Chapple

\n

A la orilla del río

Junto a Oymyakon pasa el río Indigirka, cuyas aguas termales hacen que no se congele por completo. De hecho, Oymyakon significa “agua que no se congela”. Allí acuden los locales a pescar y a coger hielo. Como no tienen agua corriente, calientan grandes bloques para beber, cocinar y asearse.  \n

Dices que Internet y los aviones han “encogido” el planeta. ¿Por qué?

Puedes hacer la vuelta al mundo sin moverte, lo tienes todo en tu ordenador. Yo tardé cinco meses y medio de Barcelona a Vladivostok, en Rusia. En avión son unas diez horas. Para mí es como un tubo que te teletransporta. Te desplazas, pero no tienes la sensación de estar viajando. En diez horas de diferencia puede haber un cambio de 40 grados. Viajando por tierra, el cambio es mucho más paulatino. Por ejemplo, en este viaje, nunca he tenido jet lag, y he cambiado varias veces de huso horario.

Gracias a que este mundo es más pequeño y a Internet, muchos podemos seguirte y ‘acompañarte’ a través de tu web.

Los viajes hay que compartirlos. La web es como un diario visual. Antes contaba historias a través de imágenes, ahora también escribo. A veces es difícil contar algunas cosas con una foto. Por ejemplo, el olor de la India. Por eso escribí un post. Además, vendo las fotos que voy haciendo. Es una especie de ‘crowdfunding’. Si a la gente le gusta lo que estoy haciendo, pueden colaborar para que continúe mi viaje  \n

\n

Biografía

Walter Astrada es un fotógrafo argentino, ganador de 3 premios World Press Photo. Lleva toda la vida viajando por trabajo. Ha cubierto noticias, incluyendo países en conflicto, y realizado reportajes sobre derechos humanos por todo el mundo: Guatemala, Bielorrusia, República Democrática del Congo… Ahora viaja por placer. Y para aprender.

 \n

Foto: Walter Astrada

Un grupo de peregrinos llegan al templo de Lalita Ghat, construido en el siglo XIX por el Rey de Nepal.

\n

Foto: Walter Astrada

En el puerto de Kadıköy, en Estambul, además de pescado, los vendedores ambulantes ofrecen maíz y castañas a los viandantes.

\n

Foto: Walter Astrada

Turquía fue una de las paradas favoritas de su viaje. Pasó casi un mes recorriendo el país.

\n

Foto: Walter Astrada

La Georgian Military Road recorre los aproximadamente 200 kilómetros que separan la capital de Georgia de Vladikavkaz, en Rusia.

\n

Foto: Walter Astrada

Durante el mes de noviembre se celebra la feria de camellos de Pushkar. Es la feria de ganado más grande de Asia.

\n

Foto: Walter Astrada

“No tenia nada de experiencia haciendo off road, así que he ido aprendiendo a medida que avanzo. Ahora ya voy tomando los diferentes tipos de caminos con mucha mas confianza.”

\n

Top 6A

MAGAZINE

TOP 6A

Templos del #foodporn

Los helados derritiéndose lentamente y las hamburguesas de cuatro pisos se han convertido en los reyes de Instagram. Porque la comida puede ser muy sexi.

Black Tap Craft Burgers & Beer (Nueva York, Estados Unidos)

Nueva York es la reina del #foodporn y la corona la sostiene esta cadena con un local en el Soho y otro en Meatpacking. Aunque sus hamburguesas son firmes candidatas a top-models de Instagram, la estrella son sus batidos XXL. ‘Cookies’, algodón de azúcar, piruletas y más de un paquete de ‘M&M’s se asoman por el vaso.

Wingmans (Londres, Reino Unido)

Con solo un año de vida, sus alitas extra-jugosas fueron elegidas “las mejores de Reino Unido” en el Wing Fest. Este restaurante pop-up también ha colaborado con Gordon Ramsay y promete seguir cosechando éxitos con sus salsas caseras y sus ‘sides’ al más puro estilo americano.

Sweet Mandy B’s (Chicago, Estados Unidos)

Sus postres ‘old fashioned’ incluyen tartas, galletas caseras y ‘cupcakes’. Y delicias temporales como este ‘Matzo Nutella S’mores’ que reinventa el tradicional dulce americano, con chocolate, crackers y nubes de chuchería en versión extragrande. Hacen pasteles por encargo para ocasiones especiales.

Ninja Bowl (Duxton Hill, Singapur)

Dentro del #foodporn, la comida ‘healthy’ ocupa un puesto de honor. El aguacate y el salmón suelen llevarse todos los ‘likes’, aunque siempre hay hueco para nuevas tendencias, como los boles de poké, una especie de ensalada hawaiana con pescado fresco, verduras y arroz que quiere convertirse en el ‘fast food’ de moda.

Duck & Waffles (Londres, Reino Unido)

Desayuno, ‘brunch’ y postres a cualquier hora del día. Dulces o salados, o mejor, ambos. Desde pulpo hasta fondant de chocolate, pero lo mejor son sus gofres, servidos con una presentación impecable. Otro extra: las vistas. Está en el piso 40 de la Heron Tower, una de las torres más altas de Londres.

The Ainsworth (Nueva York, Estados Unidos)

500 dólares es el premio por terminarse tres hamburguesas de ‘mac and cheese’, una ración de patatas fritas y un pepinillo. La creación más fotogénica de The Ainsworth protagoniza este reto, aunque su menú está plagado de joyas, como el ‘Holy Sundae’, con una crepe, varias bolas de helado y un cucurucho coronado por dos donuts.

Los reyes absolutos

Especialistas en alitas

Sobredosis de azúcar

Gastro-lujuria asiática

Gula elegante

El desafío

Travelbeats

Magazine

Travelbeats

Travelfancy

\n

Foto: J.B. Spector/Museum of Science and Industry, Chicago

\n

Los monumentos de LEGO

Más de una decena de estructuras gigantes construidas en LEGO podrán verse en el Museo de Ciencia e Industria de Chicago hasta el próximo 3 de marzo. Entre ellas destacan el Coliseo Romano, la Estación Espacial Internacional o el Golden Gate, con más de 18 metros de largo. Además de admirar estas obras el área de construcción está abierta para que los visitantes saquen su lado más creativo y puedan probar sus creaciones sobre una superficie que simula terremotos y un túnel de viento.\n

\n

Brujas estrena cañerías… de cerveza

“Creían que era una broma, nadie pensó que sería posible”, asegura Xavier Vanneste, CEO de la emblemática cervecera De Halve Maan de Brujas. Con el apoyo del Ayuntamiento y un exitoso ‘crowfunding’, ha construido una cañería de cerveza de 3.276 metros que traslada el elixir dorado de su fábrica hasta la planta embotelladora, a las afueras. Así soluciona un problema logístico que ya ha desalojado de la zona a gran parte de su competencia. 500 camiones al año machacaban las calles del centro para trasladar su ‘rubia’,  que ahora fluye por el subsuelo a un ritmo de 4.000 litros cada hora. ¿La recompensa por colaborar? Cerveza de por vida. Para los que aman la cerveza, pero no tanto, la fábrica organiza visitas guiadas con degustación incluida.\n

\n

La catedral del vino

Las paredes de la bodega Solar de Samaniego (Laguardia, Álava, España) casi hablan. Las columnas de los antiguos depósitos de hormigón, de más de diez metros de altura, han cobrado vida gracias al muralista Guido Van Helten. Sobre ellas, el artista australiano ha retratado a siete personajes de la zona y ha plasmado los procesos de creación de la literatura y del vino.
 
El de Rafael Bauza, un empleado de la bodega desde hace 40 años, es el primer rostro con el que se topa el visitante. Aprovechando las irregularidades del hormigón y su textura para definir los rasgos, Van Helten ha conseguido dotar de vida  a un lugar hasta ahora abandonado. \n

\n

El restaurante que cambia con las estaciones

Cuando el otoño deja paso al invierno en la calles también lo hace en el restaurante Park Avenue Winter de Nueva York. En pleno Manhattan, este local se transforma para adaptarse a las sensaciones y estados de ánimo propios de las cuatro estaciones. Las hojas y los colores anaranjados del melancólico otoño dejan paso a una decoración invernal sobria y elegante en la que destacan la naturaleza desnuda y los puntos de luz característicos de la época fría.
 
En el menú destacan platos calientes como los raviolis de calabaza con avellanas, arándonos y pecorino o el salmón de Nueva Zelenda con miso ahumado y nueces pecanas. \n

\n

Obras pintadas con bits

En la era digital todo es efímero, el arte más. Como el recién estrenado bosque digital del Museo Nacional de Singapur. Un ordenador lo crea en tiempo real, y va cambiando según el momento del día, las estaciones y las interacciones con el público. Nada de lo que ocurra puede ser reproducido de nuevo. Tan fugaz como un tuit o una foto de Snapchat. Es un trabajo de teamLab, un colectivo multidisciplinar japonés experto en moldear sueños en forma de arte digital. Profesionales ‘ultra-tecnológicos’, desde programadores hasta arquitectos, con una imaginación desbordante.
 
La instalación ‘Story of a Forest’ es una de las estrellas del renovado Glass Rotunda, y está inspirada en la fauna y la flora de Singapur. \n

Foto: Mark Pickthall

\n

La alfombra de luces del desierto

“Como la semilla dormida en el desierto, florecería en el crepúsculo al suave ritmo de la luz bajo un flameante cielo estrellado”. Es la idea que Bruce Munro ha desarrollado durante una década y que culmina con la instalación ‘Field of Light’ en el lugar que inspiró al artista, el monolito Uluru (Ayers Rock), en el desierto de Australia. 50.000 esferas lumínicas para recrear un sentimiento íntimo y efímero que podrán visitarse de hasta el 31 de marzo de 2017.\n

Markthal Rotterdam

\n

Comida de diseño

El Markthal Rotterdam, el mercado gastronómico cubierto más grande de Holanda, es el sueño de cualquier ‘foodie’, pero también de un arquitecto. Los puestos de comida se distribuyen bajo el arco de un edificio de viviendas multicolor. Integra como ningún otro espacio diferentes funciones y supone un auténtico espectáculo por su forma, altura y colorido interior. \n

Foto: Courtesy Messner Mountain Museum

\n

Un museo a 2.275 metros

En julio se inauguró la última pieza del Messner Mountain Museum, un proyecto del alpinista Reinhold Messner. Fue el primero en conquistar sin oxígeno los picos más importantes del mundo y este museo, dividido en seis espacios, es su 15º. MMM Corones se incrusta en el paisaje del Tirol del Sur para contar la historia del montañismo… desde la montaña.\n

Bazar

Magazine

Bazar

Roxy x Courrèges

Las dos marcas se han unido en una colección de prendas pensadas para la nieve compuesta por chaqueta, sudadera, pantalones, máscara y gorro. La chaqueta con capucha es impermeable y compatible con el uso de casco.\n

Maleta Calpack Astyll

Aunque su aspecto exterior simula mármol, estas maletas son ligeras y duraderas. Sus ocho ruedas pueden girarse 360 grados para conseguir la máxima movilidad sin esfuerzo.\n

Auriculares Bose QuietControl 30

La nueva gama de auriculares Bose que aíslan del ruido de las conversaciones o de los transportes para que solo escuches tu música o contestes al teléfono es ahora inalámbrica con conexión Bluetooth. La batería dura hasta diez horas.\n

Cord Taco

Auriculares y cargadores de móvil tienden a liarse si se guardan sueltos en bolsos, bolsillos o maletas. Esta sencilla pieza de cuero con forma de taco en diversos modelos y colores los mantiene organizados y localizados. \n





0 %